Mi?rcoles, 29 de marzo de 2006
ZENIT publica el comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano en el cual -junto con los obispos de Estados Unidos-exige una reforma migratoria incluyente y justa para los 11 millones de trabajadores indocumentados que hay en Estados Unidos y para los 4 millones de mexicanos que est?n en espera de ella.

COMUNICADO


Estamos viviendo un momento clave para miles de mexicanos que se encuentran indocumentados en Estados Unidos, ya que el reconocimiento de sus derechos y su dignidad depende en buena parte de las medidas que el Senado de Estados Unidos apruebe en estos d?as.

Intentar detener la migraci?n con distintos tipos de ?barreras? es imposible, es necesario dialogar y buscar soluciones de fondo; tomando conciencia de la contribuci?n espec?fica que la migraci?n puede ofrecer a la paz mundial.

Los Estados Unidos han reconocido en la pr?ctica que requieren de la mano de obra mexicana para el mantenimiento de una econom?a sana. Por tanto, deben hacer un esfuerzo especial por instrumentar v?as legales para que los trabajadores mexicanos encuentren en ese pa?s empleos que les proporcionen una vida digna a trav?s de un salario digno, junto con las prestaciones y protecciones laborales justas.

Junto con los obispos de Estados Unidos, exigimos una reforma incluyente, justa y razonable donde siempre se reconozca que se trata de leyes que afectan a seres humanos.

Es causa de alegr?a el constatar que tantas organizaciones religiosas y civiles, han contribuido en gran manera a que el pueblo estadounidense tome conciencia de esta realidad. Una lecci?n positiva ha sido que grupos pol?ticos, sindicatos, acad?micos y profesionistas de todas las ideolog?as, se est?n uniendo para buscar soluciones de fondo a ?ste fen?meno. Queremos que la Iglesia cat?lica siga siendo una fuente de esperanza real para un respetuoso y serio di?logo.

Regular los flujos migratorios entre pa?ses es un proceso. No podemos perder de vista nuestra responsabilidad por sacar adelante las reformas estructurales para que los mexicanos encuentren en nuestro pa?s las condiciones b?sicas para vivir dignamente en cualquier profesi?n que elijan.

Dentro del proceso electoral que vivimos, nuestros candidatos deben presentar planes concretos a corto, mediano y largo plazo para paliar esta situaci?n y no limitarse al se?alamiento del problema.

Como Pastores, requerimos la cooperaci?n de todos para buscar en conjunto formas de solucionarla, contribuyendo con nuestra participaci?n y nuestro esfuerzo, para que se reconozcan los derechos y se haga justicia a nuestros hermanos que buscan con todo derecho desarrollar su vida.

Por los obispos de M?xico,

+ Jos? Guadalupe Mart?n R?bago
Obispo de Le?n
Presidente de la CEM

+ Carlos Aguiar Retes
Obispo de Texcoco
Secretario General de la CEM
Publicado por verdenaranja @ 23:19
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios