Mi?rcoles, 14 de junio de 2006
13 de Junio

LAS
BIENAVENTURANZAS
SIGUEN VIVAS

DE LA ALEGR?A



Bienaventurados los que saben re?rse de s? mismos, porque nunca les faltar? materia para divertirse.

Bienaventurados los que saben distinguir una monta?a de una piedra, porque se ahorrar?n muchas preocupaciones.

Bienaventurados los que saben callarse y escuchar, porque aprender?n muchas cosas nuevas.

Bienaventurados los que son bastante inteligentes para no tomarse demasiado en serio a s? mismos y no creerse el centro del mundo, porque ser?n apreciados por los dem?s.

Bienaventurados los que saben callarse y sonre?r a?n cuando les cortan la palabra, les contradicen y les pisan el pie, porque el evangelio comienza a entrar en ellos.

Bienaventurados los que saben admirar una sonrisa y olvidar una mala cara, porque su camino estar? lleno de sol.

Bienaventurados los que son capaces de interpretar siempre con benevolencia las actitudes de los dem?s, aun cuando las apariencias sean contrarias. Pasar?n por ingenuos, pero ese es el precio de la verdadera caridad.

Bienaventurados los que saben mirar con seriedad las cosas peque?as y con tranquilidad las grandes, porque har?n largo camino en la vida.

Bienaventurados los que mantiene puro su coraz?n aun en medio de las tentaciones de este mundo, porque ser?n en verdad hijos de Dios.

Bienaventurados los que piensan antes de obrar y rezan antes de pensar, porque as? evitar?n bastantes tonter?as.

Bienaventurados los que no s?lo quieren conseguir la paz entre las naciones, sino tambi?n a su alrededor, en su trato con los m?s cercanos, porque as? mejorar?n el mundo.

Bienaventurados los que saben reconocer al Se?or Jes?s en todas las personas que encuentran, porque recibir?n el premio que ?l nos prometi?.
Publicado por verdenaranja @ 0:13  | Oraciones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios