sábado, 21 de abril de 2007
En los materiales enviados a la parroquia por la Delegación Diocesana de Vocaciones, se propone un lema diocesano para la celebración de la Jornada.

Jornada mundial de Oración por las Vocaciones 2007
Diócesis de Tenerife


--------------------------------------------------------------
Lema diocesano de la Jornada Mundial de
Oración por las Vocaciones
--------------------------------------------------------------


Alégrate llena de gracia, el Señor está contigo (Lc 1,28)

Alégrate

Es la alegría de sentirse llamado, de saber que Dios cuenta con nosotros. Juan Pablo II nos decía que "sentirse llamado, es sentirse amado". Toda vocación debe vivirse con gozo, con esperanza, con entrega, y con abandono en las manos de Dios. El mundo necesita el testimonio de la alegría de los ya llamados, que será sin duda, semilla de nuevas vocaciones. La alegría de darse a los demás.

Llena de gracia

Sin la gracia de Dios no se puede experimentar ni responder a la llamada y sólo donde está la gracia de Dios, está la alegría verdadera. Dios llena la vida y la plenifica como nadie. Lleno del amor de Dios, de su amistad, de su predilección...

El Señor está contigo

Cuando Dios llama, capacita, acompaña y da la gracia, la fuerza para responder. "Yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo". No hay que temer la aventura vocacional. Decía Juan Pablo II: "No tengáis miedo, abrid las puertas a Cristo" y el Papa Benedicto XVI: "Cristo lo da todo y no quita nada".

--------------------------------------------------------------
Icono del cartel

--------------------------------------------------------------

La capilla "Redemptoris Mater" es, junto con la Sixtina y la Paulina, una de las tres grandes capillas pontificias del Vaticano. La Capilla se compone de cuatro paredes y la bóveda. La pared frontal mirando hacia el altar, representa la Jerusalén celeste y fue realizada por el artista ruso Alexander Kornooukhov. Las otras tres paredes y la bóveda fueron hechas por el padre Rupnik. La pared de la izquierda representa la Encarnación o "kénosis" de Dios (de donde hemos tomado el mosaico para el cartel de este año); la pared de la derecha es la Ascensión y Pentecostés; la pared del fondo, la Parusía; en la bóveda aparece la figura del Pantocrator.

En la pared de la "kénosis" encontramos el mosaico de nuestro cartel.

En la Anunciación vemos a María en actitud de recogimiento, con los ojos cerrados. Su figura aparece bajo el rollo del libro que el ángel desenrolla y está en una actitud de escucha, totalmente metida dentro del rollo del "anuncio", de lleno en la "voluntad de Dios". Ella no se quedó al "margen" de la propuesta de Dios, sino que decidida y valiente, entra en la "aventura de la vocación".

El arcángel Gabriel sostiene el rollo, él es el encargado de llevar a María la "Buena Noticia" de su vocación, a la vez que señala con su mano al oído de la Virgen, porque ella escuchó, acogió la llamada, dijo "SÍ". No se cerró, ni hizo oídos sordos a la llamada. Ella, la Virgen, depone en su seno las manos, del cual sale una hebra de hilo rojo hasta hacerse un ovillo, porque María tejió en su seno la carne del Verbo. Gracias a la respuesta vocacional de María, Jesús se encarnó y nos salvó. Gracias a la respuesta vocacional -también hoy acogida por los jóvenes-, es posible que Jesús se siga encarnando y salvándonos. Cada vez que un joven escucha y responde a la llamada de Dios, se actualiza el misterio de la "Encarnación".

El cartel nos parece muy sugerente para hacer una catequesis sobre la vocación.
¡Ojalá, que la contemplación de este icono, nos ayude a responder con alegría, con generosidad, al Señor que irrumpe también en nuestras vidas, como un día en la "joven de Nazaret", y resuene con toda la fuerza "Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo" (Le 1, 28).


Publicado por Desconocido @ 16:02  | Comunicados Diocesanos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios