Lunes, 30 de abril de 2007
Desde Cursillos de Cristiandad se nos env?a una breve rese?a sobre los elementos de los Cursillos de Cristiandad que nos ayudar?n a conocer y /o recordar su historia.
Fuente: libros de la Fundaci?n de Cursillos de Cristiandad que se citan.



RECORDANDO NUESTRA HISTORIA
ELEMENTOS DE LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD


?Permitidme en primer lugar recordar ?dice Mons. Meneses, Obispo de Tarrasa ? cuan importante es conocer y valorar los or?genes, la propia historia, las ra?ces. Conocer la historia de la familia que se transmite de generaci?n en generaci?n. El ?lbum familiar que se pasa de padres a hijos. Es ?ste un aspecto que se cuida sobremanera en determinadas instituciones eclesiales pero que se descuida un tanto en el MCC [...]? .
Las siguientes palabras que vais a leer son palabras de Eduardo Bonn?n, Francisco Forteza, Eduardo Su?rez del Real, Guillermo Bibiloni tomadas de libros de la Colecci?n: Cursillos de Cristiandad. Fundaci?n Cursillos de Cristiandad.
?No es f?cil ?escribe Francisco Forteza? describir c?mo se desarrollaba un ?Cursillos de Jefes de Peregrinos? en pocas l?neas Pero es importante, porque en su funcionamiento existen varias ?piezas? que despu?s ser?n incorporadas como esenciales en lo que habr? de recorrer el mundo con carta de ciudadan?a bajo el nombre de ?Cursillos de Cristiandad?? .
De esta misma opini?n es Guillermo Bibiloni (?[...] Incorporaron algunos de sus elementos a los nacientes Cursillos de Cristiandad [...] ) y Eduardo Bonn?n (tomamos de los cursillos tambi?n ?le dice a Mons. Cordes? ?[...] el tema de algunas conversaciones, porque no pod?amos inventar otras y ten?amos que adecuarnos exactamente a su ritmo, pero al mismo tiempo estudi?bamos c?mo animarlas y agilizarlas? .
Adem?s, los Cursillos de Cristiandad tomaron tambi?n el Tr?pode de los J?venes de Acci?n Cat?lica: ?Piedad, Estudio y Acci?n?.

?El Consejo Superior de J?venes de Acci?n Cat?lica ?sigue diciendo Bibiloni? organiz? en Mallorca seis de los citados Cursillos de Adelantados [...]. Daban estos Cursillos miembros del Consejo Superior, venidos expresamente de Madrid. Su duraci?n era de una semana. Empezaban con un retiro espiritual en completo silencio [...]. Asimismo eran incumbencia de un reverendo las charlas sobre la Gracia y vida cristiana. Todo lo dem?s corr?a por cuenta del rector del cursillo y de un equipo de profesores, todos seglares, lo mismo que el rector [...]. El ambiente ?exceptuando el retiro? era distendido y amigable. Se facilitaba y aun recomendaba la intercomunicaci?n de unos con otros, se promov?a el canto religioso y popular , se impulsaba el trabajo en grupos de diez, se confeccionaba un diario mural sobre lo vivido en la jornada, y todo, desde la primera a la ?ltima hora, iba sazonado con buen humor? .

Esp?ritu peregrino

?[...] Los cursillos ?afirma Jes?s Valls en el pr?logo al libro de Guillermo Bibiloni? nacen para hacer un cristianismo fuerte y su fuerza les infunde un esp?ritu peregrino [...]? . ?[...] La vida es un peregrinaje ?le dice Bonn?n a Eduardo Su?rez? y esta imagen no ha perdido validez [...] ? .
Hablar de ?esp?ritu peregrino? y de Acci?n Cat?lica es hablar de Manuel Aparici aunque no se le cite, pues fue ?l quien infundi? ese esp?ritu peregrino a sus amados j?venes. ?l, con su respuesta al llamamiento del Papa P?o XI a una ?Cristiandad ejemplar? y ?su vocaci?n hispana? ?vocaci?n comunitaria de los pueblos hisp?nicos al apostolado, para la salvaci?n del mundo? puso en pie de marcha peregrinante a esa Juventud y supo despertar en varias generaciones de j?venes un alto ideal de santidad y apostolado: el Ideal Peregrinante, como estilo de vida. Y les ense?? a entender y a vivir la vida como una Peregrinaci?n. Porque, para ?l, ?peregrinar es caminar por Cristo al Padre, a impulsos del Esp?ritu Santo, con la ayuda de Mar?a y llevando consigo a los hermanos?. Manuel Aparici hab?a descubierto la vida como peregrinaci?n.
Muchos a?os despu?s de haber sido formulada esta definici?n por ?l, el Concilio Vaticano II proclamar? en todos sus textos el car?cter peregrinante de la Iglesia y la espiritualidad que de ella se deriva. Y lo repite incesantemente la sagrada Liturgia.
En 1966, con motivo de la asistencia a la I Ultreya Mundial, en Roma, Bonn?n no puede olvidar las palabras que les dirigi? Pablo VI. Destacamos: ?[...] ?Para qu?? Para actuar con ellos [Cursillos de Cristiandad] en vosotros el sentido peregrinante que da estilo a vuestro m?todo [...]? .
Es decir, lo que da estilo a los Cursillos de Cristiandad es el sentido peregrinante. Y Eduardo Bonn?n no puede olvidar estas palabras del Santo Padre.

Gu?a del Peregrino

Se edit? en 1948 con motivo de la Peregrinaci?n Nacional de los J?venes de Acci?n Cat?lica a Santiago. La definici?n concisa y solemne de peregrinaci?n formulada por Manuel Aparici figura, por ejemplo, casi con las mismas palabras en la Gu?a del Peregrino del Secretariado Nacional de Cursillos de Cristiandad de Espa?a. Escribe: ?Peregrinar es ir por Cristo hacia el Padre, a impulsos del Esp?ritu Santo, por los caminos del coraz?n del mundo a manera de fermento, con la ayuda de Mar?a y de todos los santos llevando consigo a los hermanos?.
Y en las ?ltimas p?ginas de la misma los cursillistas pueden anotar, despu?s del cursillo, los recuerdos de su peregrinar.

Retiro Espiritual

Francisco Forteza reconoce que Bonn?n respet? los esquemas del retiro inicial de los Cursillos de Peregrinos, si bien introdujo la celebraci?n del V?a crucis seg?n texto del P. Llanos, como primer acto del Retiro .

Charlas sobre la gracia

?Tambi?n respet? ?ntegramente ?a?ade? los esquemas de las cinco charlas sobre la Gracia que en los Cursillos de Peregrinos impart?an los sacerdotes [...]? .

T?tulos de los rollos

?[...] El t?tulo de algunos rollos ?afirma Guillermo Bibiloni? est? tomado de las lecciones que se impart?an en los Cursillos [...] de Peregrinos [...]? . Por su parte, Bonn?n afirma que, en cuanto a los rollos, incorporaron ?[...] algunas ideas de los Cursillos de Jefes de Peregrinos y mantuvimos el t?tulo de una parte de ellos ?piedad, estudio, acci?n y dirigentes?, pero tuvieron l?gicamente que rehacerlos en orden a la finalidad pretendida [...]? .

Rector y Profesores

Del primero escribe Forteza: ?[...] Era un seglar ?que se llamaba pomposa e ir?nicamente ?rector? del Cursillo [...] quien manten?a [...] y explicaba [...]? . Sin embargo, los Cursillos de Cristiandad mantuvieron ambas figuras, si bien Bonn?n ?alter? sustancialmente los cometidos del equipo de ?profesores?? .

Cantos religiosos y populares

Tambi?n est?n tomados de los Cursillos de Peregrinos de Manuel Aparici, donde se fomentaban cantos colectivos que eran religiosos y populares.

Decurias

Esta palabra tambi?n la toman los Cursillos de Cristiandad de los Cursillos de Manuel Aparici. Bonn?n ?[...] reforz? la acci?n de los grupos o decurias, etc. [...]? . Por su parte, Jes?s Valls escribe: ?[...] Cu?ntas veces he sentido que la din?mica de la decuria en un Cursillo es la misma que la que hac?a en preescolar [...]? .

El Ultreya

El grito de Ultreya ?palabra heredada de la peregrinaci?n? adoptado por los Cursillos de Cristiandad denota tambi?n un indiscutible tono santiaguista. En ellos se hizo famoso el ?Compromiso de Peregrino? y el ?Examen del Peregrino? de Manuel Aparici.

De Colores
Comentarios