miércoles, 20 de junio de 2007
20 de Junio

• El obispo, Bernardo Álvarez, acompañado del presidente en funciones del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, y el alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, presidió la reapertura de la iglesia de San Antonio de Padua, en Arona, después de haber sido objeto de diversas intervenciones encaminadas a su restauración. Los trabajos consistieron en la remodelación de la cubierta superior, la solución del desplazamiento del arco del altar mediante dos contrafuertes de hormigón, la sustitución de diferentes elementos, el saneamiento horizontal de las piezas húmedas de la iglesia y la colocación de dos tomas de incendio en las fachadas. Los pavimentos se han sustituido y se ha completado la red de saneamiento y fontanería, se ha renovado la instalación eléctrica en su totalidad; se ha procedido a colocar nuevas luminarias, a dotar a la iglesia de un sistema contra incendios y otro de detección de intrusión y robo.


Publicado por Desconocido @ 22:25  | Comunicados Diocesanos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios