Domingo, 24 de junio de 2007
ZENIT publica las palabras que pronunci? Benedicto XVI el mediod?a del domingo 24 de Junio de 2007 desde la ventana de su estudio a los miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano para rezar la oraci?n mariana del ?ngelus.


Queridos hermanos y hermanas:
Hoy, 24 de junio, la liturgia nos invita a celebrar la solemnidad del nacimiento de san Juan Bautista, cuya vida est? totalmente orientada hacia Cristo, como la de su madre, Mar?a. Juan Bautista fue el precursor, la ?voz? enviada a anunciar el Verbo encarnado. Por este motivo, conmemorar su nacimiento significa en realidad celebrar a Cristo, cumplimiento de las promesas de todos los profetas, entre los que el Bautista fue el m?s grande, llamado a ?preparar el camino? al Mes?as (Cf. Mateo 11,9-10).

Todos los Evangelios comienzan la narraci?n de la vida p?blica de Jes?s con el episodio de su bautismo en el r?o Jord?n por parte de Juan. San Lucas introduce la aparici?n del Bautista en un contexto hist?rico solemne. Tambi?n mi libro ?Jes?s de Nazaret? comienza con el Bautismo de Jes?s en el Jord?n, acontecimiento que tuvo una enorme resonancia en aquellos tiempos.

Desde Jerusal?n y desde toda Judea la gente llegaba para escuchar a Juan Bautista y bautizarse en el r?o, confesando los propios pecados (Cf. Marcos 1, 5). La fama del profeta que bautizaba creci? hasta el punto de que muchos se preguntaban si no era ?l el Mes?as. Pero ?l, subraya el evangelista, lo neg? decididamente: ?Yo no soy el Cristo? (Juan 1, 20).

De todos modos, ?l sigue siendo el primer ?testigo? de Jes?s, pues recibi? del Cielo esta se?al: ?Aquel sobre quien veas que baja el Esp?ritu y se queda sobre ?l, ?se es el que bautiza con Esp?ritu Santo? (Juan 1, 33). Esto es lo que sucedi? precisamente cuando Jes?s, tras recibir el bautismo, sali? del agua: Juan vio c?mo bajaba sobre ?l el Esp?ritu como una paloma. Entonces ?conoci? la realidad plena de Jes?s de Nazaret y comenz? a ?manifestarlo a Israel? (Juan 1, 31), present?ndole como Hijo de Dios y redentor del hombre: ?He ah? el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo? (Juan 1, 29).

Como un aut?ntico profeta, Juan dio testimonio de la verdad sin compromisos. Denunci? las transgresiones a los mandamientos de Dios, incluso cuando los protagonistas de las mismas eran potentes. De este modo, pag? con la vida la acusaci?n de adulterio a Herodes y Herod?as, sellando con el martirio su servicio a Cristo, que es la Verdad en persona.

Invoquemos su intercesi?n, junto con la de Mar?a sant?sima, para que tambi?n en nuestros d?as la Iglesia sepa mantenerse siempre fiel a Cristo y testimoniar con valent?a su verdad y su amor a todos.

[Tras la oraci?n del ?ngelus, el Santo Padre salud? a los peregrinos en varios idiomas, en italiano dijo:]

Este domingo que precede a la solemnidad de los santos Pedro y Pablo, e Italia se celebra tambi?n la Jornada por la caridad del Papa. Queridos fieles italianos, os doy profundamente la gracias por la oraci?n y por la ayuda solidaria con la que particip?is en la acci?n evangelizadora y caritativa del sucesor de Pedro en todo el mundo.

[En espa?ol, a?adi?:]
Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua espa?ola. Os exhorto a vivir santamente, para que, siguiendo la voz de San Juan Bautista, el precursor, cuya festividad celebramos hoy, pod?is llegar con alegr?a al Salvador, Nuestro Se?or Jesucristo, el Hijo de Mar?a. ?Feliz domingo!

[Traducci?n del original italiano realizada por Zenit
? Copyright 2007 - Libreria Editrice Vaticana]
Publicado por verdenaranja @ 22:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios