Martes, 26 de junio de 2007
Art?culo publicado en el Bolet?n "Misioneros Javerianos" MAYO 2007, n?mero 433.

ENTRE NOSOTROS

compartiendo una ilusi?n

UNA FAMILIA MISIONERA


Con Guido Mar?a Conforti nace una nueva familia misionera en la Iglesia, un grupo de personas consagradas a Dios y a la Misi?n. Conforti, desde que se siente llamado a esta tarea de fundaci?n hasta la aprobaci?n de las Constituciones en 1921, ha ido perfilando las caracter?sticas de la familia misionera a la que desea dar inicio: un grupo de hermanos que viven en comunidad su consagraci?n a Dios y a la misi?n universal de la Iglesia.

Conforti funda una familia misionera, dedicada exclusivamente a la misi?n AD GENTES, cuyos miembros trabajan entre pueblos y grupos humanos fuera de la propia cultura y pa?s de pertenencia; con una dedicaci?n de por vida a este empe?o en los diversos servicios que la familia javeriana realiza para cumplir su objetivo: misi?n directa, animaci?n misionera y formaci?n de nuevos javerianos. Los javerianos somos un grupo de personas consagradas que, viviendo en comunidad, testimoniamos, expresamos y anunciamos el amor de Dios. La vida consagrada y la misi?n son, para Conforti, realidades estrechamente unidas.

Misioneros

Conforti, desde el principio, establece claramente la finalidad de la familia por ?l fundada. Dicen las primeras Constituciones Javerianas: ?Recuerden los miembros del Instituto que la esencia de su vocaci?n consiste en extender el reino de Dios entre los infieles (como se dec?a antes) y que a este nobil?simo fin deben hacer converger todas sus mejores energ?as, persuadidos de no poder emplearlas de modo m?s provechoso y meritorio?. As? mismo a?ad?a que ?por esto, consideren secundaria cualquier otra ocupaci?n que no tienda a la consecuci?n de tal fin y gu?rdense de cuanto pudiera de alguna forma desviar-les de ?ste, que deben considerar como el deber de todos los d?as y la regla de su obrar??

Religiosos-Consagrados

Conforti estaba convencido, y as? lo expresaba frecuentemente, de que ?la vida apost?lica, unida a la profesi?n de los votos religiosos, constituye de por s? lo m?s perfecto que, seg?n el Evangelio, se pueda vivir. Por la profesi?n de los votos religiosos morimos a todo lo que es de este mundo para vivir una vida escondida en Dios con Cristo Jes?s?. Para Conforti el modelo supremo y ?nico era Cristo, cuya misi?n contin?a el misio?nero. Los votos religiosos expresan la intimidad con Cristo en el que se encuentra la ?nica riqueza (voto de pobreza), en el que se descubre el amor pleno que nos hace donar nuestra vida por los dem?s (voto de castidad), en el que vemos el proyecto supremo de nuestra vida (voto de obediencia). Los votos religiosos expresan una dimensi?n ?m?stica?, una profunda uni?n e identificaci?n con Cristo, el misionero del Padre, al cual el misionero sigue y anuncia.

En comunidad

Conforti ve a sus misioneros como un grupo de hermanos que anuncian a Jesu?cristo; como una familia misionera que cree, vive y trabaja para, por medio del anuncio de Cristo, ?hacer del mundo una familia?.
En la Carta Testamento, escrita al presentar las primeras Constituciones javerianas aprobadas por la Santa Sede, Conforti escribe: ?el esp?ritu de amor intenso a nuestra familia religiosa, a la que hemos de tener por madre, y de caridad a toda prueba para con los miembros que la componen, debe ser una de las caracter?sticas de los miembros de nuestro Instituto?. ?Vivan (los javerianos) siempre en concordia y armon?a entre s?. Cualquier desacuerdo, cualquier diversidad de parecer, cualquier discrepancia que tomase cuerpo entre ellos, resultar?a de grave perjuicio para la paz y la fraterna edificaci?n?. ?Cada uno, por lo que a ?l toca, esfu?rcese por conservar diligentemente el v?nculo de esta uni?n santa evitando todo lo que pueda debilitarla?.

Comunidad y misi?n

El deseo y el proyecto de Conforti, en lo referente a la comunidad y a la vida misionera, han quedado expresados en las actuales Constituciones que dicen: ?Hacemos visible y cre?ble nuestra fraternidad viviendo en comunidad, lugar de compartir y de conversi?n, de perd?n y de fiesta. La comunidad basa su fraternidad ante todo en la escucha de la Palabra de Dios, en la fe y en la caridad?. ?La comunidad javeriana, formada por hermanos de diversas edades, proveniencia y formaci?n, que viven a ejemplo de las primeras comunidades cristianas, testimonia la presencia de Cristo, hace m?s cre??ble el anuncio del Evangelio e inspira el nacimiento y desarrollo de nue?vas comunidades cristianas. El estilo de vida, hecho de fraternidad, servi?cio y acogida, es adem?s una cons?tante invitaci?n para que otros se ad-hieran a la familia javeriana, respon?diendo a la llamada del Se?or?.

Esta es la Familia misionera que quiso Mons. Conforti, esta es la familia que los javerianos, entre luces y sombras, in-tentamos hacer realidad todos los d?as.

P. Luis P?rez Hern?ndez s.x.
Publicado por verdenaranja @ 23:06  | Misiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios