lunes, 03 de septiembre de 2007
D. 23 DEL TIEMPO ORDINARIO 1C
9 de septiembre de 2007


La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y de
Jesucristo, el Señor, estén con todos vosotros.

Sed bienvenidos, hermanas y hermanos. Jesús nos convoca una semana más, y nosotros acudimos como discípulos que queremos seguirle. Pero el camino de la vida cristiana no es siempre fácil. Que la Palabra que escucharemos, el pan y el vino que recibiremos, todo lo que en este rato rezaremos y compartiremos, nos ayude. Dispongámonos a celebrar con intensidad la Eucaristía de este domingo.

A. penitencial: Comencemos nuestra celebración poniéndonos en silencio ante Dios y pidiendo perdón por tantas veces que no actuamos con la coherencia que nos pediría nuestra fe.

- Tú, que conoces nuestra debilidad. SEÑOR, TEN PIEDAD.
- Tú, que te compadeces de los que se arrepienten.
CRISTO, TEN PIEDAD.
- Tú, que no quieres la muerte del pecador. SEÑOR, TEN PIEDAD.

Dios misericordioso tenga piedad de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.
Gloria


1. lectura (Sabiduría 9,13-19): Escuchemos en esta primera lectura las reflexiones de un sabio del Antiguo Testamento, un hombre sensato que reconoce la limitación de la naturaleza humana ante la grandeza de Dios. Unas reflexiones que nos aconsejan ser humildes y poner nuestra confianza en el Señor.


2. lectura (Filemón 9b10.12-17): Escucharemos ahora un fragmento de una breve carta de san Pablo a un cristiano que él mismo había convertido: Filemón. Ese Filemón, que era un cristiano rico, tenía un esclavo, llamado Onésimo, que se había escapado de la casa de su señor y había ido a parar a la cárcel donde estaba Pablo. Convertido a la fe cristiana, Pablo le recomienda que vuelva a casa de Filemón. Y en esta carta, Pablo pide a Filemón que acoja al esclavo Onésimo otra vez en su casa, pero convertido ahora en hermano en la fe. Toda una lección también para nosotros.

Oración universal: Presentemos ahora con confianza nuestras plegarias al Padre, diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

1. Por la Iglesia, por todos los que la formamos. Que vivamos con humildad nuestra fe y pongamos nuestra confianza en el Señor. OREMOS:

2. Por todos los que queremos seguir a Jesús en nuestra vida. Que seamos capaces de renunciar a todo aquello que nos aleja del camino de la fe. OREMOS:

3. Por nuestra sociedad. Que las relaciones entre las personas se basen en la fraternidad, el respeto y la comprensión. OREMOS:

4. Por el nuevo curso que estamos a punto de comenzar. Que el Señor oriente e ilumine todas las actividades, grupos y servicios que realizaremos en nuestra parro-quia (comunidad). OREMOS:

5. Por todos nosotros. Que la Eucaristía que celebramos nos ayude a vivir más y mejor nuestra fe. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestras oraciones, y derrama tu Espíritu sobre el mundo entero. Por...

Padrenuestro: Como Jesús nos ha enseñado, ahora, antes de participar de la mesa de la Eucaristía, oremos a Dios, nuestro Padre, con toda confianza:

CPL
Publicado por Desconocido @ 22:52  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios