sábado, 24 de noviembre de 2007
JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO
25 de Noviembre de 2007



Que Jesucristo, el rey de la vida, del amor y del perdón, esté con todos vosotros.

Estamos al final del año litúrgico. Llevamos ya muchos domingos escuchando de forma continua el evangelio de Lucas, que nos va ofreciendo los hechos y las palabras de Jesús, que son Buena Noticia de vida y de esperanza. Y hoy, en este último domingo, nuestros ojos se fijan en él, en Jesús, y lo reconocemos como Señor, como Rey, como aquel que guía nuestras vidas y guía también la historia entera de la humanidad.

Y este Rey que celebramos y al que queremos seguir, lo contemplamos hoy como un hombre fracasado, torturado, humillado en el suplicio de la cruz. Pero es allí, en aquel lugar de fracaso, donde nosotros lo reconocemos como la presencia más plena del amor de Dios. Allí muestra toda su ternura al ladrón que le pide ayuda. Allí nos muestra, también a nosotros, su proximidad amorosa a nuestras vidas mientras caminamos por este mundo, y la promesa de la vida para siempre cuando el camino de este mundo se acabe.

A. penitencial: Ante Cristo clavado en la cruz, el Salvador del mundo, pidamos gracia y perdón para celebrar esta Eucaristía. (Silencio).

- Tú, que eres la plenitud de todo cuanto existe. SEÑOR,
TEN PIEDAD.
- Tú, que con tu sangre nos has abierto el camino hacia Dios. CRISTO, TEN PIEDAD.
- Tú, que eres la cabeza de tu cuerpo, la Iglesia. SEÑOR, TEN PIEDAD.


1. lectura (2 Samuel 5,1-3): Escuchemos ahora una historia antigua: el momento en el que los israelitas eligen a David como rey. Es como un símbolo de lo que Jesús es para nosotros.

2. lectura (Colosenses 1,12-20): La segona lectura nos habla de Jesucristo con palabras muy solemnes, que san Pablo recoge de un himno de los primeros cristianos. Unas palabras solemnes que manifiestan la fe en aquel que luego, en el evangelio, contemplaremos clavado en la cruz.

Oración universal: A Jesús, Señor nuestro, nuestro Rey y nuestro Camino, orémosle diciendo: SEÑOR JESÚS, ACUÉRDATE DE NOSOTROS.

1. Por la Iglesia, por todos los que, en el mundo entero, queremos seguir el camino del Evangelio. OREMOS:

2. Por los que trabajan para hacer de este mundo un lugar de paz, en el que toda persona pueda vivir con esperanza y confianza. OREMOS:

3. Por los pobres y los enfermos, por los que se sienten abandonados, por todos los que viven en el dolor y la tristeza. OREMOS:

4. Por nuestros familiares y amigos que han muerto.
OREMOS:

5. Por nosotros, los que hoy nos hemos reunido en esta Iglesia para celebrar el domingo, el día del Señor.
OREMOS:

Señor Jesús, que en la cruz perdonaste a los que te condenaban y prometiste el paraíso al ladrón que te pedía ayuda; escucha nuestras súplicas y envíanos tu Espíritu, para que en este mundo se haga presente cada vez más tu Reino de verdad y de vida, de santidad y de gracia, de justicia, de amor y de paz. Tú, que vives y reinas...

Padrenuestro: Reunidos en torno a la mesa de Jesucristo, y fieles a su enseñanza, nos atrevemos a decir:

CPL
Publicado por Desconocido @ 14:41  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios