Martes, 11 de diciembre de 2007
Fundamentaci?n sobre reflexi?n del derecho a la salud propuesto por Caritas para la Navidad de 2007, sacada de los materiales enviados por caritas.


Fundamentaci?n

La campa?a institucional 2007-2008 se presenta bajo el lema ?Los derechos humanos son universales. Las oportunidades deber?an serlo? con la intenci?n de seguir profundizando sobre la dificultad de acceso y de reconocimiento de los derechos humanos a las personas que viven en situaci?n de pobreza y vulnerabilidad en nuestro mundo.

C?ritas, a trav?s de esta campa?a y de todas las actividades que realiza, pone el acento de su compromiso, de su sensibilizaci?n y de su acci?n en la opci?n evang?lica preferencial por los pobres y en la defensa de la dignidad de la persona humana como criatura de Dios, creada y pensada a su imagen y semejanza, trabajando por el desarrollo integral de la persona y procurando que sus derechos sean garantizados.

Para el tiempo de Navidad 2007 la campa?a propone reflexionar sobre el derecho a la salud, un bien universal entendido no solamente como ausencia de enfermedad, sino como un bienestar global que afecta a todas las dimensiones de la persona. Se quiere poner de manifiesto c?mo muchos de los problemas de salud tienen sus ra?ces en las desigualdades sociales y econ?micas que sufren las dos terceras partes de la poblaci?n del mundo. El acceso a la salud para quienes ya viven excluidos o en situaci?n de vulnerabilidad es mucho m?s dif?cil y se convierte en un bien, casi, de lujo.

?El deber de respetarla dignidad de cada ser humano, en el cual se refleja la imagen del Creador, comporta como consecuencia que no se puede disponer libremente de la persona. Quien tiene mayor poder pol?tico, tecnol?gico o econ?mico no puede aprovecharlo para violar los derechos de los otros menos afortunados.? (Benedicto XVI, Jornada Mundial de la Paz 2007).

El derecho a la salud

La Organizaci?n Mundial de la Salud (OMS), en su constituci?n de 1946, define salud como el estado completo de bienestar f?sico, mental, espiritual, emocional y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. La salud implica que todas las necesidades fundamentales de las personas est?n cubiertas: afectivas, sanitarias, nutricionales, sociales y culturales. Esta definici?n es ut?pica, pues se estima que s?lo entre el 10%y 25% de la poblaci?n mundial est? completamente sana.

Desde esta perspectiva la salud se concibe como el resultado de todos los factores que intervienen sobre la vida de los individuos, tanto los propios (sexo, edad o gen?tica) como aquellos que tienen un car?cter ambiental y son potencialmente modificables (conductas, formas y medios de vida, de car?cter socioecon?mico o cultural).

La salud es una de las condiciones m?s importantes de la vida humana y por ello tendr?a que estar garantizado el acceso a las oportunidades de todas las personas a alcanzar una vida sana, sin enfermedades y sufrimientos evitables ni mortalidad prematura. ?El objetivo b?sico del desarrollo es el de crear un entorno de posibilidades en el que las personas puedan tener una vida larga, saludable y creativa? (Mahbub ul Haq, primer Informe sobre Desarrollo Humano, 1990). Sin embargo, la realidad en el ?mbito mundial yen el ?mbito de nuestro pa?s refleja algo bien diferente.

? En zonas del ?frica subsahariana y en m?s de una docena de estados desestructurados la esperanza de vida ha ca?do a la mitad respecto a los pa?ses m?s ricos a causa de los estragos del VIH/SIDA. Estos retrocesos han ido acompa?ados, tanto en los pa?ses ricos como en los pobres, de un temor creciente a nuevas enfermedades infecciosas (Informe OMS 2006).

? Alrededor de 10,6 millones de ni?os siguen muriendo cada a?o antes de alcanzar su quinto cumplea?os. Casi todas esas defunciones ocurren en pa?ses de ingresos bajos e ingresos medios (informe OMS 2005).

? El 10% m?s rico del planeta disfruta del 70% de las riquezas.

La salud precaria es tanto una causa como una consecuencia de la pobreza. La enfermedad puede reducir las econom?as familiares, la capacidad de aprendizaje, la productividad y la calidad de vida, con lo que crea o perpet?a la pobreza. A su vez los pobres est?n expuestos a mayores riesgos personales y ambientales y peor nutridos y tienen menos posibilidades de acceso a la informaci?n y a la asistencia sanitaria. Por lo tanto sus riesgos de morbilidad y discapacidad son mayores.

El mejoramiento de la salud puede prevenir la pobreza, genera mayor riqueza distribuida de forma m?s equitativa, porque aumenta el capital humano y social y la productividad. Los ni?os sanos est?n en mejores condiciones de aprender, mientras que el adulto sano, sost?n de la familia, est? en mejores condiciones de trabajar y mantener a su familia. La importancia de estas conclusiones es clara: es necesario concentrar los recursos en mejorar y proteger la salud de los m?s pobres, de los m?s vulnerables.

En nuestra sociedad hay colectivos que presentan mayores factores de riesgo sobre la salud. Son aquellos grupos m?s vulnerables que presentan una situaci?n de exclusi?n social que conlleva la p?rdida de capacidad para el ejercicio de la ciudadan?a y la participaci?n en los distintos ?mbitos de la vida social.

A pesar de la cobertura universal de la asistencia sanitaria en nuestro pa?s (art. 43 CE), los grupos sociales con menos recursos econ?micos y niveles de educaci?n y formaci?n bajos o muy bajos utilizan menos los servicios sanitarios preventivos y presentan sistem?ticamente mayores riesgos de enfermedad y muerte que los que cuentan con mayores recursos. Presentan, adem?s, un peor estado de salud, m?s enfermedades cr?nicas y limitantes y estilos de vida m?s nocivos.
Publicado por verdenaranja @ 23:28  | Caritas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios