Domingo, 06 de abril de 2008


Catequesis que se encuentra en los materiales para la celebración de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2008.

Catequesis para niños

y niñas de Primaria

 

“Te necesito para          servir… para    ser feliz,,,”

 

XLV JORNADA MUNDIAL DE


ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

 

13 abril 2008 — IV Domingo de Pascua

 

Objetivos

 

Que los niños descubran que son importantes en el Plan de Dios, que Él los necesita.

Que conozcan la vida de personajes que, a lo largo de la Historia, Dios ha elegido para formar parte de ese Plan de Salvación.

Que vean que la llamada de Dios es actual y que todos estamos llamados a participar en la tarea del Reino de Dios.

 

Destinatarios

 

La catequesis y actividades que proponemos están pensadas para niños y niñas de Primaria. Son fácilmente adaptables por tanto se pueden utilizar en los 3 Ciclos.

 

Desarrollo

 

1. Experiencia de la vida

En nuestra vida cotidiana nos damos cuenta de que el hombre utiliza muchas cosas para conseguir lo que pretende. Vamos a ver algunos ejemplos:

— Se vale del viento para inflar las velas de un barco y que este pueda hacer grandes desplazamientos por el mar.

— Se vale del agua, en los embalses de los ríos, para generar energía eléctrica con la que poder usar los electrodomésticos.

– Se vale de los animales para poder alimentarse, para el trabajo, para la compañía...

– ¿Te atreves a poner más ejemplos...?

En el fondo de todo, lo importante es que cada elemento esté donde debe estar y haga lo que debe hacer para que todo funcione.

 

Dios también quiere hacer cosas con los hombres, y por eso los necesita para construir su Reino.

 

2. Dios necesita a los hombres

 

A lo largo de la Historia Dios se ha valido de los hombres para conseguir lo que se proponía. Es verdad que Dios es todopoderoso, pero ha querido respetar la libertad de las personas, y, por eso, antes de hacer nada, hace una propuesta. En esto consiste la vocación: Dios te hace una propuesta en la que te dice:

 

«Te necesito...»

Vamos a ver algunos ejemplos:

 

Moisés


En tiempos de Moisés el pueblo de Israel vivía en la esclavitud. Obligados a trabajar de sol a sol para construir los grandes monumentos egipcios. No eran libres, vivían explotados, sentían como si Dios les hubiese abandonado, gritaban a Dios desde su sufrimiento y su dolor. Y Dios los escuchaba.

Por eso un día se presentó a Moisés y le hizo la propuesta: Lee el libro del Exodo 3, 1-17.

 

María

 

En tiempos de María el pueblo de Israel esperaba a un gran liberador, el Mesías. Esta joven mujer de Nazaret sería la que traería al pueblo la libertad y la esperanza. Dios se lo había prometido a su pueblo. El pueblo vivía esperando el momento de su llegada.

Por eso un día. Dios, a través del arcángel Gabriel, se presentó a María y le hizo la propuesta: Lee el pasaje en el evangelio de Lucas 1, 26-38.

 

Santo/Santa

 

Aquí puedes contarla historia de la vocación de los Fundadores de tu Congregación o del Santo Patrón de la Parroquia, o de alguien cercano y familiar a los niños. En medio de la situación X, Dios le hace la propuesta a X para X....

 

3. Dios te necesita a ti

 

¿Y tú? ¿Te has parado alguna vez a pensar qué quiere Dios de ti?

Piensa en la situación que te rodea. en las cosas que están bien y en las que podríamos mejorar.

En medio de esa situación, ¿qué te pide Dios'?

 

Para ayudarte a pensar y meditar en ello te propongo dos cosas:

– Hacer un mural/collage en el que reflejes la situación en la que vives.

– Meditar en lo que Dios te pide a partir de esta oración que escribió un cristiano anónimo del siglo ov.

 

Cristo no tiene manos,

tiene solamente nuestras manos

para hacer el trabajo de hoy.

 

Cristo no tiene pies,

tiene, solamente tiene nuestros pies

para guiar a los hombres en sus sendas.

 

Cristo no tiene labios,

tiene solamente nuestros labios

para hablar a los hombres de sí.

 

Cristo no tiene medios,

tiene solamente nuestra anuda

para llevar a los hombres a sí.

 

¿Mis manos para Jesús? ¿Cómo?

¿Mis pies para Jesús? ¿Hacia dónde?

¿Mis labios para Jesús? ¿Qué voy a decir?

¿Lo que tengo yo para Jesús? ¿Para qué..?

 

4. Momentos de Oración

 

a. Compartimos nuestra reflexión:

 

Mostrando el collage que se ha hecho ponemos a disposición lo que nos ha sugerido la oración. Señor te ofrezco mis manos para....

Señor te ofrezco mis pies para caminar hacia... Señor te ofrezco mis labios para contarles a todos que... Señor todas mis cosas las pondré al servicio de ....

 

b. Escuchamos la Palabra de Dios. Mt 25, I4-30 Parábola de los talentos.

 

c. Silencio

 

d. Cantamos: SENCILLOS GESTOS (Egunsentia)


Se despereza el día, suena mi despertador,

 levanto las persianas y entra el sol ;

la gente va deprisa a través de la ciudad,

sus ojos sólo ven un gran reloj.

Hoy quiero ser distinto, repartir mi corazón,

ir dando a los amigos ilusión,

reírme de detalles que me puedan amargar,

hoy quiero dar la mano a mi rival.

 

PEQUEÑOS GESTOS QUE ALEGRAN NUESTRA VIDA:
UNA SONRISA, UNA PALABRA DE APOYO,

UNA CARICIA, UNA MIRADA AFECTUOSA.
UN FAVOR. Y ESCUCHAR AL QUE NECESITE HABLAR.

 

Creemos siempre que hacer algo grande es lo mejor,
que lo sencillo no tiene valor,

pero si comenzamos por detalles, veremos

que algo está cambiando alrededor.

 

Catequesis para niños

y niñas che Primaria

«Te necesito»


Publicado por verdenaranja @ 22:42  | Pastoral Vocacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios