Domingo, 28 de septiembre de 2008

Comunicado final de la Conferencia organizada por el Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz y por el Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (SECAM). La conferencia, realizada en Dar es Salaam, capital de Tanzania, del 27 al 30 de agosto de 2008, tuvo por objetivo la presentación del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia católica en preparación para el segundo Sínodo para África que se realizará en el 2009.

 

COMUNICADO FINAL DE LA CONFERENCIA DE LÍDERES Y MINISTROS AFRICANOS REUNIDOS EN KUNDUCHI – AGOSTO 2008

 

 

“El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido para llevar la Buena Noticia a los pobres” (Lc 4, 18)

 

Introducción

 

Nosotros, los líderes y Ministros de la Iglesia Católica procedentes de las diversas partes del continente africano, representando a las diversas Conferencias Episcopales nacionales y regionales, Organizaciones regionales, Institutos y Centros de Enseñanza, grupos religiosos, Expertos, Organizaciones Internacionales, Juristas y laicos reunidos en Kunduchi, Dar es Salaam, Tanzania desde el 27 al 30 de Agosto de 2008 para recibir el Compendiium de la Doctrina Social Católica presentado a las hermanas y hermanos de África, y además a todas las personas de buena voluntad por el Presidente del Consejo Pontificio de Justicia y Paz del Vaticano, su Eminencia Renato Raffaelo Martino.

 

Con 6 Cardenales, varios Arzobispos y Obispos, Sacerdotes, Religiosos y laicos presentes, reflexionamos en la oración sobre los “signos de los tiempos considerados a la luz del Evangelio” (Gaudium et Spes, n. 1.2) y compartimos nuestras mutuas alegrías y tristezas con un espíritu de unidad eclesial, fe y caridad. Con gratitud recibimos las bendiciones y los buenos deseos de Su Santidad, el Papa Benedicto XVI desde Castel Gandolfo que  rogó por el éxito del Encuentro y amonestó que el Congreso recibiera los dones del Espíritu, expresados profundamente en la Enseñanza de la Iglesia según se contienen en los documentos del Compendiium sobre la Doctrina Social de la Iglesia.

 

Mandato

 

Este Congreso continental es continuación de nuestra humilde respuesta como ministros y líderes del Pueblo de Dios en África a la llamada de Jesucristo el Señor de “ir a todo el mundo y proclamar la Buena Noticia de la salvación enseñando a todas la naciones” (Mt 28, 20). Es continuación también a los muchos esfuerzos e iniciativas desde el Concilio Vaticano Segundo con la fundación y  establecimiento en 1969 del symposium de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (SECAM) y de las islas del Océano Índico. Siguiendo la Exhortación Apostólica “Ecclesia in Africa” del Papa Juan Pablo II como un resultado de la Asamblea Plenaria del Sínodo de Obispos sobre África en 1994 con el tema de “La Evangelización en África”,  han empezado en diversos países varias actividades pastorales positivas que afectan a toda la vida del los hijos de Dios en África, cristianos o no cristianos por igual. La presentación del recientemente publicado “Compendium sobre la Doctrina Social de la Iglesia (2004) a la Iglesia Africana y al Pueblo en este momento, un documento traducido ya a las lenguas locales en la República Democrática del Congo, en Tanzania y en otras partes llega como una novedad muy bienvenida. El Compendium se desarrolla sobre una amplia riqueza de valores y principios sociales que ofrecen pautas y respuestas en la búsqueda por verdades sostenibles y creíbles que  ayuden a la humanidad en el presente a construir la sociedad estable tan deseada, con el pueblo africano bajo un buen liderazgo. Profundiza en la fe, presenta enseñanza racional y sistemática en los diversos terrenos del esfuerzo humano y coloca a la Iglesia  a la vez como “Mater y  Magistra” (Papa Juan XXIII) y la “luz y sal del mundo” (Mt 5, 13-14).

 

Esta Conferencia Africana nos ayudó a renovar nuestro conocimiento y en verdad a profundizar y apreciar la exposición sistemática del la Doctrina Social de la Iglesia en un volumen legible. Recordamos nuestros diversos encuentros recientemente, particularmente el Segundo Congreso Continental para las Comisiones de Justicia y  Paz de treinta y dos (32) países y cuatro (4) regiones de África y Madagascar, que tuvieron lugar en el Centro Católico de Nganda en Kinshasa en la República Democrática del Congo desde el 2 al 7 de Marzo de 2008.

 

Afirmación y Misión

 

Con profunda gratitud a Dios, nosotros los representantes de la Iglesia Africana: Reafirmamos la misión de SECAM que continúa protegiendo la visión africana total, promoviendo la misión de los hijos e hijas de la Iglesia, en un espíritu de comunión, de modo que  lleguen a ser signos e  instrumentos sirviendo a la familia de Dios, la Iglesia en África. Somos conscientes de nuestra responsabilidad de servir a la liberación total  de la comunidad individual y humana en nuestros distintos países a través de esfuerzos para contribuir al desarrollo integral humano (Papa Pablo VI, Populorum Progressio) dentro de nuestras diócesis  y a través de nuestra colaboración internacional en los departamentos del SECAM que incluyen aquellos que se ocupan de la justicia, paz y desarrollo.

Siguiendo el espíritu del primer Congreso de las Comisiones de Justicia y Paz, que tuvo lugar en 1988 en Roma, Lesotho y siguiendo la Exhortación post-Sinodal “Ecclesia in Africa”, (1995), esta Conferencia ha mantenido conseguir los siguientes objetivos:

 

 

- Presentar a nuestro pueblo de África, particularmente a la Iglesia, y recibir directamente desde el Consejo Pontificio,  el Compendium de la Doctrina Social de la Iglesia recientemente aprobado, participando del conocimiento de su Enseñanza y tomando resoluciones para su aplicación en la vida diaria entre nuestro pueblo a todos los niveles dentro de la IGLESIA y en la SOCIEDAD;

 

- Contribuir a la preparación del segundo Sínodo de África sobre el tema de la Justicia, Reconciliación y Paz.

 

- Oír a todas las comisiones nacionales y regionales en sus esfuerzos y  sugerir prioridades para una reflexión y acción  más profundas sobre la Enseñanza Social de la Iglesia con relevancia a los temas del Buen Gobierno, Demaocracia, Derechos Humanos, erradicación de la pobreza,  asuntos de salud y educación y temas de Justicia y Paz en el nivel continental.

 

Guiados por el Espíritu Santo, reiteramos  las diversas resoluciones del SECAM y sus órganos en reuniones previas a nivel continental tales como la reunión en el Congo en Marzo de 2008 que repite aquí y sirve a la Iglesia en África y sus esfuerzos por construir la paz, la reconciliación y la justicia y mantiene la VISIÓN para el África que nosotros queremos:

 

1. Visión para África

 

. Una África unida, pacífica,  compasiva y respetuosa de la norma de la ley, la dignidad de la persona humana creada a la imagen de Dios (Génesis, 1, 26) y viviendo en el espíritu de Cristo que  vino a “reconciliar todas las cosas consigo”.

 

. Una África consciente de su riqueza cultural y su diversidad, que tiene sus más profundas aspiraciones, a superar la influencia negativa de ideologías extranjeras que son impuestas y que está plenamente comprometida a reconciliarse con sí misma, con toda la humanidad y con Dios todopoderoso, el creador.

 

. Una África con líderes conducidos por un sentido de justicia, paz y creatividad.  Una África verdaderamente democrática, con frontera abierta para sus pueblos en el espíritu de participación del Bien Común, promoviendo solidaridad, subsidiaridad y la dignidad de cada persona individual;

 

. Una África integrada política y económicamente,  todavía autodeterminante, autosuficiente y próspera,

 

. Una África que es capaz de compartir sin ser privada de su economía abundante, de su riqueza social y cultural, por otros o incluso por sus propios hijos.

 

2. Visón de la Iglesia

 

A causa de su vocación, la Iglesia es el sacramento de unidad y reconciliación de la raza humana, “la sal de la tierra y luz del mundo” (Mt 5, 13-14). Urge a sus hijas e hijos a una función misionera de evangelización para la proclamación del Reino de Dios, empezando aquí y ahora a través de sus palabras de fe, esperanza y caridad. La Iglesia como Familia de Dios corresponde a la cultura y tradiciones de nuestro pueblo y está en el corazón de la Exhortación Apostólica “Ecclesia in Africa” (Juan Pablo II). Una Iglesia así da apoyo a la filosofía tradicional de “Existo porque existimos; y  puesto que nosotros existimos por eso yo existo”; es en esta Iglesia que la promoción de los valores de la familia llega a ser realidad, especialmente los valores comunes de reconciliación, amor y unidad. Una Iglesia, que trabaja por una conversión progresiva de los cristianos católicos y está al servicio de la reconciliación de todo el pueblo.

Al estar al servicio de la conversión y evangelización, la Iglesia continúa su misión profética de estimular al pueblo de Dios, particularmente a los líderes africanos, como un instrumento de transformación del continente. Una Iglesia, que toma seriamente esta tarea y reconoce el papel y responsabilidad de los laicos en la misión de evangelización del mundo, de acuerdo con el Concilio Vaticano Segundo. Una  Iglesia que permanece particularmente atenta a la situación de las mujeres africanas, juventud y los más desfavorecidos en la sociedad, fiel a su vocación de una opción preferencial por los pobres.

 

3. Problemas y Retos serios

 

Jesucristo es la Buena Noticia. Él ha bendecido a nuestro pueblo y continente con recursos humanos y minerales de modo que nuestro mandato debe ser distribuirlos en lenguaje de las Escrituras: “Dominad la tierra y llenadla” (Génesis: 1 y 2).

 

Es sin duda una vergüenza que en lugar de considerar nuestras ventajas y usar nuestros abundantes dones, nosotros hemos disparado sobre uno y otro desde fuera y sobre todo desde dentro. Estos retos y problemas que en sí mismos constituyen un mal, fueron identificados en los Lineamenta  para el Sínodo próximo convocado por Su Santidad  el Papa Benedicto XVI para el año 2009 con el tema “La IGLESIA AL SERVICIO DE LA RECONCILIACIÓN, JUSTICIA Y PAZ EN ÁFRICA”. No obstante, reconocemos estos y muchos otros retos, muchas veces a gran escala, que se han constituido a sí mismos en problemas para nuestro pueblo de modo que debemos ser conscientes de ellos y responder a ellos a  la luz de una nueva Evangelización como convocados por el Santo Padre.

 

. Conscientes de los problemas que miran a la humanidad y a los pueblos africanos que tienen impacto en la sociedad y en la Iglesia;

 

. Conscientes que la Iglesia, Una, Santa, Católica y Apostólica tiene hijos e hijas que son algunas veces  capaces de ser responsables de serios pecados y conflictos;

 

. Conscientes que estos hijos e hijas de la Iglesia son llamados a la conversión y a llevar el testimonio de la reconciliación, justicia y paz en el mundo, mencionamos los principales retos orientados al testimonio fiel hacia la Iglesia como sigue:

 

Paz y Reconciliación

 

- Paz es un don de Dios. Carecemos de paz en muchos de nuestros países y  deseamos reconstruir la sociedad africana a través de una propuesta de pastoral social  y de la presencia profética de la Iglesia en los campos sociales, culturales, políticos y económicos.

 

- Parar los conflictos armados en África, con consecuencias fatales, (politización de la etnicidad, el fenómeno de los niños soldados, guerras civiles):

 

- Contribuir a la promoción de la dignidad humana, la abolición del tráfico humano y nuevas formas de esclavitud, como la prostitución, explotación infantil, mutilación genital, et.;

 

- Trabajar por la mejora de condiciones de personas en prisión en nuestros países y dar liderazgo pastoral a la situación apremiante de los derechos humanos de los presos, particularmente aquellos que esperan procesos por períodos más largos que en sí mismos llegan a ser una injusticia.

 

- Pedir la reconciliación de los ofensores y víctimas dentro del ambiente más amplio de nuestras comunidades eclesiales; La vida humana es sagrada y nadie puede quitarla (Papa Juan Pablo II, Evangelium Vitae).

 

- Guiar y acompañar a la juventud para que sea activamente responsable de mayor justicia y paz en su favor;

 

- Promover conocimiento y comprensión mutuos entre la gente joven y encender en ellos el espíritu de trabajo en equipo;

 

- Promover auténticos valores africanos y evangélicos incluyendo el respeto por la vida humana, hospitalidad, participación, solidaridad, hermandad;

 

B) Justicia Social

 

-  Ocuparse incansablemente en el esfuerzo para erradicar la pobreza,

-  Trabajar por la educación en todos los estratos sociales,

-   Educar a los analfabetos,

 

C)  Buen gobierno

 

- Promover el buen gobierno y democracia en los países africanos a través de la implicación en el mantenimiento de elecciones libres y justas, democráticas y trasparentes,

 

- Conseguir la integración regional  sobre la base de autoestima cultural africana y  autosuficiencia,

 

- Crear una cultura de gobierno basado sobre el respeto por el Bien Común que promueva la participación de todos los ciudadanos en la vida pública,

 

- Influir en los mecanismos internacionales de gobierno de modo que África tenga una justa oportunidad de hacer mejor uso de sus propios recursos y participar plenamente en el mercado mundial,

 

- Promover una genuina cooperación (sinergia e independencia) dentro de las estructuras de la Iglesia,

 

- Promover la unidad entre los Africanos respetando su diversidad cultural, la gestión propia de recursos naturales, el respeto por el medio ambiento, la responsabilidad por la creación.

 

4. Compromisos

 

Llamados por Cristo a proclamar la justicia y la paz de acuerdo con el Evangelio, y no de acuerdo a la visión secular de derechos humanos, todos los cristianos están llamados a anunciar, proponer y a estar de acuerdo en lo siguiente:

 

Fe y acción

 

- Enseñar y profundizar en la vida de oración y en la Enseñanza Social de la Iglesia , en los niveles familiares, escolares, parroquiales y diocesanos, así como la formación básica y adicional de todos los agentes de pastoral

 

- Unir el Pensamiento Social y la Acción Social, reforzando el principio de la Práctica Social, al mismo tiempo, compartiendo el conocimiento de diversas Acciones pastorales e iniciativas de la Iglesia en África y documentos de acción social para enriquecerse mutuamente de la Buena Nueva y esfuerzos que vienen de África;

 

- Promover la Vida, matrimonio y familia, la dignidad de las mujeres, educación en valores en las familias, escuelas y sociedad, y la responsabilidad ética de los medios de comunicación.

 

Paz

 

- Erigir dentro de la Iglesia, la Familia de Dios en África, el testimonio personal de responsabilidad y dedicación a la justicia y la paz,

 

- Llamar a todos los cristianos de África y a las personas de buena voluntad a superar su egoísmo y  a abrazarse uno a otro en su diversidad,


- Capacitar a los grupos técnicos a estudiar las causas de guerras en África y buscar soluciones,

 

- Educar e inculcar un sentido cristiano de paz y reconciliación,

 

- Apoyar e instando esfuerzos de promoción de trabajo pastoral de la Iglesia

 

Justicia

 

- Colaborar con comisiones a cargo del diálogo ecuménico e interreligioso en el contexto de reconciliación, justicia y paz,

 

- Promover una distribución justa y  equitativa de recursos,

 

- Manifestar signos y esfuerzos de solidaridad hacia comisiones en situaciones de crisis,

 

- Colaboración con otros cristianos en un nivel ecuménico y trabajar por restaurar la paz y la dignidad humana en colaboración con otras religiones, particularmente nuestros hermanos y hermanas del Islam, insistiendo sobre la libertad de culto, libertad de conciencia y libertad religiosa como es garantizado en la ley internacional, las constituciones de diversos países y Pactos de Naciones Unidas

 

 

d) Buen gobierno

 

- Fortalecer nuestros esfuerzos de mutuo entendimiento,

 

- Comunicar regularmente el uso de todos los instrumentos de comunicación moderna,

 

- Trabajar juntamente por objetivos comunes de ayuda y de presión,

 

- Establecer sistemas de control y vigilancia de las decisiones hechas por nuestros estados en relación al buen gobierno,

 

- Aprender de uno a otro a través del intercambio de programas,

 

- Ayudar a SECAM en su trabajo a nivel continental,

 

- Fortalecer el Secretariado General de SECAM creando puntos temáticos centrales (e. g. buen gobierno, reconciliación, justicia, comunicación)

 

- Erigir un comité de consejeros para ayudar a SECAM en la implementación de sus proyectos y programas,

 

- Dedicarse más en controlar las actividades de las industrias extractivas.

 

5. Propuestas para el Próximo Sínodo sobre la Reconciliación, Justicia y Paz en África

 

- Fortalecer la participación de los laicos (jóvenes, mujeres seculares y religiosas que dependen en su jurisdicción) para el Sínodo,

- Asegurar difusión más amplia de los trabajos del Sínodo.

- Considerar cuidadosamente los problemas que afligen el continente africano que incluyen:

 

. Guerra y circulación de armas

. Manejo de los recursos naturales

. Migración

. Gobierno

. Acuerdos de sociedad Económica (EPAs) entre países ricos y pobres;

. Nueva Ética Global;

. Reconciliación, Paz y Justicia;

. Vigorización del cuidado pastoral de Comunidades Eclesiales, los laicos y especialmente los jóvenes.

 

6. Resoluciones para SECAM

 

Además, llamamos a todas las Conferencias Episcopales, a nuestros Obispos hermanos, a los clérigos, religiosos, agentes de pastoral y al Secretariado de SECAM y a las asociaciones regionales a:

 

. Proveer ayuda al pueblo en dificultad por su compromiso en la justicia y la paz

. Seguir los eventos de clave internacional y  ofrecer la posición de la Iglesia

. Crear Consejos de Ayuda sostenibles en las siguientes áreas y en los siguientes temas:

 

1. Elecciones, derechos humanos y Norma de Ley

2. Medio ambiente e industrias de extracción

3. Migraciones y refugiados

4. Urbanización y pobreza con ayuda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio

5. Juventud, mujeres y la ancianidad

6. Buen Gobierno y poder de la sociedad civil

7. Temas de salud particularmente HIV y SIDA, Malaria, Tuberculosis, provisión salubridad de agua limpia

8. Apoyar y cooperar con las diversas instituciones nacionales y las otras católicas dentro de África (e.g. Instituto Católico para el Desarrollo de la Justicia y la Paz, Nigeria (CIDJAP); Universidad Católica de África del Este (CUEA); Institut des Artisans pour les Justice et Paix (IAJP Benin); JCTR; CEPAS), el Foro Africano para la Enseñanza Social Católica (AFCAST) y  la Asociación de África para el Fomento de la Enseñanza Social de la Iglesia en Enjugu (AAACSOT) trabajando por la divulgación de la Enseñanza Social de la Iglesia.

9. Identificar publicaciones útiles basadas en la justicia, paz y buen gobierno

10. Trabajar a la luz de la Enseñanza Social de la Iglesia y participar de los resultados a través de la red a nivel continental

11. Reunir y distribuir la información

12. Presentar retos a la AU, el Parlamento Pan-Africano y a muchas otras Instituciones Internacionales

 13. Visitar las regiones y ayudar el trabajo de las Comisiones de Justicia y Paz.

 

Gratitud

 

Este Congreso está profundamente agradecido a:

 

. Su Santidad, el Papa Benedicto XVI que nos envió un mensaje de Buena Voluntad y aliento asegurando sus oraciones. Esta Conferencia de SECAM le asegura de nuestras continuadas oraciones y amor del pueblo de Dios en África.

 

.El Consejo Pontificio de Justicia y Paz en el Vaticano y particularmente, su Presidente y equipo de trabajo conducido por Su Eminencia el Cardenal Rafael Renato Martino;

 

. SECAM por la invitación a Dar es Sallam y a su Presidente el Cardenal Policarp Pengo y su hermanos en el Episcopado en Tanzania con el pueblo de Dios por su agradable hospitalidad;

 

. Los Facilitadores, Delegados de las Conferencias Episcopales regionales y nacionales y a los Patrocinadores de esta Conferencia incluyendo todos los delegados por su duro trabajo y la difusión de la Buena Noticia en África;

 

. El aspirante al que las Conferencias Episcopales de las diversas regiones de la Iglesia Africana, Madagascar y las Islas del Océano Índico proporcionarán crédito y ayuda profética y acción para las resoluciones de esta Conferencia, haciendo que sea conocida a sus diversos miembros y a todo el pueblo de Dios.

 

Conclusión

 

Bajo el patronazgo de María, Madre de Jesús, Madre de la Iglesia y Reina de África, confiamos estas reflexiones y resoluciones,  llevando nuestras alegrías y tristezas a su intercesión y cuidado suplicante y conscientes  de nuestros muchos defectos, reconocemos muy bien que “sin Dios no podemos hacer nada”  (Juan 15,5; Sal 127) y por tanto firmamos estas declaraciones con fe y esperanza y amor en la Trinidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, del que procede todo bien.

 

Firmado:

 

+Cardenal Polycarp Pengo, Presidente SECAM, Arzobispo de  Dar es Salaam

 

+Cardenal Renato Raffaele Martino, Presidente del

 Consejo Pontificio para Justicia y Paz, Ciudad del Vaticano.

 

Para y de parte del Symposium de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar y las Islas del Océano Índico y el Consejo Pontificio de Justicia y Paz, Ciudad del Vaticano, Roma.

 

Fechado: 30 de Agosto de 2008 en Dar es Salaam, Tanzania.


(Traducción particular no oficial desde el inglés)

Texto original (in inglés):

http://www.fides.org/eng/documents/Tanzania_Final_Communique.doc

 

 

 


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios