lunes, 29 de junio de 2009

DOMINGO 14 DEL TIEMPO ORDINARIO / B

5 de julio de 2009

 

La gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y de Jesu­cristo, el Señor, estén con todos vosotros.


Bienvenidos todos a celebrar la Eucaristía de este domingo. Los cristianos sabemos que a Jesús lo encontramos en la vida de cada día, en todo lo que hacemos, en las personas que tene­mos cerca, en los pobres y en los débiles y en todo aquel que nos necesite. Y lo encontramos también en el silencio, en la oración, siempre que somos capaces de abrirle nuestro corazón.

Pero hay un momento en el que este encuentro es más pleno, más visible, más intenso. Es cuando cada domingo respondemos a su llamada y nos reunimos para celebrar la Eucaristía, escuchando su Palabra y alimentándonos de su Cuerpo y su Sangre, formando comunidad, unidos como Iglesia. Por eso estamos aquí, agradecidos por encontrarnos con él y con los hermanos.

 

A. penitencial: En silencio, preparémonos para cele­brar esta Eucaristía. (Silencio).

 

Tú, que nos llenas de tu amor. SEÑOR, TEN PIEDAD.

Tú, que nos das la luz y la vida. CRISTO, TEN PIEDAD.

Tú, que nos llamas a tu Reino. SEÑOR, TEN PIEDAD. Gloria

 

1. lectura (Ezequiel 2,2-5): El profeta Ezequiel fue enviado por Dios al pueblo de Israel para llamarlo a la conver­sión, pero el pueblo no le quiso escuchar. Es lo que oiremos en esta primera lectura. Luego, en el evan­gelio, veremos también cómo Jesús no es escuchado por su pueblo.

 

2. lectura (2 Corintios 12,7-10): Escuchemos ahora, en la segunda lectura, la experiencia del apóstol Pablo. El apóstol, llamado por Dios a anunciar el Evangelio, experimentó duramente el dolor y la debilidad.

 

Oración universal: Con fe, presentemos al Padre nues­tra oración diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

 

Por el papa Benedicto XVI. Que dé siempre un buen testimonio del amor y la misericordia de Dios.OREMOS:


Por todas las familias, y especialmente por las que sufren a causa de la pobreza o a causa de tensiones y rupturas. Que encuentren la fortaleza y la ayuda que necesitan para salir adelante. OREMOS:

Por los conductores. Que actúen siempre con res­ponsabilidad y respeto hacia los demás, por el bien de todos. OREMOS:


Por los extranjeros que este verano visitarán nuestro país. Que puedan disfrutar de una estancia agradable, y las vacaciones les ayuden a crecer en deseos de buena convivencia. OREMOS:

Por... OREMOS:


Por nosotros. Que la Eucaristía que estamos cele­brando aumente nuestra fe y nuestra esperanza.

OREMOS:


Escucha, Padre, nuestra oración, y llena el mundo entero con tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Padrenuestro: Como Jesucristo nos enseñó, ahora, antes de comulgar, nos atrevemos a decir:

CPL


Publicado por Desconocido @ 23:08  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios