lunes, 07 de septiembre de 2009

Información sacada del programa de “Coronación Canónica de Nuestra Señora del Socorro” (16, 17, 18 y 19 de Octubre de 2008) en escrito del párroco de San Pedro de Güimar exponiendo las “RAZONES HISTÓRICAS-SOCIALES Y PASTORALES PARA LA CORONACIÓN” 

RAZONES HISTÓRICAS-SOCIALES Y PASTORALES PARA LA CORONACIÓN:
LA FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DEL SOCORRO Y SU CAMBIOS DE
FECHA EN 1837, DEL 26 DE DICIEMBRE AL 8 DE SEPTIEMBRE

Volviendo a la festividad del Socorro, ésta se vio favorecida por la desaparición de la que se celebraba en honor de la Virgen de los Remedios, compatrona de la parroquia de San Pedro Apóstol, pues la devoción a esta imagen había decaído notablemente desde la segunda mitad del siglo XVII, y su festividad, que se celebraba anualmente el 8 de septiembre, dejó de realizarse a comienzos del siglo XIX por no contar con arbitrios que la mantuviesen.

También esta fiesta se vio beneficiada en 1835 por dos graves sucesos. El primero la desamortización del convento dominico de Candelaria, con el consiguiente despojo del santuario, que culminaba así la decadencia de dicho centro mariano iniciada con la desaparición de la primitiva imagen.

El segundo fue el incendio de la ermita de las Mercedes de Abona, que también rivalizaba por atraerse a los romeros del resto de la Isla, y del que se barajó la posibilidad de haber sido provocado. Lo cierto fue que la festividad del Socorro salió potenciada y acaparó la atención de Tenerife, especialmente del Norte, durante gran parte del siglo XIX, hasta que Candelaria recuperó su antiguo esplendor.

 

De forma anecdótica, como consecuencia de la desaparición de la imagen original de Nuestra Señora de Candelaria, acaecida en el aluvión de 1826, desde Candelaria se intentó por todos los medios suplirla por la copia que se guardaba en la iglesia parroquial de Adeje y, al no lograrlo, por la que se veneraba en El Socorro; e incluso pervive la idea de que se intentó robar la pequeña imagen güimarera, lo que no se logró por la intervención vecinal, que estaba advertida de tal posibilidad.

A comienzos del siglo XIX la fiesta del Socorro había cambiado de día, pues la funcion anual se celebraba "con numerosa concurrencia el dia 2° de Pascua de Navidad", es decir, el 26 de diciembre, y la romería el día anterior. Pero las lluvias invernales dificultaron la celebración de la fiesta en muchas ocasiones, lo que movió al beneficiado de Güímar, Agustín Díaz Núñez, a solicitar el cambio de fecha de la festividad para el mes de septiembre, con el fin de conseguir una mayor participación popular y garantizar el que la celebración tuviese lugar el día fijado. La instancia, suscrita por el Dr. Díaz Núñez y dirigida al obispo Luis Folgueras y Sión el 30 de agosto de 1837, argumentaba:

Que en esta feligresía hay fuera de poblado una hermita dedicada a Ntra. Sra. bajo el título del Socorro, y se ha celebrado anualmente su festividad el veinte y seis de Diciembre a excepción de los muchos años que por lluvias ha sido preciso transferirla a los meses siguientes. En el último año hubo que hacerlo primera y segunda vez por el expresado motivo, teniendo que sufrir no pocas incomodidades los fieles a quienes un tiempo malo permitió concurrir; y desde entonces manifestaron deseos de que se fijase en lo adelante para esta festividad el ocho de Septiembre. Debía verificarse en este día la de Ntra. Sra. de Remedios, Patrona de esta Parroquia, mas hay años que no se hace su función por carecer de arbitrios para ella; y en esta Virtud

A V.S.I. Suplica, que atendida la mayor comodidad de los fieles, se sirva señalar por ahora el ocho de Septiembre para celebrar la mencionada festividad de Ntra. Sra. bajo el título del Socorro; reservándose para el Domingo infraoctavo, cuando llegue el caso de poder celebrarse la de la Patrona en el día ocho; siempre que sea de la aprobación de V.S.I.26

Don Agustín argumentaba en otros escritos que, habiéndose quemado el Santuario de Abona y decaída la fiesta de la Natividad que se celebraba ese mismo día en el de Candelaria, con la traslación solicitada ningún perjuicio se irrogaba. La respetabilidad que en justicia merecía el Sr. Díaz Núñez, fácilmente consiguió de sus superiores lo que pedía. La respuesta del Sr. Obispo no se hizo esperar y al día siguiente el Dr. Deza Goyri, Secretario de Cámara y Gobierno, añadía en el mismo impreso, a continuación del escrito de solicitud, la aprobación en todos sus puntos por el Iltmo. Folgueras, quien la ratificó con su firma:

Laguna y Agosto, treinta y uno de 1837.27

Por presentado; y por las razones expuestas, se señala para la Festividad de N. S. del Socorro en su Ermita de este nombre situada en término de Güímar el día ocho de Septiembre de cada año; y para la misma el Domingo infraoctavo, en los casos en que en el ocho citado hubiese de celebrarse la de los Remedios, Patrona de la Parroquia del expresado Pueblo; Lo decretó y firmó S.S.I. el Obispo mi Sr. y lo certifico."

No obstante, esta medida dio margen a las reclamaciones del cura de Candelaria, Juan Núñez del Castillo, que la creyó perjudicial a los derechos del Santuario, pero que no fueron estimadas. Pero lo cierto fue que Agustín Díaz Núñez consiguió una mejor fecha para la celebración del Socorro, cuya romería, de la que fue el auténtico impulsor, pasó así del 25 de diciembre al 7 de septiembre; de esa manera se lograba el afianzamiento de la fiesta y una mayor participación popular, que fue potenciada por el ilustre sacerdote hasta el final de su vida, alcanzando el esplendor que se mantiene en el presente.

EL EPISODIO DE LA APARICIÓN

LA PRIMITIVA ERMITA DEL SOCORRO

LA CONSTRUCCIÓN DE UNA SEGUNDA ERMITA

COFRADES, MAYORDOMOS Y CAMARERAS DE LA VIRGEN DEL SOCORRO

LA FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DEL SOCORRO Y SU CAMBIO DE FECHA EN 1837, DEL 26 DE DICIEMBRE AL 8 DE SEPTIEMBRE

ROGATIVAS CON LA VIRGEN DEL SOCORRO POR FALTA LLUVIAS


Publicado por Desconocido @ 11:33  | Patrimonio Religioso
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios