Domingo, 28 de febrero de 2010

Mensaje de monseñor Juan Carlos Romanín SDB, obispo de Río Gallegos con motivo de la Fiesta de San Juan Bosco patrono de la diócesis.
(31 de enero de 2010)  (
AICA)

FIESTA DE SAN JUAN BOSCO 

Queridos hermanos todos:

Hoy celebramos al patrono de la Diócesis: San Juan Bosco.

Dios le dio un corazón de padre y maestro capaz de una entrega total. Le encomendó con preferencia a los jóvenes más pobres y abandonados.

Don Bosco vivió en medio de ellos compartiendo sus angustias y esperanzas. De su incansable actividad nacieron innumerables obras: oratorios, pensionados, escuelas de diverso tipo, talleres y publicaciones de libros. Decir “Don Bosco” es decir: fiesta, familia, amistad, educación, alegría, chicos, patio, escuela, deporte, piedad, música... Todo impregnado de espíritu evangélico.

Los ayudó con la razón, la religión y el amor, a convertirse en “honrados ciudadanos y buenos cristianos”. Pensó en toda la persona del joven, en su cuerpo y en su alma; en el tiempo y en la eternidad: su “sistema preventivo” es un proyecto educativo integral, una espiritualidad, un camino de santidad.

Cercanos al Jubileo de nuestros 50 años de vida, queremos ser “una iglesia joven que quiere evangelizar prioritariamente a los jóvenes”. Avanzamos en el desafío de la comunión y participación, que reconoce a los jóvenes como responsables y protagonistas del proceso de su propia evangelización, comprometidos con la Iglesia y la sociedad.

En este 31 de enero renovamos nuestro compromiso de utilizar caminos y estrategias de prevención, como un modo de vivir y trabajar, para comunicarles el Evangelio y salvar a los jóvenes, con ellos y por medio de ellos.

Sigamos caminando hacia el Jubileo Diocesano. Realicemos todos los esfuerzos necesarios para enamorarnos de Jesús Eucaristía, el “Dios que siempre está”, como lo hizo en su vida y con sus muchachos nuestro Patrono San Juan Bosco.

Que María Auxiliadora, “mujer de Eucaristía”, nos acompañe y nos bendiga. Cubra bajo su manto a nuestros sacerdotes en este Año Sacerdotal. Proteja a nuestras familias para que sean siempre verdaderos “santuarios de la vida”. Tome de la mano a cada uno de nuestros adolescentes y jóvenes, para que “crezcan en edad, en sabiduría y en gracia.” (Lc 2,52)

Rezo por ustedes. Recen por mí.

Mons. Juan Carlos Romanín SDB, obispo de Río Gallegos


Publicado por verdenaranja @ 20:55  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios