S?bado, 26 de junio de 2010

Lectio divina para el domingo trece del tiempo ordinario - C, ofrecida por la Delegaci?on e Liturgia de la Di?ocesis de Tenerife.

LECTURA:?????????? ?Lucas 9, 51‑62?

Cuando se iba cumpliendo el tiempo de ser llevado al cielo, Jes?s tom? la decisi?n de ir a Jerusal?n. Y envi? mensajeros por delante.?

De camino, entraron en una aldea de Samaria para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron, porque se dirig?a a Jerusal?n.?

Al ver esto, Santiago y Juan, disc?pulos suyos, le preguntaron: ?Se?or, ?quieres que mandemos bajar fuego del cielo que acabe con ellos?? ?l se volvi? y les rega??. Y se marcharon a otra aldea.?

Mientras iban de camino, le dijo uno: ?Te seguir? adonde vayas.? Jes?s le respondi?: ?Las zorras tienen madriguera, y los p?jaros nido, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.??

A otro le dijo: ?S?gueme.?? ?1 respondi?: ?D?jame primero ir a enterrar a mi padre.?? Le contest?: ?Deja que los muertos entierren a sus muertos; t? vete a anunciar el reino de Dios.??

Otro le dijo: ?Te seguir?, Se?or. Pero d?jame primero despedirme de mi familia.? Jes?s le contest?: ?El que echa mano al arado y sigue mirando atr?s no vale para el reino de Dios.??

MEDITACI?N:????????????? ?S?gueme?????????

??????????? Si en algo hab?as insistido a lo largo de tu vida era en la llamada a esa primac?a tuya. S?lo lo que sentimos como primordial, por encima de todo y todos, que no significa desprecio o indiferencia hacia ellos, puede mover con fuerza nuestra vida, puede lanzarnos de lleno a algo que, precisamente desde ti, desde la inmersi?n en la din?mica de tu Reino, va a llevar indefectiblemente a un amor y a una entrega m?s intensa, m?s fuerte, m?s aut?ntica, hacia todos, los de cerca y los de lejos.

??????????? Y, esto, no entendido s?lo desde un posible seguimiento a alguna forma concreta de vida consagrada, que supone una radicalidad de entrega para vivir su intensidad contigo y como donaci?n a todos, sino desde cualquier forma de vida. La vocaci?n, la llamada que haces es a todos, a algunos m?s espec?ficamente, es cierto, pero a todos desde el lugar que ocupan en la sociedad, para ser en ella veh?culos y constructores de un mundo diferente, humano y humanizador.

??????????? As? me invitas una vez m?s a dejarme seducir por ti y por tu causa, la causa de la vida, la causa del amor. Tal vez no sea f?cil, no dijiste que lo fuese, pero s? que es vital. Hay muchas cosas, demasiadas, que hoy nos impiden hacerte el primero. Tal vez lo deseamos, pero preferimos que sigas siendo lo segundo, ni siquiera ?el? segundo. Por eso nos invitas con urgencia a cambiar los lugares, las primac?as, porque en ello nos jugamos mucho todos.

ORACI?N:????????????? ?M?s humano?

??????????? Ay?dame, Se?or. He sentido y sigo sintiendo tu llamada. He querido y quiero hacerte el primero, pero siempre se interfieren quienes quieren ocupar ese puesto y, a veces, al lucha no es f?cil, y no me resulta complicado deslizarte de lugar, casi imperceptiblemente, pero que lo termino notando con facilidad, yo y quienes se mueven en el ?mbito de mi vida.

??????????? Dame la ilusi?n y la fuerza necesaria para que siga vibrando desde ti. Que me empe?e con todas mis fuerzas en la aventura de llevar adelante tu Reino de amor en este mundo m?o sufriente de tantas maneras. Hazme sentirte el primero, el punto de arranque y de apoyo de mi existencia, desde lo m?s ?ntimo de m? donde t? habitas. Perm?teme ser cada d?a m?s humano y humanizador.?

CONTEMPLACI?N:????????????? ?Saciado de ti?

Quieres entrar en el aposento
de mi alma,
pero mi puerta
se mantiene cerrada.

Tengo miedo de que allanes
mi morada,
de que la encuentres
desordenada y fr?a,
y de que tu fuego
queme lo m?s fr?gil de m?,
y me haga ver lo que no deseo.

Pero t? me llamas
con la fuerza y firmeza
de tu palabra.
Me sabes capaz
de romper cautelas
y quereres que esconden
mis eternas indecisiones.

Y as? me ofreces
un mundo que me espera,
que busca a ciegas
saciar su hambre m?s profunda.
Por eso me quieres saciado de ti,
para repartir contigo
jirones de vida y de esperanza.

?


Publicado por verdenaranja @ 23:06  | Liturgia
 | Enviar