Domingo, 27 de junio de 2010

Homil?a del cardenal Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, en la Solemnidad de Corpus Christi (5 de junio de 2010). (AICA)

SOLEMNIDAD DE CORPUS CHRISTI??????

?????????? 1. Acabamos de escuchar el evangelio: nos dice que en aquel tiempo Jes?s se puso a hablar a la gente acerca del Reino de Dios y cur? a los que lo necesitaban. Ca?a ya la tarde y los disc?pulos se le acercaron para pedirle que despidiera a la gente como diciendo: ya se termin? el trabajo, es hora de irse a casa. Pero Jes?s sent?a otra cosa. Jes?s se daba cuenta de que la gente lo segu?a porque quer?a estar con ?l.

????????? A todos nos conmueve cuando alguien quiere estar con nosotros simplemente porque nos quiere. A Jes?s tambi?n le conmueve que la gente se quiera quedar con ?l. El pueblo sencillo intuye que esto es lo m?s profundo del coraz?n de Dios: Jes?s es el Dios con nosotros, el Dios que vino para quedarse en nuestra historia: ?todos los d?as estoy con ustedes, hasta el fin del mundo?. Jes?s se alegra de que la gente tenga ganas de estar con ?l porque siente que es el Padre el que alimenta este deseo en el coraz?n de los hombres: ?Nadie viene a m? si mi Padre no lo atrae. Y yo no rechazo a ninguno de los que ?l me da?.

????????? Es verdad que la gente le ped?a que sanara a los enfermos y que a todos les gustaba que les contara par?bolas y les hablara del Reino, pero m?s que nada a la gente le gustaba estar cerca de Jes?s, quedarse ratos largos con ?l. La gente intu?a con su Fe que ?l ya entonces era el Pan Vivo, el Pan del Cielo que el Padre nos da; y estar cerca de ese Pan da Vida, Vida Plena. Como dice el Buen Pastor: ?Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Y Yo les doy Vida eterna? (Jn. 10, 27-28).?

????????? 2. Esto acontece tambi?n hoy. La gente sigue a Jes?s. Aunque no siempre venga a las ceremonias a las que invita la Iglesia, porque la cultura pagana que nos invade tiende a desvalorizar nuestras tradiciones y busca reemplazarlas, pero el pueblo fiel de Dios contin?a escuchando la voz de su Buen Pastor y lo sigue. Me gusta pensar que las peticiones del pan, del trabajo, de la salud? y las promesas con que nuestro pueblo acude al Se?or adem?s de constituir necesidades verdaderas, son como excusas lindas que tiene nuestra gente para estar cerca de Jes?s. El pueblo fiel de Dios sigue deseando con hambre verdadera a Aquel que es su Pan de vida. Lo vemos porque cuando alguien habla con el pan de la verdad, como Jes?s, dando testimonio con su vida, nuestro pueblo le cree.

????????? Cuando alguien obra al estilo de Jes?s, con el pan de la mansedumbre y la santidad, nuestro pueblo se le arrima con devoci?n, como vemos que pasa con nuestros santos: Ceferino, el cura Brochero, don Zatti, la Mam? Antula?

????????? Cuando alguien pone en pr?ctica los gestos de Jes?s y comparte el pan de la misericordia y el pan de la solidaridad, nuestro pueblo lo reconoce y le ofrece su colaboraci?n, como vemos que sucede en torno a la gente buena que ayuda a los dem?s.

????????? Y donde est?n los signos del Pan ? la Casa y la Madre-, los signos de que Dios quiso quedarse con nosotros, como en Lujan, nuestro pueblo acude masiva y mansamente. Como dec?amos el d?a de la Virgen: en Luj?n Mar?a se qued? con nosotros, para que sintamos que nuestra Patria tiene una Madre y que el Santuario es la Casa de los argentinos.??

????????? 3. Seguimos a Jes?s all? donde es m?s Pan, all? donde nos muestra que quiere ?estar con nosotros?. La Eucarist?a es el Signo mayor de ese deseo ardiente del Se?or de alimentarnos, de darnos Vida, de entrar en comuni?n con los hombres. Por eso es el Sacramento de nuestra fe, la prueba de su amor. Nosotros, que tenemos la gracia de vivir en esta tierra bendita y que sabemos discernir lo que es un buen pan, no podemos reemplazar esa hambre del Pan verdadero. Como pueblo Argentino, que sabe lo que es el verdadero pan,

????????? le decimos s? al Pan de Vida ?Jesucristo- y le decimos que no las sustancias de la muerte;

????????? le decimos s? al Pan de la Verdad, y le decimos que no al palabrer?o de los discursos huecos y banales;

????????? le decimos s? al Pan del Bien com?n, y le decimos que no a toda exclusi?n y a toda inequidad;

????????? le decimos s? al Pan de la Gloria que parte para nosotros Jes?s resucitado y le decimos que no a la chabacaner?a pagana que deja vac?o el coraz?n.?

????????? 4. Nosotros sabemos que s?lo Jes?s es el Pan de Vida. El Padre nos lo ha dado. Hay un solo Pan vivo y verdadero que naci? en Bel?n, creci? en Nazareth, muri? en el Calvario y resucit? el domingo: Jesucristo, nuestro Se?or.

????????? Y queremos hacernos cargo de que ese pan, as? como es un regalo de Dios es tambi?n un trabajo para nosotros.

????????? El Se?or nos pide que lo ayudemos a repartirse como Pan, quiere estar cerca de la gente que lo necesita a trav?s de nuestras manos.

????????? Jesucristo, Pan de vida quiere que lo ayudemos a darse, a partirse para estar, a ser pan para alimentar y a repartirse para unir, para unirnos a todos en torno a s?: a nuestras familias y a nuestro pueblo argentino.

????????? El Se?or no s?lo tiene el amor de darse sino la delicadeza de hacernos participar en la dulce tarea de repartirlo. Y al repartirlo nos hacemos Comunidad. Porque el Pan crea v?nculos, hace que nos quedemos, que trabajemos juntos para prepararlo y luego hagamos sobremesa para agradecerlo. Es tan especial la comuni?n que el Se?or gesta con la Eucarist?a, que quiso dejar en su Iglesia a personas que consagran su vida entera al servicio del Pan. Los sacerdotes hacemos que el Pan de Vida est? siempre al alcance del Pueblo de Dios. Rezamos hoy especialmente por ellos, por nuestros curas, en este fin del a?o sacerdotal. Les damos las gracias por hacer presente a Jes?s en medio de nuestra vida cotidiana, en cada perd?n, en cada unci?n, en cada Eucarist?a.??

????????? 5. ?Alabado sea el sant?simo Pan del Cielo, que nuestro Padre nos da!

????????? Acerqu?monos a recibir el Pan de vida, rogu?mosle al Se?or que se quede con nosotros. Pid?mosle de coraz?n: Se?or, danos siempre de este Pan.

????????? Recibamos y compartamos con todo nuestro amor el Pan de Vida en esta fiesta del Corpus. Pan recibido, Pan compartido. Que el Cuerpo y la Sangre de Cristo nos guarden para la vida eterna.?

Card. Jorge Mario Bergoglio SJ, arzobispo de Buenos Aires

Buenos Aires, 5 de junio de 2010

?


Publicado por verdenaranja @ 19:11  | Hablan los obispos
 | Enviar