lunes, 16 de agosto de 2010

Guión para la celebración de San Joaquín y Santa Ana, día de  los abuelos. Julio 2010 (AICA)


     -Preparación: Hermanos, nuestros abuelos están de fiesta. Hoy nos reunimos en esta Eucaristía para pedir la intercesión de San Joaquín y Santa Ana. Que ellos bendigan a quienes con su presencia en sus familias, brindan sostén y experiencia llena de sabiduría.    

-Recibimos al celebrante cantando…    

-Escuchamos la Palabra de Dios.

     -Oración de los fieles


     *Para que cada familia sea signo de la Iglesia fundada por Cristo. Oremos.
     *Para que, unidos a la intención de nuestro Papa Benedicto XVI, pidamos para que las familias sean garante de un patrimonio de tradiciones. Oremos.
     *Para que los abuelos encuentren en sus familias el espacio de contención que necesitan. Oremos.
     *Para que los abuelos sean reconocidos como una cadena de transmisión de la fe a las nuevas generaciones. Oremos.
     *Para que los responsables de cubrir sus necesidades y respetar sus derechos cumplan con sus obligaciones. Oremos.
    

-Presentación de las Ofrendas: Los abuelos presentan las ofrendas de pan y vino y se acercan al altar con sus hijos y nietos entregando la dicha de ser familia.
    

 -Comunión: Recibamos su Cuerpo y su Sangre para ser fortalecidos en las adversidades.    

 Los nietos expresan a sus abuelos su cariño y gratitud. (Se sugiere que escriban una carta para los abuelos).

 -El sacerdote invita a los abuelos y a las abuelas a reunirse cerca del altar para impartirles la bendición.
    

 -Se pudo haber repartido la oración del Papa Benedicto XVI por los abuelos para rezarla juntos.

Oración por los abuelos


     Señor Jesús, tú naciste de la Virgen María, hija de San Joaquín y Santa Ana.
     Mira con amor a los abuelos de todo el mundo. ¡Protégelos! Son una fuente de enriquecimiento para las familias, para la Iglesia y para toda la sociedad.
     ¡Sosténlos! Que cuando envejezcan sigan siendo para sus familias pilares fuertes de la fe evangélica, custodios de los nobles ideales, hogareños, tesoros vivos de sólidas tradiciones religiosas.
     Haz que sean maestros de sabiduría y valentía, que transmitan a las generaciones futuras los frutos de su madura experiencia humana y espiritual.
     Señor Jesús, ayuda a las familias y a la sociedad a valorar la presencia y el papel de los abuelos. Que jamás sean ignorados o excluidos, sino que siempre encuentren respeto y amor.
     Ayúdales a vivir serenamente y a sentirse acogidos durante todos los años de vida que les concedas. Amén. (Benedicto XVI).+


Publicado por verdenaranja @ 22:32  | Liturgia
 | Enviar