Lunes, 17 de enero de 2011

Textos b?blicos, meditaciones y oraciones para el Octavario para el d?a primero, publicados en folleto para su celebraci?n recibido en la parroquia.

Joel 2, 21-22.28-29: Derramar? mi Esp?ritu sobre todo ser humano.
Salmo 46: Dios est? en medio de la ciudad.
Hechos 2, 1-12: Al llegar el d?a de Pentecost?s.
Juan 14, 15-21: El Esp?ritu de la verdad.

D?a primero

La Iglesia de Jerusal?n

?

Comentario

El planteamiento de esta Semana de oraci?n por la unidad de los cristianos parte de Jerusal?n, el d?a de Pentecost?s, es decir, en el momento en que la Iglesia inicia su propia marcha.

El tema del Octavario es: ?Unidos en la ense?anza de los ap?stoles, la comuni?n fraterna, la fracci?n del pan y la oraci?n?.

?Ellos? designa la Iglesia primitiva de Jerusal?n, nacida el d?a de Pentecost?s en que el Par?clito, el Esp?ritu de verdad, descendi? sobre los primeros creyentes, como Dios lo hab?a prometido a trav?s del profeta Joel, y por el Se?or Jes?s en la noche anterior a su pasi?n y a su muerte. Todos los que viven en la continuidad del d?a de Pentecost?s, viven en la continuidad de la Iglesia primitiva de Jerusal?n y su responsable, Santiago. Esta Iglesia es nuestra Iglesia, madre de todos. Nos da la imagen o el icono de la unidad de los cristianos por la cual rogamos esta semana.

Seg?n una tradici?n oriental antigua, la sucesi?n eclesial se realiza en la continuidad con la primera comunidad cristiana de Jerusal?n. La Iglesia apost?lica de Jerusal?n se realiza en la Iglesia de la Jerusal?n celestial que, a su vez, se convierte en el icono de todas las Iglesias cristianas. En se?al de su continuidad con la Iglesia de Jerusal?n, todas las Iglesias deben conservar las ?caracter?sticas? de la primera comunidad cristiana, por su asiduidad ?a la ense?anza de los ap?stoles, la comuni?n fraterna, la fracci?n del pan y la oraci?n?.

La Iglesia actual de Jerusal?n vive especialmente su continuidad con la Iglesia apost?lica de Jerusal?n a trav?s del costoso testimonio que ella da de la verdad. Su testimonio dado por el Evangelio y su lucha contra las desigualdades e injusticias nos recuerdan que la oraci?n por la unidad de los cristianos es inseparable de la oraci?n por la paz y la justicia.

Oraci?n

Dios todopoderoso y misericordioso, que con gran poder has reunido a los primeros cristianos de Jerusal?n por el don del Esp?ritu Santo, desafiando as? el poder humano del Imperio romano. Haz que, como la primera Iglesia de Jerusal?n, podamos reunirnos en la dignidad de predicar y vivir la buena noticia de la reconciliaci?n y de la paz, por todas partes donde existen desigualdades e injusticias. Te lo pedimos en nombre de Jesucristo, que nos libera de los v?nculos del pecado y de la muerte. Am?n.


Publicado por verdenaranja @ 19:33  | Ecumenismo
 | Enviar