Mi?rcoles, 16 de marzo de 2011

ZENIT? publica el art?culo que ha escrito monse?or Felipe Arizmendi Esquivel, obispo de San Crist?bal de Las Casas, con el t?tulo "Evangelizaci?n integral".

VER

En el reciente Encuentro de Catequistas de Adultos en nuestra di?cesis, se lamentaba que hay personas que critican el que, en las catequesis y en las celebraciones, se aborden problemas de la comunidad a la luz de la Palabra de Dios. Hay fieles que querr?an que nos qued?ramos en un angelismo desencarnado y que habl?ramos de un Dios distante y alejado de lo que vive el pueblo. Como si la fe se redujera a un sentimiento piadoso, sin incidencia en la realidad. Es una queja que se escucha no s?lo entre nosotros, sino en muchas otras latitudes.

Por otra lado, tambi?n hay quienes manipulan la Palabra de Dios para hacerla decir lo que uno piensa y quiere imponer; se escogen siempre textos que tienen que ver con los procesos sociales y pol?ticos, sin dar su debida importancia a la oraci?n, a la Misa dominical, a la confesi?n sacramental, a la estructura jer?rquica de la Iglesia, a la defensa de la vida en el seno materno, a la devoci?n mariana.

No es f?cil el equilibrio entre las dimensiones espiritual, trascendente y sobrenatural de la fe, con la social, pol?tica y cultural. No es sencillo armonizar las fuerzas entre la mano izquierda y la derecha del Cuerpo de Cristo, teniendo en cuenta que en la Iglesia del Se?or se necesitan izquierdas y derechas, no peleando entre s? mismas, desgarr?ndose internamente, sino complement?ndose, para bien del pueblo.

JUZGAR

Dice el Papa Benedicto XVI en su mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones del pr?ximo octubre: "La evangelizaci?n es un proceso complejo y comprende varios elementos. Entre estos, la animaci?n misionera ha prestado siempre una atenci?n peculiar a la solidaridad..., para dar la propia contribuci?n a la mejora de las condiciones de vida de las personas en pa?ses en los que son m?s graves los fen?menos de la pobreza, malnutrici?n sobre todo infantil, enfermedades, carencia de servicios sanitarios y para la educaci?n. Tambi?n esto forma parte de la misi?n de la Iglesia".

Y reafirma con toda claridad, retomando lo que dec?a Pablo VI: "La Iglesia se toma en serio la vida humana en sentido pleno. No es aceptable que en la evangelizaci?n se descuiden los temas relacionados con la promoci?n humana, la justicia, la liberaci?n de toda forma de opresi?n, obviamente respetando la autonom?a de la esfera pol?tica. Desentenderse de los problemas temporales de la humanidad significar?a ignorar la doctrina del Evangelio acerca del amor al pr?jimo que sufre o padece necesidad; no estar?a en sinton?a con el comportamiento de Jes?s, el cual ?recorr?a todas las ciudades y los pueblos, ense?ando en las sinagogas, proclamando la buena nueva del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias' (Mt 9,35).

ACTUAR

Revisemos en qu? hacemos consistir nuestra fe y c?mo llevamos la pastoral evangelizadora. No basta ir a Misa, bautizarse, recibir los dem?s sacramentos y recitar algunas oraciones. Esto es importante, pues es acercarse a la fuente de la vida y llenarse del amor de Dios, pero no para quedarse en ello, sino para proyectarse en el servicio a los dem?s, tanto al interior de la comunidad cristiana, como en los are?pagos de la pol?tica, la econom?a, la educaci?n, los medios de comunicaci?n, etc. La fe debe llevar a la transformaci?n de costumbres, de estilos de vida, de criterios y formas de pensar, para que sean conformes al Evangelio.

Sin embargo, todo tiene su tiempo y su lugar. No se puede manipular una celebraci?n haciendo a un lado los textos b?blicos se?alados por la Iglesia, o llev?ndolos a temas ajenos al momento lit?rgico. La realidad que debe iluminar la Palabra de Dios no se reduce a lo social, pol?tico y econ?mico, sino que abarca muchos otros aspectos. No es lo mismo una homil?a, en que se explican los misterios que se celebran y se proyectan a la vida diaria, que una rueda de prensa, en que se abordan otro tipo de asuntos. No es lo mismo una Misa dominical, que una catequesis sistem?tica sobre cuestiones que la misma Doctrina Social de la Iglesia nos propone, y que tienen que ver directamente con lo social, pol?tico y econ?mico. Seamos integrales en la vivencia de la fe y en la evangelizaci?n.


Publicado por verdenaranja @ 22:10  | Hablan los obispos
 | Enviar