Martes, 29 de marzo de 2011

Subsidio lit?rgico para el domingo cuarto de Cuaresma - A, ofrecido por el ?rea de Pastoral Socvial de la di?cesis de Tenerife.

CELEBRACI?N DEL DOMINGO CUARTO ? 3 de abril

MONICI?N DE ENTRADA

Un domingo m?s, en este tiempo de Cuaresma, nos reunimos a celebrar la Cena del Se?or. Y nos reunimos con la disposici?n de dejarnos acompa?ar e impulsar por la Luz Palabra de Dios y por la Eucarist?a para seguir creciendo en nuestra fe, hasta la adultez a la que estamos llamados.

El domingo pasado ve?amos Cristo, agua viva, saciando la sed de la samaritana. Hoy vemos a Cristo, Luz del mundo, dando vista a un ciego de nacimiento. Tambi?n Cristo nos ilumina a nosotros y quiere que vivamos como hijos de la luz y que lleguemos a ser luz en la noche del mundo.

Nos ponemos de pie para recibir al sacerdote, mientras cantamos.

MONICI?N A LA PRIMERA ?LECTURA.

David fue elegido como? rey del Pueblo de Israel. Y fue elegido aquel en quien nadie pensaba, el pastor m?s peque?o de la familia. Las preferencias de Dios no coinciden con la de los hombres. ?La mirada de Dios es m?s limpia y profunda. Los hombres estamos ciegos.

MONICI?N A LA SEGUNDA LECTURA.

El texto que vamos a escuchar de San Pablo a los Efesios es una reflexi?n? moralizante sobre lo que significa la luz y las tinieblas. El bautizado es hijo de la Luz y tiene que vivir en consecuencia. Escuchemos.

MONICI?N AL EVANGELIO

?La lucha dram?tica entre luz y tinieblas es uno de los signos fuertes que recorre el evangelio de Juan. Hoy vemos a la Luz venciendo a las tinieblas, a Cristo curando a un ciego, al que? lleva tambi?n a la fe. Pero hay otros ciegos que se enfrentan a la Luz y no se dejan curar. ?Nos dejamos curar nosotros de nuestras cegueras? Escuchemos.

ORACI?N DE LOS FIELES

Pidamos al Se?or que nos de la luz de la fe y que mueva nuestros corazones para acogerla con prontitud.

Ilumina, Se?or, a los pueblos que no te conocen y a los que habi?ndote conocido, se han alejado de tu luz. Oremos.

Todos respondemos: Damos, Se?or, la luz de la fe.

Ilumina, Se?or a los responsables de los pueblos para que gobiernen a la luz de la solidaridad y de la paz. Oremos.

Santifica, Se?or a tu Iglesia, para que lleve a todos la luz del Evangelio y el fuego de tu amor, principalmente con su testimonio de vida. Oremos.?

Ilumina, Se?or, a los que sufren de modo especial a los invidentes y? haz que nosotros? seamos cauce para que esta luz llegue a ellos, con nuestro compromiso y cercan?a.

Para que los que han sido llamados por ti para ser misioneros, desde el sacerdocio o la vida? consagrada,? respondan a esta llamada con generosidad? y prontitud y sean? luz en el mundo. Oremos.

OREMOS:?

Te pedimos, Se?or, que aumentes nuestra fe para que seamos en el mundo, en nuestros ambientes, testigos responsables de tu presencia. Por NSJ?

EL LENGUAJE D ELOS SIGNOS ? OFERTORIO

Cirio encendido:

Presentamos el Cirio, signo de Cristo que es la Luz? capaz de encender nuestras l?mparas para que seamos cada uno de nosotros tambi?n luz para los dem?s.

Un bast?n (de invidente)

Con este bast?n presentamos en el altar nuestras cegueras, para que sean curadas por el Se?or.

Pan y vino

El pan y el vino ser?n nuestro alimento? y nuestra fuerza para combatir nuestras cegueras? y ayudar a que se curen las cegueras del mundo.

Colecta.

Nuestro compartir solidario, ayudar? a que algunas cegueras desaparezcan de nuestros ambientes.

?ACCI?N DE GRACIAS

Gracias, Padre, T? nos has enviado a tu Hijo que es la Luz del Mundo, ?l nos ilumina y? acompa?a para que seamos personas adultas en la fe y comunicadoras de luz en nuestros ambientes.

Gracias, Jes?s, porque? como un d?a hiciste con el ciego de nacimiento? que utilizaste? la saliva, el barro, la piscina, usas con nosotros mediaciones para ayudarnos a descubrirte a ti como ?nico Salvador y Se?or.

Gracias, Esp?ritu Santo, por tu compa??a en nuestro caminar? para seguir con lucidez el Mensaje del Evangelio y para darlo a conocer.?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????


Publicado por verdenaranja @ 22:53  | Liturgia
 | Enviar