Martes, 05 de abril de 2011

Lectio divina para el mi?rcoles de? la cuarta semana de Cuaresma 2011, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de? Tenerife.

LECTURA:??????????????Juan 5, 17‑30?

En aquel tiempo, dijo Jes?s a los jud?os: ?Mi Padre sigue actuando, y yo tambi?n act?o.? Por eso los jud?os ten?an m?s ganas de matarlo: porque no s?lo abol?a el s?bado, sino tambi?n llamaba a Dios Padre suyo, haci?ndose igual a Dios.

Jes?s tom? la palabra y les dijo: ?Os lo aseguro: El Hijo no puede hacer por su cuenta nada que no vea hacer al Padre. ?Lo que hace ?ste, eso mismo hace tambi?n el Hijo, pues el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que ?l hace, y le mostrar? obras mayores que ?sta, para vuestro asombro. Lo mismo que el Padre resucita a los muertos y les da vida, as? tambi?n el Hijo da vida a los que quiere. Porque el Padre no juzga a nadie, sino que ha confiado al Hijo el juicio de todos, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo no honra al Padre que le envi?.

Os lo aseguro: Quien escucha mi palabra y cree al que me envi? posee la vida eterna y no se le llamar? a juicio, porque ha pasado ya de la muerte a la vida. Os aseguro que llega la hora, y ya est? aqu?, en que los muertos oir?n la voz del Hijo de Dios, y los que hayan o?do vivir?n. Porque, igual que el Padre dispone de la vida, as? ha dado tambi?n al Hijo el disponer de la vida. Y le ha dado potestad de juzgar, porque es el Hijo del hombre. No os sorprenda, porque viene la hora en que los que est?n en el sepulcro oir?n su voz: los que hayan hecho el bien saldr?n a una resurrecci?n de vida; los que hayan hecho el mal, a una resurrecci?n de juicio. Yo no puedo hacer nada por m? mismo; seg?n le oigo, juzgo, y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envi?.?

MEDITACI?N:??????????????Nada por m? mismo??

?? ???????? Qu? importante y con cu?nta carga de significado se me adelanta esta afirmaci?n de Jes?s. El hombre contemplativo y m?stico por excelencia; al mismo tiempo, el hombre m?s libre y m?s comprometido en la lucha por dignificar al ser humano,? por encima de normas y leyes, por muy sagradas que pudieran parecer. El hombre que se dio hasta derramar la ?ltima gota de su sangre ?y perdonando!, no hace nada por s? mismo, toda su vida es obediencia incondicional a su Padre, Dios.

??????????? Desde ah? se comprende que tengamos miedo a ese Dios, que lo queramos eliminar, y eliminar su cruz. Ese Dios apunta alto, muy alto, en su prop?sito de humanizar, divinizar, el coraz?n humano. Y esas alturas, lo reconozcamos o no, nos dan v?rtigo, nos marean, porque nos comprometen de lleno en la tarea de dignificarnos.

??????????? En teor?a, parece que deb?amos buscar todo aquello que nos engrandece, que nos abre horizontes, m?s all? de la paredes de nuestra materialidad. Parecer?a que el hombre, una vez que es capaz de adentrarse en su potencial dominio de la materia, ser?a capaz de ahondar en la b?squeda de aquello que lo hace aut?nticamente humano y que se apoya en su realidad m?s profunda, donde lo material queda peque?o, pero no. Y lo m?s triste es que, en la medida que no lo hacemos, no s?lo no crecemos sino que nos degradamos. Nos somos capaces de encontrar aquello que nos une y multiplicamos todo aquello que nos rompe y distancia.

??????????? Frente a ello, t?, Se?or, me sigues llegando con el ejemplo de tu vida, y a m? tambi?n me sigues invitando y esperando a que no haga nada por m? mismo, a que aprenda a mirarte, a mirar al Dios que t? miras, convencido de que es el punto de partida para que algo nuevo y bueno se realice en m?.?

ORACI?N:??????????????????Seguir creciendo?

??????????? Se?or, son muchas las voces que quieren acallarte, es importante porque molestas. En realidad nos molesta todo lo que nos descubra nuestra verdad interesada. A m?? al menos me molesta y me humilla, pero s? que es necesario para que avance en el bien.

??????????? Sigue atrayendo mi mirada hacia ti, Se?or. Reconozco que en muchos momentos me averg?enzo y preferir?a esconderme de m? mismo, pero necesito tu mirada y tu palabra. Deseo seguir creciendo, Se?or, no te canses de mirarme y de llamarme.????

CONTEMPLACI?N:?????????????? ?Hacia ti?

Demasiados ruidos y palabras
me quieren alejar de ti,
y con su fuerza y mi desidia
hasta consiguen desatar
esos lazos de bien
que terminan dejando mi interior
cargado de vac?o y de tristeza.

Y te vuelves a situar frente a m?
en el silencio de tu entrega,
tendi?ndome tu mano amiga,
y aunque no llego a alcanzarla
tiendo ansioso la m?a
esperando que la tomes
y me atraigas hacia ti
con toda tu fuerza.

Y s?lo de pensarlo
mi alma se estremece.


Publicado por verdenaranja @ 16:08  | Liturgia
 | Enviar