Mi?rcoles, 06 de abril de 2011

Lectio divina para el jueves de la cuarta semana de Cuaresma - A, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:???? ????????Juan 5, 31‑47?

En aquel tiempo, dijo Jes?s a los jud?os: ?Si yo doy testimonio de m? mismo, mi testimonio no es v?lido. Hay otro que da testimonio de m?, y s? que es v?lido el testimonio que da de m?.

Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y ?l ha dado testimonio de la verdad. No es que yo dependa del testimonio de un hombre; si digo esto es para que vosotros os salv?is. Juan era la l?mpara que ard?a y brillaba, y vosotros quisisteis gozar un instante de su luz. Pero el testimonio que yo tengo es mayor que el de Juan: las obras que el Padre me ha concedido realizar; esas obras que hago dan testimonio de m?: que el Padre me ha enviado. Y el Padre que me envi?, ?l mismo ha dado testimonio de m?. Nunca hab?is escuchado su voz, ni visto su semblante, y su palabra no habita en vosotros, porque al que ?l envi? no le cre?is.

Estudi?is las Escrituras pensando encontrar en ellas vida eterna; pues ellas est?n dando testimonio de m?, ?y no quer?is venir a m? para tener vida! No recibo gloria de los hombres; adem?s, os conozco y s? que el amor de Dios no est? en vosotros. Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibisteis; si otro viene en nombre propio, a ?se si lo recibir?is. ?C?mo podr?is creer vosotros, que acept?is gloria unos de otros y no busc?is la gloria que viene del ?nico Dios? No pens?is que yo os voy a acusar ante el Padre, hay uno que os acusa: Mois?s, en quien ten?is vuestra esperanza. Si creyerais a Mois?s, me creer?ais a m?, porque de m? escribi? ?l. Pero, si no dais fe a sus escritos, ?c?mo dar?is fe a mis palabras??

MEDITACI?N:??????????? ?Os salv?is?

??????????? Generalmente solemos pensar m?s en nosotros mismos que en los otros, incluso aquellos que tienen tareas de servir a un pueblo lo hacen desde una ideolog?a y no desde lo que es lo mejor en cada situaci?n concreta, quedando supeditados y condicionados, sin libertad para buscar en cada momento lo mejor, lo m?s adecuado y eficaz. Sigue poni?ndose de manifiesto lo complicado que es poner las cosas, las normas, las leyes, las ideas, al servicio de los hombres, de manera que nos obligamos a pasar por el aro de lo establecido de antemano. No significa que hay que vivir a salto de mata, sino con mente y coraz?n abierto y l?cido para la b?squeda del bien.

??????????? Esa es tu gran lecci?n, pero no gust?. No gust? nada. Por eso te quitaron de en medio y te quieren seguir quitando. T?, si ven?as con una idea fija era la de salvarnos. T? no necesitabas salvaci?n, ni la necesitas, nosotros s?. Queremos negarlo, y as? nos va. Vivimos amenazados por nosotros mismos, rodeados de enemigos por todas partes. Ya casi no existen sitios donde nos podamos encontrar seguros. La inseguridad y la incertidumbre forman parte de todo lo que nos enmarca; y, adem?s, tratamos de que sea as?. Todo es ya de usar y tirar, ?hasta el hombre! ?Y no necesitamos que alguien nos salve y nos manifieste c?mo?

??????????? Tu vida, tus palabras, tus obras, llevan el sello del amor. Ya no sabemos tampoco muy bien c?mo pronunciar esta palabra, tal vez poni?ndola con may?scula, para decir que s?lo el AMOR, al estilo de c?mo t? lo has manifestado, lo has vivido, nos puede salvar. Y en esa aventura me invitas a entrar con ilusi?n renovada, y yo lo deseo.?

ORACI?N:???????????? ?Entrar en tu corriente?

??????????? Gracias de nuevo por mirarme, por esperarme, por amarme. Gracias, porque tu amor es incansable. ?Claro, as? es el AMOR! Perm?teme entrar en tu corriente.

??????????? S?, no cabe duda, necesito que me salves, necesito que me adentres en tu corriente de salvadora, en tu corriente humanizadora, en esa corriente que me habla de mi dignidad. Lo repito porque me la quieren quitar y quiero defender lo que me pertenece por gracia de tu amor. Gracias, Se?or.? ?

CONTEMPLACI?N:?????????????? ?Mi imagen?

Vienes a salvar mi historia
y cada ma?ana
espolvoreas mi coraz?n
con el eco de tu amor
que me llega hecho palabra
y soplo que me empuja
alentando mis deseos de vida.

Y en medio de mi caminar,
ilusionado y torpe,
aclaras mis sombras,
disipas mis nubes grises,
y un rayo de esperanza
empuja mi andadura
y eleva mis deseos de encontrar,
por fin, en ti mi imagen.


Publicado por verdenaranja @ 17:15  | Liturgia
 | Enviar