Domingo, 10 de abril de 2011

???Lectio divina?para el lunes de la quinta semana de Cuaresma 2011, ofreceida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

???Juan 8, 1‑11?

En aquel tiempo, Jes?s se retir? al monte de los Olivos. Al amanecer se present? de nuevo en el templo, y todo el pueblo acud?a a ?l, y, sent?ndose, les ense?aba.

Los escribas y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio y, coloc?ndola en medio, le dijeron: ?Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Mois?s nos manda apedrear a las adulteras; t?, ?que dices??

Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo. Pero Jes?s, inclin?ndose, escrib?a con el dedo en el suelo.

Como insist?an en preguntarle, se incorpor? y les dijo: ?El que est? sin pecado, que le tire la primera piedra.? E inclin?ndose otra vez, sigui? escribiendo.

Ellos, al o?rlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los m?s viejos. Y qued? solo Jes?s, con la mujer, que segu?a all? delante. Jes?s se incorpor? y le pregunt?: ?Mujer, ?d?nde est?n tus acusadores?; ?ninguno te ha condenado??

Ella contest?: ?Ninguno, Se?or.? Jes?s dijo: ?Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques m?s.?

MEDITACI?N:??????????????No peques m?s?

??????????? Vivimos en una sociedad con grandes dosis de corrupci?n, la violencia se hace presente de una manera tal que est? entrando a formar parte de lo cotidiano, las injusticias manifestadas de mil maneras y modos, claramente manifestadas o soterradas, incluso a veces amparada en leyes f?cilmente transgredibles, pululan por todas partes, la falta de respeto a las convicciones de los otros, cuando se habla de libertad de opini?n y de conciencia, est? a la orden del d?a, pero a pesar de todo hay quien se empe?a a decir que no hay pecado.

??????????? Y s?, hay pecado, hay mucho pecado, llam?mosle como le llamemos o como no le queramos llamar. Hay mal, generamos mucho dolor buscado conscientemente, y a eso le llamamos pecado, porque adem?s de herir la dignidad del hombre, hiere al mismo Dios. Todo mal que nos hacemos se vuelca con la misma fuerza en Dios, porque ?l est? en la base que sustenta a todo ser humano, criatura suya, obra de su amor, hijo suyo, aunque no lo sepa e incluso lo rechace. Porque un hijo puede rechazar a su padre, pero no puede nunca dejar de ser su hijo.

??????????? Y desde esa realidad, desde esas trampas sucias de nuestro coraz?n, como la que nos describes en este texto, t?, Se?or, me vuelves a llamar a m? a no pecar m?s. Sabes que es pr?cticamente imposible, pero me llamas a implicarme en esa batalla conmigo mismo primero y con todo lo que de mal pueda haber a mi alrededor. Una batalla en la que el arma decisiva es el amor, ese mismo amor que es parte del tuyo y que t? has sembrado en mi interior con el encargo de hacerlo crecer.

??????????? As? me invitas a no conformarme con ning?n pecado, ni con el m?o ni con el de nadie, y a poner en marcha la compasi?n. Si desde ah? no conseguimos ir venciendo el mal que hay en nosotros, dif?cilmente lo vamos a conseguir con otros medios. Al menos ?se es el que t? practicaste y sigues practicando conmigo para que siga aprendiendo. Y tu voz y tus gestos en este tiempo me resuenan con un eco especial.????

ORACI?N:????????????? ?Aprender compasi?n????

??????????? Se?or, tengo que pedirte perd?n porque he tirado muchas piedras a lo largo de mi vida, y no contra m? mismo, que era donde m?s ten?a que haber dirigido. Mi coraz?n es m?s duro con los otros que conmigo y todav?a sigue siendo un reto aprender ternura, delicadeza y compasi?n.

??????????? Y te doy gracias porque t?, el ?nico que pod?a tirarme muchas piedras, me lanzas ofertas de perd?n que me siguen permitiendo hacer el camino de mi vida esperando dar lo mejor de m? cada d?a. Gracias, Se?or. ?????? ?????

CONTEMPLAR:???????????????? ?En ti?

En ti vislumbro la fuerza
del amor que sana y salva.

La belleza del coraz?n
limpio y noble,
siempre al lado del hombre.

En ti vislumbro la esperanza
de todo coraz?n herido,
?igual que el m?o.

Y siento tu mano tendida,
dispuesta a agarrar la m?a,
para ayudarme a levantar
y caminar siempre a mi lado.

En ti vislumbro, s?.


Publicado por verdenaranja @ 22:29  | Liturgia
 | Enviar