Martes, 31 de mayo de 2011

Homil?a de monse?or Juan Rub?n Mart?nez, obispo de Posadas para el segundo domingo de Pascua (1 de mayo de 2011). (AICA)

SOBRE EL BEATO JUAN PABLO II?????????????

Durante varias semanas estaremos celebrando el tiempo pascual. Es un tiempo para animarnos en la esperanza, porque Cristo resucit? y la vida triunf?, sobre la muerte. Esta es la experiencia gozosa de los Ap?stoles que nos presenta el Evangelio de este domingo (Jn 20, 19-31). Ellos estaban reunidos en un lugar de Jerusal?n y llenos de temor. No era para menos, lo hab?an matado a quien ellos segu?an y no sab?an que pod?a pasarles. El texto b?blico nos dice: ?Jes?s poni?ndose en medio de ellos, les dijo: ?La paz est? con Ustedes! Como el Padre me envi? a m?, yo tambi?n los env?o a Ustedes? (Jn 20, 19-20). Esta experiencia de fe era fundamental para que los Ap?stoles reciban el mandato de evangelizar.

Quiz?s nos venga bien repensar estos textos pascuales, para ubicarnos sobre cu?l es el aporte que nuestro tiempo necesita de los cristianos. Este encuentro pascual fue fundamental para que los Ap?stoles sobrelleven las dificultades de su tiempo. Nosotros tambi?n necesitamos de esta experiencia de Fe Pascual y de una espiritualidad m?s profunda, para ser ?testigos? en medio de tantos problemas que nos rodean.

Este domingo estamos viviendo un acontecimiento muy importante para la Iglesia. En? este segundo domingo de Pascua, se celebra la beatificaci?n del Papa Juan Pablo II. De diversas maneras durante su largo pontificado hemos tenido la posibilidad de conocer a este hombre tan querido por todos. En mi caso he sido ordenado sacerdote y posteriormente Obispo cuando Juan Pablo II era Papa. Siendo Obispo he tenido la posibilidad de tener dos audiencias privadas con ?l, en donde he experimentado su paternidad y cercan?a. Todos hemos conocido que Juan Pablo II fue un hombre totalmente donado a Dios y a la gente, para vivir sin l?mites la misi?n conferida. Los argentinos especialmente tenemos que agradecer su mediaci?n que evit? una guerra absurda con nuestros hermanos chilenos. Recordamos sus visitas a la Argentina y su especial carisma con los j?venes.

Espont?neamente j?venes de nuestra Di?cesis han querido realizar una vigilia de oraci?n para unirse a la beatificaci?n del Papa Juan Pablo II. Hoy celebrar? la Santa Misa del segundo domingo de Pascua a las 20:00 hs en nuestra Catedral, teniendo especialmente presente la beatificaci?n del Papa.

En este tiempo de Pascua, estamos llamados a profundizar nuestro encuentro con el Se?or Resucitado y ser disc?pulos, testigos y misioneros. Podemos se?alar que siempre la evangelizaci?n se realiz? fundamentalmente desde la irradiaci?n de ?varones ?y mujeres que por su santidad fueron instrumentos de Salvaci?n. Este es el caso del ?Beato Juan Pablo II?. ?l mismo en el inicio del siglo y del milenio nos dec?a en su Carta Apost?lica, ?Novo Millennio Ineunte? refiri?ndose a la santidad: ?En primer lugar, no dudo en decir que la perspectiva en la que debe situarse el camino pastoral es el de la santidad? (30).

Recordar esta verdad elemental, poni?ndola como fundamento de la propagaci?n pastoral que nos ata?e al inicio del nuevo milenio, podr?a parecer, en primer momento algo poco pr?ctico. ?Acaso se puede ?programar? la santidad? ?Qu? puede significar esta palabra en la l?gica de un plan pastoral? En realidad, poner la programaci?n pastoral bajo el signo de la santidad es una opci?n llena de consecuencias. Significa expresar la convicci?n de que el Bautismo es una verdadera entrada en la santidad de Dios por medio de la inserci?n en Cristo y la inabitaci?n de su Esp?ritu, ser?a un contrasentido contentarse con una vida mediocre, vivida seg?n una ?tica minimalista y una religiosidad superficial. Preguntar a un catec?meno, ??Quieres recibir el Bautismo??, significa ?Quieres ser santo???(31)

En este domingo pascual podemos pedir al Beato Juan Pablo II, que interceda para que vivamos nuestro bautismo, como testigos que creen en Aquel que muri? y ?Resucit?.

Les env?o un saludo cercano y hasta el pr?ximo domingo.?

Monse?or Juan Rub?n Mart?nez, obispo de Posadas?


Publicado por verdenaranja @ 22:33  | Homil?as
 | Enviar