Jueves, 02 de junio de 2011

Lectio divina para el viernes de la sexta semana de pascua 2011, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:???????????????Juan 16, 20‑23??

En aquel tiempo, dijo Jes?s a sus disc?pulos: ?Os aseguro que llorar?is y os lamentar?is vosotros, mientras el mundo estar? alegre; vosotros estar?is tristes, pero vuestra tristeza se convertir? en alegr?a.

La mujer, cuando va a dar a luz, siente tristeza, porque ha llegado su hora; pero, en cuanto da a luz al ni?o, ni se acuerda del apuro, por la alegr?a de que al mundo le ha nacido un hombre. Tambi?n vosotros ahora sent?s tristeza; pero volver? a veros, y se alegrar? vuestro coraz?n, y nadie os quitar? vuestra alegr?a. Ese d?a no me preguntar?is nada.?

MEDITACI?N:??????????????Nadie os quitar? vuestra alegr?a?

??????????? Pueden sonar tus palabras a consuelo barato, de aqu?l a quien se le pide un sacrificio que nadie parece entender y para que aguante se le ofrece un premio, un premio del que nada se puede garantizar. Tus palabras en muchos momentos no tienen sino la garant?a de la fe y de la convicci?n personal de que el amor sigue sonando a fuerza salvadora. Y si no es as?, todo o casi todo suena a absurdo.

??????????? No, no es consuelo barato el que nos ofreces, es certeza, es confirmaci?n, es seguridad que se apoya en tu palabra. Palabra que, a su vez, se apoya en tu vida. Vida que, sin ninguna duda, se apoya en Dios. En un Dios que experimentas como padre, un Dios que no es y no sabe otra cosa que amar. Fuera de ah? la realidad de Dios no tiene entidad, no tiene nada que ofrecer, no merece la pena ser tenido en cuenta.

??????????? Por eso, la certeza del rostro de Dios que nos ofreces nos abre ya, en medio de la realidad y de las contrariedades de la vida, en fuente de sentido. Alguien que merece la pena ser seguido y vivido, porque abre horizontes, porque crea humanidad, porque humaniza. ?l se nos ofrece como garant?a de plenitud y cuando experimentemos esa totalidad a la que estamos llamados, podremos comprobar que la alegr?a aqu? iniciada, intuida y buscada, nada ni nadie nos la podr? quitar. Gracias, Se?or, por este horizonte de felicidad al que me diriges, desde mi caminar torpe y mis deseos profundos.

ORACI?N:?????????????Apoyarme en ti?

??????????? Se?or, muchas veces tus palabras superan mi realidad, pero es eso lo que me estimula. D?jame apoyarme en ti.

??????????? Soy consciente de mi finitud, de que mi realidad limitada me cierra muchos pasos, por eso necesito apoyarme en ti. No es dependencia, sino descubrir que de ti mi viene mi realidad m?s rica y profunda de mi humanidad.

??????????? Se?or, sabes que a veces se agota mi esperanza y la tristeza profunda me invade. Ay?dame a apoyarme en ti para que en medio de los avatares de mi vida encuentre en ti, siempre, la raz?n de mi paz y mi gozo profundo.

CONTEMPLACI?N:????????????????Tu alegr?a?

Gris es mi historia,
salpicada de gozos
que se difuminan
o se esconden en los pliegues
de mis incertidumbres
y de mis inseguridades
que todos contribuyen a alimentar.

Y como un amanecer
el sol de tu amor
despunta una y otra vez
en el horizonte de mis deseos
m?s ansiados.

Y ese torbellino de luz
inunda de gozo mis anhelos,
y me invade tu alegr?a
como una realidad
t?midamente pose?da
y como una promesa
que espera la certeza
de verse colmada en t?.


Publicado por verdenaranja @ 17:50  | Liturgia
 | Enviar