Jueves, 09 de junio de 2011

Lectio divina para el viernes de la s?ptima semana de Pascua 2011, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:?????????????????Juan 21 ,15‑19?

Habi?ndose aparecido Jes?s a sus disc?pulos, despu?s de comer con ellos, dice a Sim?n Pedro: ?Sim?n, hijo de Juan, ?me amas m?s que ?stos?? ?l le contest?: ?S?, Se?or, t? sabes que te quiero.? Jes?s le dice: ?Apacienta mis corderos.?

Por segunda vez le pregunta: ?Sim?n, hijo de Juan, ?me amas?? ?l le contesta: ?S?, Se?or, t? sabes que te quiero.? ?l le dice: ?Pastorea mis ovejas.?

Por tercera vez le pregunta: ?Sim?n, hijo de Juan, ?me quieres?? Se entristeci? Pedro de que le preguntara por tercera vez si lo quer?a y le contest?: ?Se?or, t? conoces todo, t? sabes que te quiero.? Jes?s le dice: ?Apacienta mis ovejas. Te lo aseguro: cuando eras joven, t? mismo te ce??as e ibas adonde quer?as; pero, cuando seas viejo, extender?s las manos, otro te ce?ir? y te llevar? adonde no quieras.? Esto dijo aludiendo a la muerte con que iba a dar gloria a Dios.

Dicho esto, a?adi?: ?S?gueme.?

MEDITACI?N:????????????????Me quieres?

??????????? Nos suele extra?ar, lo mismo que a Pedro, esta triple pregunta sobre su sentimiento hacia ti. Decimos que quisiste que fuese una forma de contrarrestar aquella triple negaci?n que efectuar?a despu?s de tu arresto. Y puede ser que se trate de eso. Pero sin hacer elucubraciones de ese tipo, me parece que todo era, por tu parte, algo mucho m?s normal.

??????????? Pienso en nuestras propias relaciones y c?mo nosotros mismos, a la hora de una relaci?n especial, tratamos de asegurar y de asegurarnos la fuerza, la intensidad y la intimidad de nuestra vinculaci?n, sobre todo cuando est? en juego toda la vida.

??????????? Yo siento que esta pregunta me la haces a m? much?simas veces, cuando, despu?s de asegurar que te quiero, mis actitudes y mis respuestas van por otros derroteros. Cuando mi seguimiento se manifiesta mediatizado por muchos condicionamientos y mis respuestas no son las que se supone que deb?an ser. Muchas veces te aseguro que te quiero, pero mi querer es m?s de sentimiento que de voluntad. Y me duele la pregunta y la respuesta. Por eso, al final, la respuesta de Pedro es la que no contiene enga?o y la que s?lo t? puedes leer en lo hondo de mi coraz?n, en su aut?ntica verdad: ?Se?or, t? sabes, que a pesar de todo, te quiero?.??????

ORACI?N:???????????????Te quiero?

??????????? Se?or, no puedo enga?arte. T? sabes de mi realidad, y de los propios enga?os que hay en m?. A pesar de mis infidelidades sabes que te quiero.

??????????? Te quiero, Se?or, lo sabes. Ay?dame a que este amor sea cada vez m?s sincero, m?s aut?ntico, y su expresi?n la manifieste en mis gestos y actitudes.

??????????? Se?or, te quiero y mi vida sin ti carecer?a de sentido, pero s? de mis fragilidades y condicionamientos. Dame tu fuerza para que este amor me transforme cada d?a m?s a tu estilo.

CONTEMPLACI?N:???????????????S?gueme?

Yo te amo, Se?or,
pero la fuerza de mi amor fr?gil
es la seguridad del tuyo.

En ?l resuena tu llamada:
?s?gueme?,
y ella me sustenta y empuja,
para hacer de tu amor
el soporte del m?o.


Publicado por verdenaranja @ 16:41  | Liturgia
 | Enviar