Mi?rcoles, 15 de junio de 2011

DOMINGO DE LA SANT?SIMA TRINIDAD - A
19 de junio de 2011

La gracia de nuestro Se?or Jesucristo, el amor del Padre y la comuni?n del Esp?ritu Santo est?n con todos vosotros.

- El domingo pasado terminamos la cincuentena pascual con la fiesta de Pentecost?s, la fiesta del don del Esp?ritu que se derrama sobre la Iglesia y sobre el
mundo entero.
- y hoy, en este primer domingo del tiempo ordinario, celebramos la fiesta de la Sant?sima Trinidad, recordando que el Dios en el que creemos se manifiesta como Padre, como Hijo en Jesucristo, y como Esp?ritu Santo. Es la gran expresi?n de este misterio del amor de Dios que llena toda nuestra vida. Celebr?moslo con agradecimiento.

A. penitencial: Comencemos nuestra celebraci?n pidiendo perd?n por nuestros pecados. Recordemos la importancia de este momento de silencio y de oraci?n para toda la asamblea.

- T?, que eres el camino que conduce al Padre. SE?OR,TEN PIEDAD.
- T?, que eres la verdad y la vida. CRISTO, TEN PIEDAD.
- T?, que nos env?as a tu Esp?ritu. SE?OR,TEN PIEDAD.

Antes de las lecturas: Dispong?monos ahora a escuchar la Palabra de Dios. Las lecturas de esta fiesta nos invitan a contemplar el misterio de Dios que se hace presente
en la historia humana, comenzando por su revelaci?n al pueblo de Israel, y culminando con la presencia entre nosotros de su Hijo Jesucristo y de su Esp?ritu Santo.

Credo: Hoy, en este domingo de la Sant?sima Trinidad, profesemos con toda convicci?n nuestra fe. Profesemos la fe en Dios el Padre del amor; en Jesucristo su Hijo, nuestro Salvador; y en el Esp?ritu Santo que ha sido derramado en nuestros corazones. (Credo cantado).

Oraci?n universal: Unidos en la fe y en la esperanza, oremos diciendo: ESC?CHANOS, PADRE

- Por la Iglesia, por todos los que queremos vivir siguiendo el camino del amor de Dios. OREMOS:

- Por los monasterios de vida contemplativa, por los monjes y monjas que dan en nuestro mundo testimonio de fe y de oraci?n. OREMOS:

- Por los pobres y los enfermos, por todos aquellos que viven marcados por el dolor y la debilidad. OREMOS:

- Por nosotros, por los que cada domingo nos reunimos en esta iglesia para compartir la mesa de Jesucristo. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestra oraci?n, y danos tu Esp?ritu Santo. Por Jesucristo, nuestro Se?or.

Prefacio propio

Padrenuestro: Movidos por el Esp?ritu Santo, nos dirigimos ahora al Padre del cielo con las mismas palabras que nos ense?? su Hijo Jes?s. Con agradecimiento y confianza, nos atrevemos a decir:

?

CPL


Publicado por verdenaranja @ 17:50  | Liturgia
 | Enviar