S?bado, 25 de junio de 2011

Reflexi?n a las lecturas dela solemnidad del Corpus Christi - A, ofrecida por el sacerdote Don Juan Manuel P?rez Pi?ero bajo el ep?grafe de "ECOS DEL D?A DEL SE?OR"

ECOS DEL D?A DEL SE?OR
La Solemnidad del Corpus A

Queridos amigos y amigas:

La Solemnidad del Sant?simo Cuerpo y Sangre de Cristo, -el ?Corpus?- es una fiesta preciosa.

El Jueves Santo celebr?bamos la Instituci?n de la Eucarist?a en medio del esp?ritu? propio de aquellos d?as santos?

Terminadas las fiestas pascuales, esta Celebraci?n nos invita a centrar nuestra atenci?n de nuevo en la Eucarist?a.

Todos recordamos muchas celebraciones de Corpus desde que ?ramos ni?os hasta ahora. Unas m?s festivas, otras menos. Unas con alfombras? Otras sin ellas? ?Y dejan tantos recuerdos, tantas huellas en el alma?!

Una alfombra puede ser el s?mbolo de esta gran solemnidad: horas y horas de dedicaci?n y esfuerzo para el instante en que el Se?or ?pase? en procesi?n sobre ella. ?Y se termin? la alfombra?! ?Eso no se comprende f?cilmente! Pero ?es que la hab?amos hecho para ?el Se?or que pasa?!? ?Y ya est?!

?Y qui?n es el que recibe un homenaje as??

?El Hijo del Dios vivo! ?El Se?or del Universo! ?El Rey de la gloria?! real y misteriosamente presente en medio de nosotros.

Estos d?as recordamos la Doctrina sobre la Eucarist?a que se puede resumir en tres palabras: Presencia, Sacrificio y Banquete

En esta fiesta, desde que se inici?, se subraya la Presencia real de Cristo en la Eucarist?a que debe ser objeto de adoraci?n y culto tambi?n fuera de la Santa Misa. Es la clave para entender la Procesi?n del Corpus?

Cada a?o de los tres en que se divide la Liturgia de la Iglesia, la Palabra de Dios nos invita a centrarnos en un aspecto concreto del Misterio eucar?stico.

En el A?o A centramos nuestra atenci?n en la Eucarist?a como Banquete, como alimento: ?Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida?, nos dice el Se?or en el Evangelio de hoy.

Este es un tema apasionante y al mismo tiempo un tanto desconocido. En resumen, viene a responder a una cuesti?n fundamental: ?Cu?ntas vidas tenemos los cristianos?

Adem?s de la vida humana, ?no hemos recibido en el Bautismo una vida nueva? Efectivamente, ?la vida de Dios!

Una participaci?n creada del ?ser? de Dios, de la vida de Dios, de la naturaleza divina, se infundi? aquel d?a en nosotros. ?Qu? impresionante es todo esto!

?Y qui?n no entiende que una vida no puede sostenerse sin alimento?

?No s?lo de pan vive el hombre?, escuchamos en la primera lectura. Y en el Evangelio Jes?s nos dice: ?Os aseguro que si no com?is la carne del Hijo del Hombre y no beb?is su sangre no tendr?is vida en vosotros?? ??Es evidente!

Por todo ello, ya podemos amontonar excusas para no recibir la Comuni?n. Todas se estrellan frente a esta muralla: ??Sin Eucarist?a no hay vida de Dios en nosotros!?.

Y eso vale tambi?n para los enfermos. Por eso, desde el principio mismo de la Iglesia, al llegar el momento de la Comuni?n, los que estaban presentes recib?an el Cuerpo y la Sangre de Cristo? Y los di?conos llevaban la Comuni?n a los ausentes.

Por todo ello, tambi?n ahora procuramos que los ni?os reciban la Primera? Comuni?n cuanto antes? Que los enfermos reciban tambi?n con cierta frecuencia ?el Cuerpo de Cristo? Y que a los moribundos no les falte ?el Vi?tico?, es decir, la ?ltima Comuni?n solemne, para que el Se?or les acompa?e en el paso a la Eternidad.

?Cu?ntas cosas podr?amos seguir diciendo! S?lo nos queda espacio para? acoger una: la que nos ofrece S. Pablo en la segunda lectura: ?El pan es uno. Y as? nosotros, aunque seamos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan?. ?Es evidente!

?Se trata de una doble comuni?n dec?a el Papa Pablo VI en la Fiesta de Corpus del a?o 1969, con Cristo y entre nosotros que en ?l nos hacemos y somos hermanos??

Por eso no podemos comulgar el Cuerpo de Cristo cuando no estamos en comuni?n con los hermanos.

El D?a Nacional de Caridad que celebramos esta jornada es algo que arranca de las mismas entra?as del Misterio Eucar?stico. Y en medio de esta crisis econ?mica tan grande y dolorosa, ?c?mo podremos comulgar hoy con los hermanos?

Termino esta reflexi?n con una ant?fona eucar?stica muy bella: ??Oh Sagrado Banquete en el que Cristo es nuestra comida, se celebra el memorial de su Pasi?n, el alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la vida futura!?.?

Con estos pensamientos, sentimientos, reflexiones? les deseo ?Feliz D?a del Se?or!?


Publicado por verdenaranja @ 11:08  | Espiritualidad
 | Enviar