Viernes, 26 de agosto de 2011

DOMINGO 22 DEL TIEMPO ORDINARIO - A
28 de Agosto de 2011

La gracia y la paz de Dios, nuestro Padre, y de Jesucristo, el Señor, estén con todos vosotros.

- El domingo pasado, recordémoslo, escuchábamos en el evangelio aquella escena tan importante de Jesús que le encarga a Pedro la misión de ser el principal punto de referencia de su comunidad, de su Iglesia. Hoy, en cambio, veremos cómo el mismo Jesús tiene que reñir a Pedro porque el apóstol no entiende ni acepta que el camino de la salvación y de la vida pasa
por la cruz.

- Esta es también, en definitiva, nuestra propia historia. Creemos en Jesús, queremos seguirle, pero a menudo no entendemos ni aceptamos que su camino significa entrega, fidelidad hasta el fin, compromiso al servicio de los demás.

- La Eucaristía de cada domingo es una buena ocasión para darle gracias a Jesús por su llamada, y pedirle que nos dé fortaleza para seguirle siempre.

A. penitencial: En silencio, preparémonos para celebrar esta Eucaristía.

- Tú que has puesto la salvación del género humano en el árbol de la cruz. SEÑOR, TEN PIEDAD.

- Tú que padeciste por nosotros para que sigamos tus huellas. CRISTO, TEN PIEDAD.

- Tu que en la cruz cargaste con nuestros pecados para que nosotros, muertos al pecado, vivamos en lajusticia. SEÑOR, TEN PIEDAD.

1. lectura (Jeremías 20,7-9): En el evangelio de hoy, Jesús nos anunciará que será perseguido hasta la muerte, por su fidelidad al camino de Dios. Escuchemos ahora, en esta primera lectura, cómo el profeta Jeremías, llamado por Dios, tiene que vivir también desprecios y persecuciones.

2. lectura (Romanos 72,7-2): San Pablo, en la segunda lectura, nos invita a vivir siguiendo siempre la voluntad de Dios.

Oración universal: Guiados por el Espíritu de Jesús, presentemos al Padre nuestras peticiones diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

Por la Iglesia, portadas los que, en el mundo entero, queremos seguir el camino de Jesús con fidelidad. OREMOS:

Por los pobres y los enfermos, por los humillados y los perseguidos, portadas los que comparten más de cerca el dolor de la pasión y la cruz. OREMOS:

Por los gobernantes y los políticos, por los responsables de la economía, por los trabajadores de la administración pública. OREMOS:

Por los extranjeros que han visitado nuestro país este verano. OREMOS:

Por nosotros, por nuestras familias, por nuestros amigos, por nuestros compañeros de trabajo o de estudio. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestra oración, y concédenos seguir a tu Hijo Jesucristo en su pasión, para alcanzar también
su resurrección. Él, que vive y reina por los siglos ...

Padrenuestro: Unidos a Jesucristo, y como él nos ha enseñado, nos atrevemos a decir:

 

CPL


Publicado por verdenaranja @ 16:27  | Liturgia
 | Enviar