Domingo, 18 de septiembre de 2011

Susidio litúrgico para la entrega de los materiales del PDP 2011-1015 de la Diócesis de  Tenerife en las misas del 24 y 25 de Septiembre.

Las siguientes indicaciones que ofrecemos son una invitación para realizarlas en nuestras comunidades parroquiales. En todas las misas del fin de semana del 24 y 25 les proponemos acoger y difundir el Plan Diocesano de Pastoral 2011/2015. Una posibilidad sería convocar en una de las celebraciones de ese fin de semana a todos los agentes de pastoral y entregarles el material del PDP. En el resto de las eucaristías, en las que siempre estará presente el cartel anunciador del PDP, repartiremos a todos los asistentes el tríptico informativo que podemos solicitar en el Obispado. Para esta última celebración, como es comprensible, el rito será más breve pudiendo eliminar el signo propuesto, más adaptado para la celebración con los agentes de pastoral. 

CELEBRACIÓN PARA LA ENTREGA DEL PDP
XXVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO A
LITURGIA DE ACOGIDA 

SALUDO DEL CELEBRANTE 

MONICIÓN DE ENTRADA

Comprometidos con nuestra fe y fieles a nuestra vocación cristiana, nos reunimos este fin de semana para celebrar la eucaristía. Nuestra iglesia Diocesana y en concreto nuestra comunidad parroquial de………………………….. está gozosa y esperanzada por la confianza que Dios pone en nosotros. En este inicio de curso, nos disponemos a acoger, meditar y trabajar el Plan Diocesano de Pastoral que nos acompañará hasta el año 2015. Un proyecto ilusionante que nos ayudará a remar todos en el mismo sentido, haciendo de nuestra iglesia, una comunidad de discípulos y misioneros dispuestos a nuevamente evangelizar. 

CANTO DE ENTRADA: “Lo que hemos visto y oído” u otro similar. (Mientras cantamos, algunos miembros de la comunidad pueden entrar por el pasillo central mostrando a la comunidad el cartel del PDP, para colocarlo en un sitio visible para la celebración)

Después del canto de entrada, y para ayudar a la ambientación sugerimos la siguiente lectura. 

LA ALEGRÍA DELA EVANGELIZACIÓN

(La alegría de la evangelización. pp. 52-53 del PD) 

Las personas tenemos necesidad de esperanza para poder vivir el propio presente. El contenido de esta esperanza es el Dios que tiene un rostro humano y que nos ha amado hasta el extremo. Precisamente la falta de esta conciencia puede generar desaliento y pesimismo.

Uno los obstáculos parala Nueva Evangelizaciónes la ausencia de alegría y de esperanza que tales situaciones crean y difunden entre los hombres de nuestro tiempo. Con frecuencia esta falta de alegría y de esperanza es tan fuerte que influye en nuestras mismas comunidades cristianas.La Nueva Evangelizaciónse presenta en estos contextos no como un deber, o como un ulterior peso que hay que soportar, sino más bien como una medicina capaz de dar nuevamente alegría y vida a realidades prisioneras de sus propios miedos.

Solamente a través de personas tocadas por Dios, Él puede retornar a los hombres.La Nueva Evangelización, por tanto, parte de aquí: de la credibilidad de nuestra vida personal y comunitaria de creyentes.

Por lo tanto, afrontemosla Nueva Evangelizacióncon entusiasmo. Aprendamos la dulce y reconfortante alegría de evangelizar, aunque parezca que el anuncio sea una siembra entre lágrimas (cf. Sal 126, 6). «Hagámoslo como Juan el Bautista, como Pedro y Pablo, como los otros Apóstoles, como esa multitud de admirables evangelizadores que se han sucedido a lo largo dela Historiadela Iglesiacon un ímpetu interior que nadie ni nada sea capaz de extinguir.

Sea ésta la mayor alegría de nuestras vidas entregadas. Y ojalá que el mundo actual –que busca a veces con angustia, a veces con esperanza– pueda así recibirla Buena Nueva, no a través de evangelizadores tristes y desalentados, impacientes o ansiosos, sino a través de ministros del Evangelio, cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo, y aceptan consagrar su vida a la tarea de anunciar el reino de Dios y de implantarla Iglesiaen el mundo». 

LITURGIA DELA PALABRA.

Lectura del profeta Ezequiel. Ez 18, 25-28

Esto dice el Señor: Comentáis: El camino del Señor no es justo. Escucha, casa de Israel: ¿Que no son justos mis caminos? ¿No son más bien vuestros caminos los que no son justos? Si el justo se aparta de su justicia para cometer la injusticia y en ella muere, muere por la injusticia que ha cometido. Y si el criminal se aparta de la injusticia que había cometido y practica el derecho y la justicia, salvará su vida. Ha abierto los ojos y se ha convertido de los delitos cometidos; por eso vivirá, no morirá. 

SALMO RESPONSORIAL (Ps 25)

Muéstrame tus caminos, Señor, enséñame tus sendas; guíame en tu verdad, enséñame; tú eres mi Dios y mi salvador, yo siempre espero en ti.
Acuérdate, Señor, de tu misericordia y tu bondad, que son eternas; olvídate de los pecados de mi juventud y de mis faltas; acuérdate de mí,  Señor, con misericordia y con bondad.

El Señor es bueno y recto y enseña el camino a los descarriados, conduce en la justicia a los humildes, enseña a los humildes su camino; Sugerimos cambiar la segunda lectura del día por esta de la primera carta del apóstol Juan 

Lectura de la primera carta del apóstol San Juan. 1 Jn. 1, 3-5 

Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros. Y nosotros estamos en comunión con el Padre y con su Hijo Jesucristo. Os escribimos esto para que nuestro gozo sea completo Este es el mensaje que hemos oído de él y que os anunciamos: Dios es Luz, en Él no hay tiniebla alguna. 

Lectura del santo Evangelio según San Mateo. Mt 21, 28-32

En aquel tiempo dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a lo ancianos del pueblo «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos; se acercó al primero y le dijo: Hijo, vete a trabajar hoy a la viña. Y él respondió: No quiero. Pero después se arrepintió y fue. Se acercó al otro hijo y le dijo lo mismo, y éste respondió: Voy, señor; pero no fue. ¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre?». Le contestaron: «El primero». Jesús dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas entrarán en el reino de Dios antes que vosotros. Porque Juan vino por el camino de la justicia, y no creísteis en él, mientras que los publicanos y las prostitutas han creído en él. Pero vosotros, aun viendo esto, no os habéis arrepentido ni creído en él». 

SUGERENCIA PARA UN SENCILLO COMENTARIO 

(A modo de homilía)

El Señor ha de abrirnos los labios para profesar la fe.

La fe -como el catecúmeno que la recibió en la entrega del Credo- ha de ser vivida, proclamada y profesada; no guardada y retenida "en el corazón" de modo privado e intimista, sino confesada abiertamente en el mundo. Recordemos las afirmaciones de Cristo: quien se avergüence de mí, de él me avergonzaré ante mi Padre, pero quien me confiese ante los hombres, yo lo confesaré ante mi Padre. Los labios quedan sellados ante el falso respeto, el qué dirán o qué pensarán, ante el clima laicista que agrede y nos acobarda. Pero la fe... la fe es para pregonarla desde las azoteas. No en vano, en cada Misa en rito hispano-mozárabe, al proclamar el Credo antes de comulgar se dirá: "Profesemos con los labios la fe que llevamos en el corazón".

Cada mañana el Oficio divino comienza: "Señor, ábreme los labios. Y mi boca proclamará tu alabanza". Ábranse nuestros labios para confesar las maravillas de Dios, ábranse para bendecir su nombre, ciérrense ante la queja, el reproche ante el Padre, la crítica y el juicio inmisericorde al prójimo.

Sintámonos fortalecidos por el Señor en esta etapa nueva que iniciamos en nuestra diócesis y que esta sencilla celebración que hacemos, sea un impulso nuevo y sostenido en este cuatrienio pastoral. 

MONICIÓN AL SIGNO 

En la Liturgia Bautismalhay un momento cuando el Celebrante hace mención al milagro de la curación del sordo mudo: “El Señor Jesús, que hizo oír a los sordos y hablar a los mudos, te conceda, a su tiempo, escuchar su Palabra y proclamar la fe”.

En efecto, el Bautismo nos ha liberado de la sordera para escuchar la voz de Dios y de la traba en la lengua para proclamar nuestra fe en El.

Por eso del Effetá- es actual para nosotros porque el Señor ha de abrirnos a nosotros los oídos para escucharla Palabra, acogerla como Santa María, y confrontar nuestra vida con ella, pues la fe viene por el oído, por la predicación. Dios continuamente habla, es elocuente, pero nos cuesta ser sensible a su Palabra, querer escuchar lo que Él está comunicando. Con razón el salmo invitatorio cada mañana dela Liturgiade las Horas nos recuerda: "Ojalá escuchéis hoy su voz, no endurezcáis el corazón" (Sal 94).

(Se puede seguir la fórmula siguiente si se hace el signo del “Effeta” a un grupo determinado o a todos los agentes de pastoral si no son muchos. Para ello se acercan al presidente, quien haciendo la señal de la cruz en los oídos y en los labios de cada uno, dice lo siguiente) 

Effetá: ábrete, . para que profeses la fe que has escuchado, para alabanza y gloria de Dios

(Se le entrega, a cada uno, el libro del “Plan Diocesano de Pastoral”) 

ORACIÓN “EFFETÁ”

(Una vez que estén todos en sus sitios, se hace la oración siguiente, alternando con el que preside según se indica.) 

+ Effetá ¡ABRETE! (En alta voz, el que preside) 

- Ven Espíritu Santo y ábrenos: Ábrenos a la realidad que vivimos para que podamos captar en ella la voluntad de Dios y seguirla. Danos un oído atento para escuchar tu Palabra con actitud de discípulo; unos labios de profeta para proclamar con fidelidad y coherencia lo que he visto y oído un corazón sensible a las necesidades de los hermanos más débiles y necesitados dela Buena Noticia. 

+ Effetá ¡ABRETE! (En alta voz, el que preside) 

- Ábrenos al espíritu de unidad y ayúdanos a trabajar juntos, apoyarnos, juntar esfuerzos, potenciarnos, que podamos dialogar, entendernos entre nosotros y aprovechar los tiempos de salvación que nos ofreces . 

+ Effetá ¡ABRETE! (En alta voz, el que preside) 

- Ábrenos al espíritu de fortaleza para que no nos achiquemos al ver el tamaño de la obra comparado con la pequeñez de los instrumentos y recursos. Que no nos cansemos en la espera y que nos le desanimemos en las adversidades, porque Tú estás apoyando a los que trabajan por el Reino. Que aprendamos de la paciencia y seamos fieles evangelizadores en este tiempo. 

+ Effetá ¡ABRETE! (En alta voz, el que preside) 

- Ábrenos al espíritu de alegría. Que gocemos de lo que has hecho en nosotros y con nosotros, que valoremos lo tenemos, los logros y podamos agradecerlos y celebrarlos como familia reunida enla Iglesiadel Señor 

+ Effetá ¡ABRETE! (En alta voz, el que preside) 

- Ábrenos al espíritu de amor que todo lo transforma, que todo soporta, que todo lo cree, que todo lo espera, que todo lo renueva. y que no pasa nunca. 

+ Effetá ¡ABRETE! (En alta voz, el que preside)

Amén 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 Por el Papa Benedicto, por nuestro Obispo Bernardo y por nuestro párroco……………………., para que el Señor los ilumine y fortalezca en la guía del Pueblo de Dios por los caminos de la paz. Roguemos al Señor

 Por los que ostentan alguna responsabilidad pública en nuestro mundo, para que se preocupen y ocupen de ser servidores de todos. Roguemos al Señor.

 Por los enfermos y empobrecidos de nuestra comunidad, para que encuentren en nosotros el rostro cercano y cariñoso del Dios que los quiere. Roguemos al Señor.

 Por los niños y niñas, adolescentes y jóvenes, adultos y ancianos de nuestra comunidad, para que junto con nuestro pastor, acojamos, trabajemos y comuniquemos con ilusión el Plan Diocesano de Pastoral y consigamos ser “Discípulos y Misioneros, aquí y ahora”. Roguemos al Señor. 

LITURGIA EUCARÍSTICA 

OFRENDAS

Te presentamos y ofrecemos Señor:

El PAN Y VINO, ellos será nuestro alimento espiritual y comunitario que acompañará y fortalecerá nuestro compromiso por acoger, trabajar y transmitir este PDP 

UNA MEMORIA USB, la memoria de Jesucristo que hemos hecho con el anterior plan……. 

UN RATÓN DE ORDENADOR¸ para ser guiados por Cristo, el Señor, por los caminos que Él desee, hasta el punto exacto donde quiera situarnos. 

ESTE MAPA MUNIDAL, EN QUE SE RESALTA NUESTRA DIÓCESIS, donde estamos llamados a ser misioneros de esta Nueva Evangelización.

EL CARTEL Y LOS MATERIALES DEL PDP, porque lo que hemos visto y oído queremos anunciarlo, como discípulos y misioneros, aquí y ahora. 

Otra propuesta que hacemos es la de utilizar la plegaría V/a, titulada “Dios, guía su Iglesia”, con prefacio propio. 

PADRE NUESTRO (Los agentes de pastoral podrían rodear el altar) 

BENDICIÓN Y DESPEDIDA 

CANTO FINAL: “Nos envías por el mundo”


Publicado por verdenaranja @ 21:57  | Liturgia
 | Enviar