Mi?rcoles, 28 de septiembre de 2011

ZENIT  nos ofrece las palabras que el Papa pronunció el domingo 25 de Septiembre de 2011 al concluirla Misa en el aeropuerto turístico de Friburgo, para dar paso al rezo mariano del Ángelus con los fieles allí congregados-

Queridos hermanos y hermanas

Después de esta Santa Misa vamos a rezar el Angelus. Esta plegaria nos recuerda siempre el comienzo histórico de nuestra salvación. El arcángel Gabriel presenta ala Virgen Maríael plan de la salvación de Dios, según el cual Ella se convertiría enla Madredel Redentor. María se turbó ante estas palabras, pero el Ángel la consoló diciendo: "No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios". De esta forma, María pronuncia el gran "sí". Este "sí" para ser sierva del Señor es la afirmación confiada al designio de Dios y a nuestra salvación. Y, finalmente, María nos dice este "sí" a nosotros, que bajo la cruz fuimos confiados como hijos suyos (cf. Jn 19, 27). Nunca pone en duda esta promesa. Por eso se le llama feliz, más aún, bienaventurada porque creyó en el cumplimiento de lo que le había dicho el Señor (cf. Lc 1, 45). Recitando ahora el Angelus, podemos unirnos al "sí" de María y adherirnos con confianza a la belleza del plan de Dios y de la providencia que Él, en su gracia, nos ha reservado. Entonces, el amor de Dios se hará casi carne también en nuestra vida, tomará cada vez más forma. En medio de todas nuestras preocupaciones, no debemos tener miedo. Dios es bueno. Al mismo tiempo, podemos sentirnos sostenidos por la compañía de tantos fieles de todo el mundo que ahora rezan el Angelus con nosotros, a través de la televisión y la radio.

[Copyright 2011 - ©Libreria Editrice Vaticana]


Publicado por verdenaranja @ 22:42  | Habla el Papa
 | Enviar