Jueves, 19 de enero de 2012

La paz, la caridad y la fe, de parte de Dios, nuestro Padre,  y de Jesucristo, el Señor, estén con todos vosotros.

- Hoy es domingo, el día del Señor, el día en que los cristianos nos reunimos como comunidad, convocados por Jesús. Desgraciadamente, no todos los cristianos llevamos el mismo nombre: católicos, anglicanos, ortodoxos, protestantes ... Por eso celebramos en estos días la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Uniéndonos a esta semana de oración,
pongamos hoy en primer término nuestro deseo y compromiso de caminar hacia la unidad, la unidad querida por el mismo Jesús.

A. penitencial: Comencemos nuestra celebración pidiendo perdón por tantas veces que no somos constructores de unidad y de comunión (silencio).

Tú, que no has venido a condenar sino a perdonar. SEÑOR, TEN PIEDAD.

- Tú, que has dicho que hay gran fiesta en el cielo por un pecador que se arrepiente. CRISTO, TEN PIEDAD.

- Tú, que perdonas mucho a quien mucho ama. SEÑOR, TEN PIEDAD.

1. lectura (Jonós 3,7 -5.7 O): La llamada a la conversión forma parte del núcleo de la experiencia cristiana: Dios nos pide que nos convirtamos. En el evangelio será Jesús
mismo quien nos invitará a cambiar nuestra vida y a creer en el Evangelio. Por eso ahora, en esta primera lectura, escucharemos también una llamada a la conversión: la que Dios dirigió a los habitantes de Nínive por boca del profeta Jonás.

2. lectura (7 Corintios 7,29-37): Escuchemos en esta segunda lectura el mensaje de san Pablo a los corintios, un mensaje dirigido también a nosotros: No podemos dejar pasar la oportunidad que Dios nos ofrece; ahora y aquí debemos vivir siguiendo el camino del Señor.

Oración universal: Presentemos ahora al Padre nuestras intenciones, pensando hoy especialmente en la unidad de los cristianos. Oremos diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

Por los cristianos de las diferentes confesiones. Que sepamos valorar lo que nos une, para poder así avanzar hacia la deseada unidad. OREMOS:

Por los pastores y los teólogos. Que trabajen para guiar al pueblo cristiano por el camino que lleva a la plena comunión en una sola Iglesia. OREMOS:

Por cada una de las comunidades cristianas. Que vivan también en su interior la experiencia sincera de la unidad y de la comunión. OREMOS:

Por nuestro mundo. Que avance por el camino del diálogo, la convivencia, el respeto, la solidaridad entre todos los ciudadanos y todos los pueblos. OREMOS:

Por todos nosotros. Que la Eucaristía que celebramos alimente nuestra fey nos ayude a vivir como hermanos. OREMOS:

Escucha, Padre, las oraciones de tus hijos, que quieren caminar unidos siguiendo a Jesús, nuestro Señor, que vive y reina contigo por los siglos de los siglos.

Prefacio de la Unidad de los Cristianos (Misal, póg. 924 o 946) .

Padrenuestro: Unidos con todos los cristianos de las diferentes confesiones, oremos a Dios, el Padre de todos, con las palabras que Jesús nos enseñó:

Despedida: Glorificad al Señor con vuestra vida. Podéis ir en paz.

 

CPL


Publicado por verdenaranja @ 16:41  | Liturgia
 | Enviar