Lunes, 19 de noviembre de 2012

 Desde caritas diocesana de Tenerife nos envían posibles moniciones para el primen domingo de Adviento - C - 2012

 Monición de entrada.

Bienvenidos todos a esta Eucaristía en este Primer Domingo de Adviento. Adviento abre un nuevo Año litúrgico. Durante cuatro semanas, cultivaremos especialmente la esperanza porque se anuncia ya la próxima venida del Señor.

En este Año de la fe, queremos que este Adviento avive, junto a la esperanza, la fe en un Dios que en Jesucristo nos ha mostrado su amor fiel y misericordioso. Una fe que nos lleva a vivir en el amor.

Precisamente, nuestra Iglesia Diocesana está celebrando los sesenta años de creación de Cáritas. En este primer domingo de mes, día de la Comunicación Cristiana de Bienes, estamos invitados a dar gracias al Señor por la entrega de tantos creyentes que con generosidad han compartido su dinero, su tiempo y su vida al servicio de los últimos y no atendidos.

[Puestos en pie, recibamos al sacerdote que preside nuestra Eucaristía]

Moniciones a las lecturas

- Jeremías reafirma su confianza en el Dios de las promesas. Escuchemos. 

- El primer escrito del Nuevo Testamento nos asegura que el Jesús, Señor, ha de volver rodeado de santidad. 

- Con un lenguaje apocaliptico, con imágenes muy fuertes, Lucas nos presenta la venida del Señor rodeado de poder y gloria. Un poder no destructivo sino curativo. Su gloria será nuestra gloria. 

Oración de los fieles

Para que el Señor nos colme de su gracia y de su amor, pedimos por nosotros y por las necesidades del mundo entero.

[Contestamos: ¡Ven, Señor Jesús!]

Por la Iglesia entera, nuestro párroco, nuestro Obispo, el Papa. Para que nunca falten pastores abnegados y profetas de esperanza. Oremos

Para que en todas las naciones prevalezcan el derecho y la justicia y vivan así tranquilos. Oremos

Para que los que más sufren por razones de salud o económicas o por desesperanza y tristezas encuentren en nosotros apoyo y consuelo. Oremos

Por todas las personas que en Cáritas o en otras organizaciones sirven a los hermanos solos y desamparados. Oremos

Para que todos nosotros hagamos de cada Eucaristía una Navidad actualizada. Oremos. 

Ven, Señor, Jesús, sana nuestras heridas y extiende sobre el mundo entero el manto de tu misericordia. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

[A la hora de proclamar el Credo se puede repartir, con su monición correspondiente, una pulsera de plástico con la palabra “Creo”, de venta en la red de la Librería Diocesana]

Al presentar la colecta y las ofrendas

Durante 60 años nuestras comunidades cristianas de Hierro, Gomera, La Palma y Tenerife, cada primer domingo hemos traído al altar la colecta fruto de nuestro compartir. Hoy también presentamos al Señor nuestra ofrenda junto con la entrega de tantos voluntarios y voluntarias que de una manera gratuita ofrecen su tiempo y sus cualidades al servicio de los hermanos solos y desamparados.

Presentamos el Evangelio de Lucas que es el Evangelio de la Misericordia, de la infancia de Jesús, de María y que proclamaremos durante este ciclo C.

Esta maceta a cultivar [o una flor], es símbolo de la esperanza que nos dan tantas personas con su entrega generosa.

Estas tres velas que traemos al altar expresan la luz de la fe que queremos reavivar en este Año de la fe; la esperanza por un mundo más justo y solidario que alienta a tanta gente que sirve a los más necesitados y el amor y entrega de los voluntarios y agentes de pastoral.

[Si parece oportuno, se puede recordar en el memento de difuntos a tanta gente que ha entregado su vida al servicio de los demás, con un recuerdo especial por nuestros Obispos Domingo, Luis y Felipe]

Acción de gracias después de la comunión

Gracias, Padre, por tanto amor y tanta generosidad de la gente de Cáritas durante estos sesenta años. 

Gracias, Señor Jesús, por tu entrega a los últimos porque tu vas delante, enseñándonos a vivir para los demás. 

Gracias, Espíritu Santo, porque tú alientas y fortaleces nuestra fe, nuestra esperanza y nuestro amor gratuito.


Publicado por verdenaranja @ 21:42  | Liturgia
 | Enviar