Jueves, 16 de mayo de 2013

Palabras del párroco de la parroquia de San José en San Juan de la Rambla, diócesis de Tenerife, publicadas en el programa de actos a celebrar durante el año 2013-2014 con motivodel cincuenta aniversario de la la erección de la parroquia.

Ayer, hoy y siempre, UNIDOS EN LA FE

En mitad de este Año de la Fe convocado para toda la Iglesia Universal, celebramos el 50 Aniversario de la declaración como Parroquia en nuestra comunidad de San José, en el municipio de San Juan de la Rambla. La vivencia de la Fe en nuestra tierra, sin embargo, se remonta a los primeros tiempos de la llegada del Evangelio a las islas. De hecho, durante varios siglos nuestra población celebró su fe en la iglesia matriz de San Juan Bautista, y la vinculación con ella ha continuado viva a lo largo de la historia, incluso cuando ya San José había sido constituida como iglesia parroquial. Debemos comprender la parroquia como un elemento de comunión, dentro de la iglesia universal.

Fijémonos en cómo se define en los principales documen­tos eclesiales:"La parroquia es una determinada comunidad de fieles constituida de modo estable en la Iglesia particular (Diócesis) cuya cura pastoral, bajo la autoridad del obispo diocesano, se encomienda a un párroco, como su pastor propio" (Código de derecho canónico)."Es el lugar donde todos los fieles pueden reunirse para la celebración dominical de la Eucaristía. La parroquia inicia al pueblo cristiano en la expresión ordinaria de la vida litúrgica, le congrega en esta celebración; le enseña la doctrina salvífica de Cristo. Practica la caridad del Señor en obras buenas y fraternas" (Catecismo de la Iglesia Católica).

La celebración del cincuentenario es, ante todo, celebración de la unidad, propia de la asamblea cristiana (de hecho, la palabra Iglesia significa asamblea) según el deseo de Jesucristo: "que todos sean uno"(Jn 17, 21). Al mismo tiempo, hacemos un reconocimiento a los antepasados que nos legaron la Fe, celebrándola en un principio en la iglesia matriz de San Juan, y al esfuerzo llevado a cabo para dejarnos nuestra propia iglesia parroquia de San José; todo ello nos lleva al compromiso por transmitir esta Fe a las siguientes generaciones. Así, el lema quiere hacer mención de esta continuidad "ayer, hoy y siempre..: al tiempo que el compromiso para que la Parroquia sea vínculo de unidad en la Fe.

Durante un año de celebraciones vamos a desarrollar diversos actos de culto, al tiempo que se llevarán a cabo algunas actividades de tipo socioreligioso. No se trata de realizar un mero programa de actos, sino que la comisión constituida para impulsar este cincuentenario, tiene como objetivo que la figura de San José, titular de nuestra parroquia, siendo un Santo universal, nos ayude a vivir esta unidad dentro de la diversidad. Es por ello que, por un lado, se realizarán actividades en el propio templo parroquial, y por otro lado, la imagen del santo peregrinará a diversos lugares de la jurisdicción parroquial.

Al mismo tiempo, extendemos la invitación a las comunidades parroquiales de nuestro entorno, para que, si lo desean, se unan a nuestra celebración durante este año, que transcurrirá entre mayo de 2013 y mayo de 2014; y ya que la devoción a San José, es universal, podamos todos los cristianos expresar la unidad que nace de la Fe en un único Señor Jesucristo.

Javier Cruz, cura-párroco


Publicado por verdenaranja @ 17:53  | Espiritualidad
 | Enviar