Viernes, 14 de junio de 2013

DOMINGO 11º DEL TIEMPO ORDINARIO C  

  MONICIONES

 

 

PRIMERA LECTURA

        En la primera Lectura, escuchamos cómo el profeta Natán pone al descubierto el pecado de David que, arrepentido, alcanza el perdón del Señor.

 

SALMO

        También nosotros somos pecadores, necesitados del perdón del Señor. Por eso decimos en el salmo: “Perdona, Señor, mi culpa y mi pecado”.

 

SEGUNDA LECTURA

        S. Pablo nos enseña ahora que el hombre no se santifica y se salva por cumplir las normas caducas de la Ley de Moisés, sino por adherirse a Jesucristo por la fe. De lo contrario, la muerte de Cristo sería inútil.

 

TERCERA LECTURA

        S. Lucas es el evangelista de la misericordia. En el Evangelio contemplamos cómo Jesucristo perdona a la mujer pecadora.

        Aclamémosle con el canto del aleluya.

 

COMUNIÓN

        La santa Misa es el banquete que el Padre del Cielo ofrece a sus hijos reconciliados con Él, por medio de Jesucristo, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

        ¡Demos gracias al Señor! ¡Dispongámonos a recibirlo!


Publicado por verdenaranja @ 20:59  | Liturgia
 | Enviar