S?bado, 21 de septiembre de 2013

DOMINGO 25º DEL TIEMPO ORDINARIO C 

MONICIONES

 

 PRIMERA LECTURA

        En la primera Lectura constatamos cómo el amor desordenado al dinero endurece el corazón del hombre, le cierra al sufrimiento de los demás y le lleva a cometer injusticias, incluso con los más pobres.

 

SEGUNDA LECTURA

        Orar por los que gobiernan y por todos los hombres es la recomendación que hace S. Pablo en esta lectura que vamos a escuchar.

 

TERCERA LECTURA

        En el Evangelio el Señor nos habla de nuestra relación con el dinero y los bienes materiales, y del uso que debemos a hacer de él. Acojamos con alegría su enseñanza, cantando el aleluya.

 

COMUNIÓN

        Para el cristiano Dios es su mayor riqueza y la fuente de todo bien. Sus mandatos son “más preciosos que el oro, más que el oro fino, más  dulces que la miel de un panal que destila”, como leemos en los salmos.

        Por todo ello, se fía plenamente de su palabra: "Buscad primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás vendrá por añadidura.


Publicado por verdenaranja @ 11:16  | Liturgia
 | Enviar