Viernes, 04 de octubre de 2013

DOMINGO 27º DEL TIEMPO ORDINARIO C 

MONICIONES

 

PRIMERA LECTURA

        El profeta entabla un diálogo con Dios ante la situación trágica de su pueblo. El Señor le pide paciencia, ya que su intervención llegará a la hora precisa. El justo ha de vivir con esa fe llena de esperanza

 

SEGUNDA LECTURA

        S. Pablo, desde la cárcel, anima a su discípulo Timoteo a vivir a fondo el don recibido y a ser valiente y comprometido en su trabajo apostólico. Escuchemos con atención esta exhortación, como Palabra de Dios dirigida a nosotros.

 

TERCERA LECTURA

        Jesús nos invita a confiar en la fuerza de la fe y a trabajar desinte-resadamente por el Reino de Dios.

        Acojamos la lectura del Evangelio cantando el aleluya.

 

COMUNIÓN

        En la Comunión el Señor nos da el alimento que necesitamos, para que crezca nuestra fe y para que seamos capaces de tomar parte en los duros trabajos del Evangelio, como escuchábamos en la segunda Lectura.

        Ojalá que, fortalecidos con este alimento, podamos decir al final de cada jornada: "Somos unos pobres siervos; hemos hecho lo que teníamos que hacer”.

 


Publicado por verdenaranja @ 22:52  | Liturgia
 | Enviar