Viernes, 25 de octubre de 2013

DOMINGO 30º DEL T. ORDINARIO  C

MONICIONES

 

 

PRIMERA LECTURA

        La primera Lectura es un canto a la eficacia de la oración. Cuando asciende al Cielo desde los labios de los pobres y humildes, siempre llega a su destino: el corazón misericordioso de Dios.

 

SEGUNDA LECTURA

        La Lectura de las cartas de S. Pablo a su discípulo Timoteo, que hemos venido escuchando los últimos domingos, termina hoy.

        Ante la proximidad de su muerte, el apóstol hace una preciosa síntesis de su vida, y nos transmite un mensaje de fortaleza y confianza en el Señor.

       

TERCERA LECTURA     

        En el Evangelio escuchamos la parábola del fariseo y el publicano.

        Aclamemos ahora a Jesucristo, manso y humilde de corazón, con el canto del aleluya.

 

COMUNIÓN

        Hemos de acercarnos a recibir al Señor con auténtica hambre de Dios, fruto de un corazón humilde y pobre, para que Él nos llene de su luz y de su fortaleza.


Publicado por verdenaranja @ 18:25  | Liturgia
 | Enviar