Lunes, 27 de enero de 2014

Reflexiones sobre la Pastoral de la Salud en la parroquia enviadas por el Delegado Diocesado de Tenerife con los materiales para su celebración el 16 de Febrero en nuestra diócesis.

ALGUNAS REFLEXIONES

SOBRE LA PASTORAL DE LA SALUD

EN LA PARROQUIA 

“En general, los enfermos no ocupan hoy en la parroquia el lugar que les corresponde, el que tuvieron en la vida de Jesús, en las primeras comunidades y en otras etapas de la vida de la Iglesia. En muchos casos, la atención a los enfermos se reduce a la administración de los sacramentos, olvidando la misión de curar que tiene la comunidad. Con frecuencia, los enfermos son sólo destinatarios de cuidados diversos, pero no se les integra como miembros activos de la propia comunidad. Las comunidades cristianas han de asumir su compromiso evangelizador en el mundo de la salud, han de ser comunidades que curan.

La acción de la parroquia con los enfermos ha de inspirarse en el primer evangelizador, en Cristo, que pasó curando y evangelizó curando: “Recorría ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, predicando el Evangelio del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias” (Mt 9,35). Ésta es nuestra tarea: entrar en la ciudad, en la sociedad de nuestros días, curar a los enfermos que haya en ella y desde esa acción curadora proclamar al hombre de hoy la cercanía de Dios.” (Documento “Los enfermos en la parroquia. Una prioridad”. Conferencia Episcopal Española)

 

Jesús ha confiado a su Iglesia la misión de asistir y cuidar a los enfermos. Todos los miembros dela Iglesiaparticipan de su misión, si bien cada uno ha de realizarla en función del carisma recibido y del ministerio quela Iglesiale ha encomendado, pero siempre corresponsablemente con los demás para así hacer transparente el verdadero ser dela Iglesia.

Sensibilizar a toda la comunidad cristiana es hoy una tarea prioritaria. Se trata de preocuparse de que la parroquia no olvide a los hombres y mujeres que sufren la enfermedad.

Durante años, la comunidad cristiana ha delegado a las personas, congregaciones o grupos de la comunidad que se ocupaban de los enfermos la misión de evangelizar curando. Ha terminado, en muchos casos, por vivir de espaldas a ellos, desconociendo sus problemas y perdiendo su capacidad de asistirles, cuidarles y ayudarles a vivir.

 

«Consideramos imprescindible en estos momentos la constitución de equipos de Pastoral de la Salud en las parroquias, no para desresponsabilizar al resto de los cristianos, sino precisamente para sensibilizar sobre su responsabilidad a toda la comunidad parroquial, y para servir de cauce principal a su acción pastoral en el campo de la salud y de la enfermedad.

Por ello, el equipo de Pastoral de la Salud no actúa a título particular, sino en nombre de toda la comunidad parroquial. Su objetivo no es estimular la caridad individual de los cristianos hacia los enfermos, sino promover el servicio sanador como un hecho comunitario, es decir, como un compromiso real y efectivo de toda la parroquia. Su presencia activa en el Consejo Pastoral Parroquial y su actividad en el interior de la parroquia están orientadas a ayudar a toda la comunidad a vivir responsablemente el mandato sanador de Jesús y el servicio a los enfermos.» (Congreso Iglesia y Salud, 1994)

 

Los enfermos, miembros de la parroquia, tienen múltiples necesidades y éstas piden ser atendidas desde diversos carismas o modalidades de servicio.

El equipo, como estructura pastoral, da estabilidad y continuidad a la pastoral parroquial y tiende a evitar las improvisaciones y la dispersión individualista. Lo que hacen los visitadores o agentes de Pastoral dela Saluddebe ser testimonio del amor fraterno no sólo de ellos, sino de toda la parroquia.

El equipo brinda también a sus miembros la oportunidad de una constante comunicación, enriquecimiento, sana crítica y puesta a punto.

¿Qué ha de hacer el equipo de Pastoral de la Salud en la parroquia? Entre las tareas fundamentales del equipo parroquial de Pastoral de la Salud señalamos las siguientes: 

1. Conocer a los enfermos

2. Acercarse a los enfermos

3. Servir a los enfermos

4. Ayudar a las familias

5. Sensibilizar a la comunidad parroquial

6. Coordinar la Pastoral de la Salud

 

Para la conformación del equipo parroquial de Pastoral dela Salud sería conveniente seguir los siguientes pasos: 

-        Sensibilizar a la comunidad parroquial y presentar las cosas de manera seria y convincente; informar de lo que esla Pastoral dela Salud y pedir colaboraciones concretas y fáciles de realizar, sobre todo al comienzo.

-        Conectar con cristianos en los grupos de catequesis de adultos, entre los jóvenes de postconfirmación, entre mujeres que tengan tiempo disponible, entre jubilados que pueden realizar todavía un trabajo importante, entre religiosas y religiosos que puedan encontrar un hueco para comprometerse en este campo.

-        Comenzar las primeras reuniones para establecer unos objetivos iniciales sencillos y concretos que, en la mayoría de los casos, serán de formación y acción.

-        Establecer contacto conla Delegación Diocesana de Pastoral dela Salud y pedir su colaboración para emprender la marcha.

 


 | Enviar