Viernes, 04 de julio de 2014

DOMINGO 14º DEL T. ORDINARIO A   

MONICIONES

 

 

PRIMERA LECTURA

                    Escuchamos en la primera lectura una invitación a la alegría, porque la salvación nos viene de un Rey, que es manso y humilde de corazón.

 

SALMO

                    Con el salmista cantamos a nuestro Dios, que es Rey clemente y misericordioso.

 

SEGUNDA LECTURA

Durante los domingos de este mes de Julio, vamos a escuchar fragmentos del capítulo octavo de la Carta que S. Pablo dirigió a los cristianos de Roma. Se trata de una exhortación a vivir movidos por el Espíritu Santo, ya que por el Bautismo fuimos llamados a participar de la vida nueva de Cristo.

 

TERCERA LECTURA  

                    Jesús se nos muestra en el Evangelio como el Hijo de Dios, que es el  único que conoce al Padre. Y, al mismo tiempo, como el Mesías-Rey, que es manso y humilde de corazón, y que nos invita a acercarnos a Él para que en Él, encontremos nuestro descanso.

Aclamémosle ahora con el canto del aleluya.

 

COMUNIÓN

                    Al acercarnos a comulgar debemos recordar las palabras del Señor: "Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré". Vayamos, pues, al Señor para acogerle y sentirnos acogidos por Él, y pidámosle un corazón semejante al suyo.

 


Publicado por verdenaranja @ 22:05  | Liturgia
 | Enviar