Domingo, 20 de julio de 2014

CARTA PASTORAL COLECTIVA DEL EPISCOPADO VENEZOLANO  CON MOTIVO DE LOS 150 AÑOS DEL NACIMIENTO DEL VENERABLE DR. JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ CISNEROS 

 

INTRODUCCIÓN

1. Con mucha alegría los Arzobispos y Obispos de Venezuela nos dirigimos a todos los habitantes de la patria con motivo de los 150 años del nacimiento del Venerable Dr. José Gregorio Hernández Cisneros que se cumplirán el próximo 26 de octubre. Todos nos sentimos identificados con su vida, su ejemplo y su fe profunda que lo convierte en el médico de los pobres.

2. La Iglesia nos recuerda constantemente que todos los bautizados estamos llamados a la santidad. Nos invita a cada uno a responder a esta sublime vocación. Además promueve los ejemplos de vida cristiana para su imitación y llega, a través de serias investigaciones a reconocer oficialmente la santidad de algunos de sus miembros.  El más conocido de esos ejemplos y el más querido por los venezolanos es el del Venerable Dr. José Gregorio Hernández Cisneros: ilustre venezolano, cristiano ejemplar, médico y formador de juventudes en las aulas universitarias. 

MÉDICO DE LOS POBRES Y CRISTIANO EJEMPLAR

3. El Dr. Hernández nació en el seno de una familia cristiana en Isnotú, pequeño pueblo del Estado Trujillo,  el 26 de octubre de 1864. Terminó su bachillerato en Caracas. Con honores, se graduó de médico en la Universidad Central de Venezuela en 1888. Tuvo la oportunidad de especializarse en medicina experimental  en  la Universidad de La Sorbona, en París, Francia. A su regreso a Venezuela fundó en la Universidad las cátedras de  Fisiología, Histología y Bacteriología. Modernizó las técnicas de diagnóstico y los estudios médicos con los últimos adelantos de la época. Gracias a él y a otros médicos de su generación, la medicina en Venezuela fue ejemplo y pionera en América Latina.

4. José Gregorio se destacó por la práctica de las virtudes humanas y cristianas.  Honrado, generoso hasta el extremo, puntual y abnegado, preocupado por el mejoramiento de sus alumnos y de contribuir con su ciencia a hacer una mejor Venezuela, siempre con naturalidad y alegría. Su fe católica se manifestó en el cumplimiento virtuoso y esmerado de sus tareas y responsabilidades como hijo, hermano, estudiante, médico, investigador, profesor universitario y excelente ciudadano. Como consecuencia de su fe estuvo disponible para cumplir la voluntad de Dios especialmente en la práctica de la caridad, pues veía a Cristo presente en sus enfermos. Los atendió a todos sin distinción, pero con especial solicitud a los más desposeídos y necesitados, viviendo así  la opción evangélica por los más pobres. Tuvo una especial devoción a la Virgen Santísima, madre de Jesucristo a quien se encomendaba todos los días.

5. Se empeñó desde niño y adolescente en prepararse cada vez mejor; y como médico, profesor e investigador y generoso colaborador de todos, fue y es un ejemplo auténtico y emblemático de ciudadanía. En el ejercicio de su profesión, puede ser considerado como un evangelizador de la cultura. A la vez, su vivencia religiosa como católico, su ardiente amor a Dios en la Eucaristía y al prójimo, es  ejemplo para los cristianos de todo tiempo. De hecho, su muerte, acaecida el 29 de junio de 1919, lo sorprendió cuando iba a llevar las medicinas que él mismo  había recetado  a una señora enferma que estaba atendiendo. Sus exequias fueron reconocimiento público de su bondad como cristiano y como médico. 

AÑO CELEBRATIVO 2014

6. Interpretando el sentimiento y la devoción de todos los venezolanos, en Enero pasado, la Conferencia Episcopal Venezolana, con ocasión de los 150 años de su nacimiento, decretó un Año Celebrativo especial. Por ello, decidió constituir una Comisión Nacional para la Celebración de los 150 años del nacimiento del Dr. José Gregorio Hernández.  Está integrada por varios Obispos, personalidades del mundo académico, del gremio médico y universitario, de los medios de comunicación.

7. En sintonía con lo que muchos fieles desean, la Comisión Celebrativa estableció tres objetivos: dar a conocer la vida del Dr. José Gregorio Hernández como cristiano y ciudadano ejemplar; obtener el mayor número posible de testimonios de posibles milagros para su estudio, y crear el clima de oración para obtener de Dios la gracia de su beatificación.

8. La Comisión  celebrativa ha desarrollado actividades de diversos tipos en torno a la fecunda vida del Dr. José Gregorio Hernández, dentro del mundo universitario, educativo, cultural, profesional, comunicacional y eclesial con entusiasta participación y capilar influencia en innumerables personas. Muchas de ellas, según sus posibilidades, multiplican las actividades e iniciativas en este año tan especial.

9. Invitamos a las Diócesis, Parroquias y Congregaciones religiosas, a los responsables de la educación básica y universitaria, a los dirigentes gremiales, a organizar en  este tiempo, y sobre todo alrededor del día natalicio, iniciativas concretas en relación al Año celebrativo. 

ALGUNOS ASPECTOS SOBRE LA CAUSA DE BEATIFICACIÓN

10. Todos estamos comprometidos en seguir promoviendo de muchas maneras su beatificación. Al ser declarado Venerable por la Iglesia en Enero de 1986 se reconoció que José Gregorio vivió heroicamente la fe, la esperanza y la caridad y las demás virtudes cristianas. En esta declaración se puso además de manifiesto la extendida fama de santidad del Dr. Hernández como lo llaman en otros países hermanos.

11. Recordamos a todos que en la Iglesia Católica la declaración de la santidad de una persona corresponde solamente al Papa. Mientras la persona no haya sido beatificada, no se le puede rendir culto público. Animamos a los sacerdotes y a todos los agentes de pastoral a evitar que cualquier tipo de imagen o representación esté presente en los templos católicos, hasta tanto no sea declarado oficialmente beato.

12. Aprovechemos todas las acciones litúrgicas para pedir la gracia de la pronta glorificación del Dr. José Gregorio Hernández. Recomendamos a los sacerdotes sustituir las misas de “acción de gracias” al Dr. José Gregorio Hernández por misas en las que se pida “por su pronta beatificación”. De la misma manera, incluirla siempre en la Oración de los fieles. Se pueden también organizar grupos de oración por la salud y sanación de los enfermos, poniendo por intercesor ante la Trinidad al Dr. José Gregorio Hernández. En definitiva, imploremos con fe a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo que nos conceda ese gran don para su gloria y para bien de nuestra patria. 

NECESIDAD DE PRESENTAR UN MILAGRO

13. Para que se proclame beato al Dr. José Gregorio Hernández se requiere comprobar ante la Congregación para las Causas de Santos  en Roma,  que se ha producido un milagro. Debe ser un hecho extraordinario, instantáneo, objetivo y absolutamente inexplicable desde el punto de vista médico, obra de Dios como fruto de la oración de muchas personas a través de José Gregorio.

14. A quienes estén  en conocimiento de algún posible milagro acaecido por invocar al Venerable Dr. José Gregorio Hernández, les pedimos y agradecemos que envíen un relato sencillo, claro y preciso de lo ocurrido, donde expliquen qué sucedió antes y después,  y quiénes acudieron a la intercesión del Dr. José Gregorio Hernández y si fue una petición exclusiva a él. Hay que incluir siempre en el relato las fechas, los datos de las personas, hechos y acompañarlo, si es posible, de la documentación pertinente. Lo pueden entregar a sus párrocos, sus obispos diocesanos, o enviarlos directamente a VICEPOSTULACION DR. JOSÉ GREGORIO HERNÁNDEZ. PALACIO ARZOBISPAL DE CARACAS, ESQUINA DE GRADILLAS, PLAZA BOLÍVAR, APARTADO 954, CARACAS 1010-A. Pueden escribir sus relatos también a la siguiente dirección electrónica: E-mail: [email protected]Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. m.

15. Queridos hermanos y hermanas: todo testimonio sobre la acción de Dios a través de José Gregorio tiene importancia. Es expresión de lo que Dios hace un cada uno. Por tanto, les rogamos que envíen sus relatos para la gloria de  Dios,  para el avance del proceso de beatificación del Venerable, y para la alegría de los venezolanos creyentes en Jesucristo. En ningún caso se exige pago alguno por esto. 

CONCLUSIÓN

16. Junto a la alegría y el gozo de la celebración del 26 de octubre  en el año celebrativo, destacamos que este proceso de beatificación que la Iglesia Católica lleva adelante, nos ayudará a todos a amar y conocer más a Jesucristo como el Dr. José Gregorio Hernández. Es un ejemplo muy estimulante para los jóvenes y los niños de nuestro país, ejemplo de fraternidad y unidad, por hacer el bien a todos sin distinción. La veneración en Venezuela de la vida y obra del Dr. José Gregorio Hernández será un impulso para la unión de todo el pueblo venezolano.

17. Con motivo de este aniversario, los Arzobispos y Obispos de Venezuela, junto con el Arzobispo de Caracas, promotor oficial de la Causa de Canonización del Dr. Hernández, nos uniremos a las celebraciones y demás eventos que tendrán como objetivo impulsar la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández.

18. Imploramos de Nuestra Señora de Coromoto, patrona de Venezuela, que interceda ante la Trinidad Santa para que muy pronto podamos tener la alegría de la beatificación y canonización del Venerable Dr. José Gregorio Hernández. 

Con nuestra afectuosa bendición, 

Los Arzobispos y Obispos de Venezuela

Caracas, 11 de julio de 2014


Publicado por verdenaranja @ 20:09  | Hablan los obispos
 | Enviar