Viernes, 01 de agosto de 2014

DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO  18 º A

 MONICIONES

 

 

PRIMERA LECTURA

Escuchemos un texto del Profeta Isaías, en el que Dios invita a comer y a beber a los hambrientos y sedientos; ofrece gratis un alimento que puede saciar de verdad el hambre más profunda de la persona; Un alimento que da vida. Es una profecía que nos remite al alimento que Jesús dará a los discípulos y nosotros cada día, en la Eucaristía.

        

SALMO

         En el salmo proclamamos la bondad de Dios que alimenta y cuida a todo viviente.

 

SEGUNDA LECTURA

         Las palabras de S. Pablo que vamos a escuchar, son la conclusión, el resumen,  de lo que hemos venido escuchando estos domingos de su carta a los romanos. ¿Seríamos nosotros capaces de decir lo mismo?

 

TERCERA LECTURA

Jesús se preocupa, ante todo, de la situación de la gente que le busca y le necesita, hasta el punto de realizar la multiplicación de los panes y los peces.

Pero antes de escuchar el Evangelio, cantemos, de pie, el aleluy a.

 

COMUNIÓN

         En la Comunión Jesús nos ofrece un pan distinto, el Pan del Cielo. Pidámosle que nos dé siempre de ese Pan para que fortalecidos por Él, seamos capaces de trabajar por el bien material y espiritual de nuestros hermanos.

 


Publicado por verdenaranja @ 20:24  | Liturgia
 | Enviar