Viernes, 15 de agosto de 2014

  SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN   

MONICIONES 

 

PRIMERA LECTURA

          Dentro de un lenguaje simbólico, propio del libro del Apocalipsis, se nos presenta ahora una visión de la Iglesia, que lucha y que triunfa sobre el enemigo y sobre el mal.  María es figura y primicia de esa Iglesia que un día será glorificada.

 

SALMO                  

El salmo responsorial que hoy recitamos, contempla y proclama la gloria de la Virgen María en el cielo, donde vive para siempre junto a Dios, como la reina de una antigua corte real.

 

SEGUNDA LECTURA

          Entre la glorificación de Cristo y de todos los cristianos cuando Él vuelva, se sitúa la glorificación de María, llevada en cuerpo y alma al Cielo. Es la solemnidad que hoy celebramos. Escuchemos.

 

TERCERA LECTURA

          En la Asunción de María llegan a su punto culminante las palabras de su célebre cántico: “Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí.

 

COMUNIÓN

          El Banquete de la Eucaristía en el que participamos ahora, es un anticipo del Banquete festivo del Cielo, hacia donde nos dirigimos como peregrinos; y al mismo tiempo, es garantía de nuestra futura resurrección.

          Ojalá participemos siempre de la Eucaristía como lo hacía María, la Madre del Señor.


Publicado por verdenaranja @ 12:07  | Liturgia
 | Enviar