Viernes, 12 de junio de 2015

DOMINGO 11º DEL TIEMPO ORDINARIO B

 MONICIONES 

 

PRIMERA LECTURA

               El profeta anuncia los tiempos mesiánicos mediante la imagen de una rama del “alto cedro”, que se convertirá en un cedro grande y fuerte, porque Él “humilla los árboles altos y ensalza los árboles humildes”. 

 

SEGUNDA LECTURA

        Nos dice S. Pablo que los cristianos tenemos una seguridad tan grande en los bienes del Cielo, “que preferimos desterrarnos del cuerpo y vivir junto al Señor”. Y “en destierro o en patria, nos esforzamos por agradarle”. 

 

TERCERA LECTURA

          Nos dice el Evangelio que Jesús “les exponía la Palabra, acomodándose a su entender. Todo se los exponía en parábolas, pero a los discípulos se lo explicaba todo en privado”.

          Aclamémosle ahora con el canto del aleluya. 

 

COMUNIÓN

        Con unos medios sencillos, pobres y frágiles, el Señor nos hace llegar sus dones. Es lo que sucede ahora, en la Comunión: bajo las especies de pan y de vino, recibimos el Cuerpo y Sangre de Cristo, que, de este modo, nos alimenta y fortalece, para que demos fruto abundante.

 


Publicado por verdenaranja @ 15:58  | Liturgia
 | Enviar