Viernes, 31 de julio de 2015

DOMINGO 18º DEL TIEMPO ORDINARIO B 

MONICIONES 

 

 PRIMERA LECTURA

                  Se nos narra en la primera lectura cómo Dios alimenta a su pueblo en el desierto, rumbo a la tierra prometida. El maná es figura de Cristo, verdadero Pan del Cielo. Escuchemos. 

 

SEGUNDA LECTURA

                  S. Pablo nos recuerda, en esta segunda lectura, algo fundamental: Ser cristiano es ser diferente. Es algo que nos distingue del que no lo es; algo que tiene que notarse en nuestra  vida de cada día. 

 

TERCERA LECTURA

                  La gente, después de ser alimentada por el Señor, en la Multiplicación de los Panes, le busca. Y Él comienza a hablarles de otra comida: el Pan del Cielo.

                  Aclamémosle ahora todos juntos con el canto del aleluya. 

 

COMUNIÓN

                  En la Comunión recibimos a Cristo, verdadero Pan del Cielo. Digámosle como aquella gente que le escuchaba: “Señor, danos siempre de este Pan”.

 


Publicado por verdenaranja @ 14:58  | Espiritualidad
 | Enviar