Viernes, 21 de agosto de 2015

  DOMINGO  21º DEL TIEMPO ORDINARIO B  

 MONICIONES 

 

PRIMERA LECTURA

         Después de su larga peregrinación por el desierto, el pueblo de Israel llegó a la Tierra Prometida y se estableció allí. Empezaba una nueva etapa de su historia. Y en esta nueva etapa los israelitas deben escoger qué camino van a seguir. Escuchemos. 

 

SALMO

         El salmo nos invita un domingo más a admirar y alabar la bondad de Dios que nos da el Pan del Cielo. Cantamos: "Gustad y ved qué bueno es el Señor". 

 

SEGUNDA LECTURA

         La unión del hombre y la mujer en el matrimonio cristiano es fuerte y profunda. San Pablo la compara con la que existe entre Jesucristo y la Iglesia. En este contexto han de entenderse sus expresiones. 

 

TERCERA LECTURA

         Terminamos hoy la lectura del capítulo sexto del Evangelio de S. Juan, que hemos venido escuchando durante los últimos domingos. Contemplemos hoy la distinta reacción que producen sus palabras en aquellos que le escuchan.

         Aclamemos a Cristo, Pan de Cielo, con el canto del aleluya. 

 

COMUNIÓN

         La Comunión de hoy es una invitación a dar gracias a Dios, nuestro Padre, porque nos ha concedido el don de llegar hasta Cristo, Pan de vida, de conocerle  y de permanecer con Él. Ojalá que también nosotros podamos decirle como S. Pedro: "Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios".        


Publicado por verdenaranja @ 18:11  | Liturgia
 | Enviar