Viernes, 18 de septiembre de 2015

DOMINGO 25º DEL TIEMPO ORDINARIO B  

MONICIONES                                     

 

 

PRIMERA LECTURA

         La presencia del justo es incómoda, porque es una acusación continua para los malvados, que estos no pueden soportar. Para que sus malas obras no sean puestas en evidencia, prefieren liquidar al inocente. Es lo que sucede con Jesucristo. Escuchemos ahora esta lectura  profética 

 

SEGUNDA LECTURA

         La ambición y la codicia, el afán desordenado de tener y de ser más que los demás, es fuente de discordia y veneno que corroe a las personas y a los grupos. Es el querer ser el más importante, que enemistaba a los discípulos y que Jesús quería corregir tal como nos recordará el Evangelio que después escucharemos. 

 

TERCERA LECTURA

Acojamos la Palabra de Jesucristo en el Evangelio: Él no ha venido para que le sirvan sino para servir y dar su vida en rescate por todos.                                      

Aclamémosle ahora con el canto del aleluya. 

 

COMUNIÓN

         En la Comunión recibimos a Jesucristo que ha renovado entre nosotros su entrega salvadora, su servicio supremo. Que Él nos ayude a seguir su ejemplo de servicio y entrega al Padre y a los hermanos, especialmente, a los más débiles.


Publicado por verdenaranja @ 17:21  | Espiritualidad
 | Enviar