Martes, 08 de diciembre de 2015

 Por gentileza de Carlos Peinó Agrelo. Peregrino. Cursillista. Ex-Notario Adjunto Tribunal Eclesiástico (Archidiócesis de Madrid, España) Causa de Canonización de Manuel Aparici. Colaborador en la redacción de la Positio super virtutibus, Ex-Vice Postulador de su Causa, etc. 

EL ALMA DE TODO APOSTOLADO 

            Todo lo que vas a leer está tomado de las «Notas y Escritos Manuscritos», sin fecha, de Manuel Aparici. Muchos de ellos están incompletos. Por otro lado decirte que no todos están transcritos íntegramente, pero lo trascrito si lo está en su literalidad. 

            I.          MÁXIMAS          «Un Centro no muere cuando ha encontrado un joven que quiera morir por él». 

         «Cuando lleves en tu corazón a todos lo jóvenes de tu Parroquia el Señor te dará brazos para llegar hasta ellos». 

         «Un pecado en un dirigente es una sombra de pecado en todos los dirigentes». 

         «El que no llora por las almas que se pierden no es apóstol». 

         «Hay que sembrar a Cristo en la calle con la propia sangre».

 

         III.     EXALTACIÓN DE LA MISIÓN APOSTÓLICA SACRIFICIOS Y ALEGRÍAS DEL APOSTOLADO 

         1.           ¿Qué es apostolado? 

         a)       Sólo hay uno: el de los Apóstoles y sus sucesores, los demás son participados. 

         b)       Pero el de los Obispos y sus coadjutores, clérigos y seglares, es semejante al de Cristo: «Así como el Padre me envió, yo también os envío a vosotros». 

         2.           Luego si contemplamosla Misión de Cristo, podremos conocer mejor la nuestra y los sacrificios y alegrías que van unidos a ella.

 

         Misión de Cristo. 

         El Padre envía a su Hijo «resplandor de su gloria y como sello de su sustancia» (Hebreos) unido hipostáticamente a la naturaleza formada por el Espíritu Santo en las entrañas virginales de María. 

         Se envía para su gloria, que es el único fin posible de toda acción  ad-extra de Dios. 

         IV.     ¿QUÉ ES SER APÓSTOL? 

Vivir en Él y para el Amor Divino. 

¿Cómo se forma un apóstol?: A mí el último de los fieles se me ha dado esta gracia de anunciar a todas las gentes las riquezas imposibles de rastrear de Jesucristo. 

Conociendo: las riquezas de Jesucristo. 

Por el estudio y la oración ligadas a la obra. 

Tenéis que conocer y saborear lo que Cristo Nuestro Señor ama a los jóvenes. 

Porque toda vuestra misión es darles a conocer ese amor. 

¿Cómo lo conoceréis? Ahondando. 

No formar apóstoles como si fueran alféreces provisionales. 

 

            VI.       IMPOSICIÓN DE INSIGNIAS 

            No más imposición de insignias, que son sólo cruz por fuera; no más reuniones apostólicas en las que se llama locura y escándalo a la cruz; no más apostolado sin sangre de sacrificio.

 

         VII.    LA CONTRADICION Y LA CRUZ DEL FRACASO

                   EN EL APOSTOLADO 

         La abnegación. Ley de la santidad y la santidad alma de todo apostolado.        

         Cruz 

         Del aparente despegue de los suyos. 

         Deja a los muertos que entierren a los muertos. 

         De la austeridad y la pobreza. 

         Las raposas tienen madriguera y las aves del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene donde reclinar su cabeza. 

         Del despego a los propios criterios. 

         El que vuelva los ojos atrás... 

         Del despego de la satisfacción de las necesidades materiales. 

         Descanso, hambre, sed, etc. 

         De la persecución de los hipócritas. 

         Sabemos que eres veraz. Moisés manda apedrear. ¿Es lícito pagar tributos? 

         De la separación de los suyos. 

         Mulier non novi illum. Del abandono: 

         De los discípulos y amigos. 

         Del Padre: "Deus, Deus meus, tu quid dereliquisti me? Obispo, Párroco, Consiliario, Superiores.

 

         VIII    APOSTOLADO DE DIEZ AÑOS 

         Una actuación de apostolado de diez años en una obra juvenil en el encargado de presidirla debía de imprimir un sello en su alma. 

        La Jerarquíale señaló un fin y unas normas generales de actuación. 

         El fin: la restauración del Reino de Cristo. 

         Los medios: la adhesión ala Jerarquíapor la fe, la esperanza y la caridad. 

         Por ser obra de jóvenes, la actuación debía de encaminarse al mañana. Toda actuación que se ha de lograr en el mañana supone la concepción de un Ideal a cuya consecución se ordena esa actuación. 

         Por desarrollarse en el plano nacional tenía que estudiar las posibilidades en orden al reino de Cristo de la juventud de esa nación en el mañana, o sea, el Ideal colectivo o nacional de esa juventud. 

         ¿Qué es un Ideal? La concepción de un bien difícil de conseguir, pero posible, claramente percibido por la inteligencia y fuertemente amado por la voluntad, a cuya consecución se sacrifica todo, hasta la propia vida. 

         El perseguir un bien supone que es superior al propio bien. Por eso el único Ideal que se podía proponer a la Juventudde Acción Católica de España era salvar al mundo, pues salvar a España no aparecía a sus ojos como difícil, puesto que era lo que cada día estaban haciendo, pues cada joven que ganaban era una victoria parcial que les certificaba de la posibilidad y facilidad relativa de la Empresa; y tampoco era, salvar a España, superior al propio bien, ya que esta España cristiana la poseían en esperanza y en deseo. El Ideal es siempre superior al «yo», si no lo fuera no se sacrificaría el «yo». Luego necesariamente el Ideal de una Cristiandad española 25 que mira al mañana habría de ser hacer posible la consecución del Bien Supremo a algo superior a España: el Supremo Bien es el reino de Cristo; lo superior a España, el mundo. 

         ¿Qué restaba? Pulsar el corazón para ver si esa juventud estaba dispuesta a sacrificar la vida por el Ideal, y que ese Ideal fuera bendecido por Dios. 

         El Ideal fue bendecido por un Cardenal Primado de España, un Cardenal Pro-Nuncio Apostólico de S.S. en España, el Cardenal Secretario de S.S., Eugenio Pacelli y luego Papa Pío XII, el General dela Compañíade Jesús, el General de los Dominicos, el Cardenal Primado dela Argentinay finalmente el Papa Pío XI. 

         El corazón de los Jóvenes de Acción Católica Española. 

         A principios de 1936 al joven Presidente, que de rodillas había recibido la bendición del Papa parala Empresa, le llamaban visionario y loco porque creía en la capacidad de la juventud española ayudada de la gracia de Dios. 

         En 1941, 7.000 mártires y 2.000 vocaciones, jóvenes que lo sacrificaban todo, hasta la vida, decían que el loco y el visionario no era aquel joven Presidente, sino los que habían dudado del poder de la gracia obrando en el alma de la juventud española. (Esto dijo el limo. Sr. Don Hernán Cortés, Vicario General de Zaragoza y ex-Consiliario del Consejo Superior dela Juventudde Acción Católica Española, cuando aquel joven ofrendó su insignia ala Virgendel Pilar). 

 

Carlos Peinó Agrelo

Peregrino. Cursillista. Ex-Notario Adjunto Tribunal Eclesiástico (Archidiócesis de Madrid, España) Causa de Canonización de Manuel Aparici. Colaborador en la redacción de la Positio super virtutibus, Ex-Vice Postulador de su Causa, etc.


Publicado por verdenaranja @ 23:49  | Espiritualidad
 | Enviar