Viernes, 14 de octubre de 2016

DOMINGO 29º DEL TIEMPO ORDINARIO C      

MONICIONES 

 

PRIMERA LECTURA

          Contemplamos ahora una escena del Antiguo Testamento. El avance o retroceso de la lucha del ejército de Israel contra Amalec, depende, en cada momento, de la oración insistente de Moisés en lo alto de la montaña. Escuchemos con atención. 

 

SALMO

          En medio de las dificultades, el creyente conoce una fuerza y una ayuda superior: el auxilio del Señor que hizo el cielo y la tierra. 

 

SEGUNDA LECTURA

          S. Pablo manda a su discípulo Timoteo que alimente su fe con la lectura de la Sagrada Escritura, y le ordena solemnemente, en nombre de Cristo, que no decaiga en la proclamación de la Palabra de Dios. 

 

TERCERA LECTURA

          En el Evangelio el Señor nos recomienda que oremos con insistencia y sin desanimarnos. Y lo ilustra con una parábola.

          Aclamémosle ahora con el canto del aleluya. 

 

COMUNIÓN

          La Eucaristía es la gran oración de la Iglesia. Ahora recibimos al mismo Cristo, y tenemos la oportunidad de presentarle, de la mejor manera, nuestra oración, nuestras peticiones, por la Iglesia que avanza en la realización del plan de Dios en el mundo.

         

 

 


Publicado por verdenaranja @ 22:57  | Liturgia
 | Enviar